Acerca de casofran

me persiguen, me han tirado de la universidad por maltratar a sanchez del metro y a pastor

Así te están subiendo los precios de todo, incluso cuando crees que los bajan

Hay una técnica comercial, a la que se denomina miseria calculada, que es demasiado frecuente en nuestras vidas. Y nos conduce a un grave problema socia

https://blogs.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/tribuna/2018-09-18/alimentacion-sanidad-vivienda-miseria-calculada_1617150/
l

Un profesional jubilado me contaba recientemente que suele reunirse con un grupo de amigos una vez al mes. Todos ellos gozan de un nivel económico alto, trabajan en puestos directivos y tienen hijos en edades universitarias que, sin excepción, están estudiando fuera. Nada de Erasmus; cursan íntegramente sus carreras en centros de prestigio del extranjero. Es una estrategia de inversión con un valor claro en nuestro tiempo: conocen otros entornos, trazan otras relaciones, se les abren puertas laborales fuera de España pero, sobre todo, adquieren una credencial académica que sí les va a resultar útil. El título de una universidad española, tiene una validez limitada en este nuevo mercado laboral, también en nuestro país. La diferencia entre, por ejemplo, poseer una titulación de una universidad de provincias mal situada en los rankings educativos y una de la Autónoma de Madrid o Barcelona, es mucho menor que entre estas y Harvard o cualquier otro centro internacional prestigioso. Las clases altas, conocedoras de las nuevas exigencias para la circulación en el circuito global y poseedoras de los recursos necesarios para que sus descendientes entren por esas puertas, están enviando a sus hijos a universidades que les aportan las credenciales y las conexiones precisas para que triunfen.

Por supuesto, este giro educativo significa que mucha menos gente va a poder disponer de los títulos apropiados, los que de verdad dan trabajo, ya que no disponen del nivel material necesario para alcanzar esa formación académica. Y eso es un problema hoy, ya que se valora cada vez más el lugar en el que se estudió que la licenciatura que se posee. Lo paradójico es que, en este escenario, esos títulos universitarios locales, los que se devalúan, están aumentando sus precios. Lo cual significa que es más caro conseguir un título, que además tiene menor valor. En otras palabras, pagamos más por menos.
Las buenas casas (y las otras)

La educación es un buen ejemplo del giro social en el que estamos inmersos, como lo es la vivienda. Pasamos de generaciones que podían comprar sus pisos y los pagaban con hipotecas a cinco o diez años, a otras que se endeudaban durante 30 años o más. Hoy, mucha gente ha de vivir de alquiler porque no puede pagar una hipoteca y a menudo ni siquiera puede afrontar un alquiler sin compartir piso. Las casas “buenas” tienen precios desorbitantes y las otras, en proporción, también.

Si se opta por la buena calidad, el precio de la cesta de la compra va a ser elevado; si se eligen los alimentos baratos, suelen ser muy malos
También ocurre con la comida y la ropa. Incluso en sectores como estos, en los que existen una serie de productos que se pueden adquirir a precios más baratos que en el pasado, se deja sentir esta separación social creciente. Las marcas y los grandes almacenes que ofrecían productos un poco más caros que la media pero a cambio ofertaban cierta calidad en cuanto a confección y duración de las prendas han dejado paso a tiendas low cost o a firmas poco asequibles para el común de la población. Pero al mismo tiempo que las marcas de bajo coste tienden a elevar sus precios, muchas marcas caras ofrecen calidades que no se corresponden con lo que se paga por ellas. Al final, o se compra ropa que se desgasta pronto, y que obliga a una renovación frecuente y, por tanto, a un mayor gasto, o prendas caras cuyo valor de uso es más bien valor simbólico: ocurre con ellas lo mismo que con los móviles de Apple, que aumentan su precio a pesar de que las diferencias en las prestaciones en los nuevos modelos no justifican el incremento, pero siguen vendiéndose porque lo que se paga es la marca.
Los límites de la calidad

Lo que sucede con la comida no es distinto: si se opta por la buena calidad, el precio de la cesta de la compra va a ser elevado; si se eligen los alimentos baratos, es probable que no sean saludables, o que su sabor y sus cualidades sean muy inferiores. Y no parece que haya término medio. De modo que, desde esta perspectiva, los indicadores pueden señalar que hoy existen productos más asequibles, pero no son exactos: comes por menos dinero, pero peor, a veces con límites de calidad que no se hubieran tolerado en otros tiempos. Y no se trata de sectores aislados. Muchos bienes básicos, como la luz o el gas, están más caros que nunca. Y ocurre con la sanidad: en la medida en que disminuyen los recursos dedicados a la pública, las prestaciones que esta realiza son menores, se demoran en exceso o se desempeñan con menos personal. Incluso las condiciones de prestación de los seguros básicos privados son más deficientes que hace años, y cada vez cobran más por prestaciones adicionales.

Esta técnica se llama miseria calculada: el servicio básico debe estar lo suficientemente degradado para que la gente pague por escapar de él

Estos cambios pueden explicarse por las mismas razones que Tim Wu, profesor de Derecho de Harvard, aplicaba en un artículo en ‘The New Yorker’ a las aerolíneas, que han hecho todo lo posible por deteriorar las opciones más económicas. El dato lo aportaba Bill McGee en ‘Consumer Reports’: “Los asientos más espaciosos (y caros) que pueden reservarse hoy en las cuatro aerolíneas más grandes del país son más estrechos que los asientos baratos que se ofertaban en la década de los 90”. Esta técnica se llama miseria calculada: el servicio básico debe estar lo suficientemente degradado para que la gente pague por escapar de él. El producto o servicio estándar se deteriora sustancialmente para que los gastos bajen de forma notable o se puedan vender un número mucho mayor de servicios con el mismo coste, y al mismo tiempo se ofrecen opciones extra para aquellos que puedan escapar de la pesadilla básica.
Los tres grandes problemas

Las consecuencias sociales las conocemos. Al crecer el coste de aquello que necesitamos simplemente para sobrevivir, se nos deja con muchos menos recursos para dedicar a otros fines, ya sean el ahorro, el ocio, la ayuda a ascendientes o descendientes o lo que nos dé la gana. La brecha social aumenta, pues, en muchos sentidos: en la salud, en la posibilidad de conseguir trabajo, en la posibilidad de ascender en la escala social, o simplemente a la hora de afrontar los reveses de la vida, como la enfermedad o un mal momento económico.

La falta de recursos determina las posibilidades futuras: si tienes poco dinero, tus opciones de mejorar tu nivel de vida son muy escasas

Esta separación entre el premium y el low cost no es una simple estrategia de consumo, de venta o de generación de beneficios sino que contiene una bifurcación social evidente. Lo cual genera un problema respecto del pasado, otro en el presente y otro relacionado con el futuro. El primero consiste en la refutación de la realidad mediante la supuesta nostalgia: quienes señalan que la situación material está empeorando son fácilmente acusados de personas ancladas en otros tiempos, que no quieren evolucionar, que pretenden conservar una sociedad que ya se ha esfumado, en lugar de entender que, más allá de cómo fueran otras épocas, el deseo de poder trazar un plan de vida, de contar con cierta seguridad, de poseer opciones más allá del mero azar, es una necesidad antropológica. El segundo problema es de sentido común, porque al destinar un mayor porcentaje de nuestros ingresos a la simple subsistencia, el nivel de vida cae, en algunos casos de forma preocupante y en otros de manera dramática. Y por último, como es sencillo de comprender, porque la falta de recursos actual determina las posibilidades del futuro: quienes poseen menos ingresos tendrán menos opciones de conservar su forma de vida actual y muy pocas de mejorarla.

 

cuentas bancarias de enrique alvarez conde en la organizacion juvenil española

ÀNGELS BARCELÓMadrid 14/09/2018 – 21:29 h. CEST

Quién nos iba a decir que la legislatura dependería de una tesis. De una tesis y de las decenas de interpretaciones y elucubraciones que se están haciendo sobre ella. La tesis la puede consultar todo el mundo desde la una de la tarde y desde esa hora está siendo sometida a la prueba del algodón, la prueba del plagio y la prueba de la calidad. La del plagio es relativamente fácil, todo el mundo utiliza la misma herramienta, la que utilizan las universidades para detectar los plagios en todas las tesis, la de la calidad es más relativa. Solo los expertos pueden juzgarla y aún así deberíamos conocer también el nivel mayoritario de las tesis que se presentan.

Pero, bueno, Pedro Sánchez ha hecho pública su tesis mientras seguimos esperando que Pablo Casado muestre alguno de los trabajos que le sirvieron para aprobar su máster bajo sospecha. Porque por mucho que insista en que ya los ha enseñado, en que se encerró con decenas de periodistas a los que mostró la documentación, lo cierto es que Pablo Casado no ha mostrado más que algunas portadas de trabajos que, por cierto, han perdido también entidad. Si al principio eran trabajos de fin de máster hoy hablaba de trabajos sin importancia que le habían servido para aprobar las asignaturas. Todo para intentar demostrar que su caso es muy diferente del de los demás.

Diferente del de los demás, a pesar de haber cursado el máster en tiempo récord, a pesar de las convalidaciones inexplicables de un montón de asignaturas, a pesar de que ningún alumno le vio en clase y a pesar de que no ha mostrado ninguna prueba que desmienta todo esto. Porque, por muchas veces que lo repita, Casado no ha enseñado ninguno de sus trabajos, solo mostró las portadas de cuatro de ellos.

Si ya era insostenible la mentira ahora lo es más, después de que Pedro Sánchez haya hecho público el suyo. Para dejar las cosas claras. El máster de Casado era de los del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos, igual que el de Cifuentes y Montón. Este instituto encabezado por Enrique Álvarez Conde urdió toda una trama de regalo de másteres, además de presuntas irregularidades en sus cuentas bancarias, borrado masivo de correos y tejemanejes varios. Casado nunca enseñó los trabajos, Casado nunca ha demostrado que todas las sospechas sobre su máster son falsas. Es importante repetirlo por si este fin de semana los dirigentes populares siguen con el mantra de que lo de Casado es diferente. De momento, es diferente porque no hace públicas las pruebas que acabarían con las especulaciones.
http://cadenaser.com/programa/2018/09/14/hora_25/1536953354_795684.html

pedro sanchez podria haber hecho el master de meteorología en vez de contratar a los profesores de agronomos para suspender a los estudiantes

El tiempo en Valencia: Vuelven las tormentas y las fuertes lluvias

La Aemet activa de nuevo la alerta amarilla por fuertes precipitaciones en todo el territorio

marga vázquez valència 14.09.2018 | 12:41

El tiempo en Valencia anuncia más lluvias y tormentas.

El tiempo en Valencia anuncia más lluvias y tormentas. Germán Caballero
 

Las tormentas y lluvias que han acechado a la provincia de Valencia desde principios de mes vuelven a amenazar este fin de semana. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado de nuevo la alerta amarilla por riesgo de tormentas y precipitaciones que pueden dejar acumulados de hasta 20 litros por metro cuadrado en una hora, tal como destaca la previsión del tiempo elaborada por esta agencia estatal. 

La preemergencia entrará en vigor a las 8 de la mañana del sábado y finalizará a las seis de la tarde del domingo. Mañana la Aemet espera cielos “nubosos o cubiertos, con brumas matinales, chubascos y tormentas” en la provincia de Valencia, donde las temperaturas máximas irán “en descenso”, que puede ser “localmente moderado en el interior de la mitad sur”. 

 En la capital del Turia no se prevé que caiga demasiada agua, aunque prácticamente está garantizada una “lluvia escasa” durante casi toda la mañana y las primeras de la tarde, puesto que la probabilidad de precipitaciones es del 100 % y la de tormentas, de hasta el 55 %. 

En el sur de la provincia, la Aemet pronostica lloviznas durante prácticamente todo el día en la costa, mientras que en el interior se cree más probable que caiga en las últimas horas de la mañana del sábado. En el norte, por su parte, se espera mañana por la mañana mayor volumen de precipitaciones en el litoral y, en el interior, la predicción habla lloviznas durante buena parte de la jornada del sábado.

No obstante, hay que recordar que septiembre es uno de los meses con mayor incertidumbre meteorológica en el que, muchas veces, se dan entornos favorables para la formación de tormentas y lluvias intensas de carácter explosivo pero muy locales, tal como explicaba ayer el jefe de Climatología de la Aemet en la Comunitat Valenciana, José Ángel Núñez. En estos casos, y dado que es muy difícil predecir, incluso a corto plazo, dónde van a descargar esas tormentas, los meteorólogos optan por advertir de estos fenómenos en extensas áreas, aunque luego las precipitaciones no lleguen a afectar a la totalidad de esos territorios y sólo caigan en una pequeña parte. https://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2018/09/14/tiempo-valencia-lluvias-tormentas/1767709.html

empresas mateo, empresas de los directores de universidad, de los profesores, los presidentes de gobierno, los jueces

 

El director del Instituto del máster de Cifuentes tiene una empresa con la que factura por cursos y másteres

El director del Instituto del máster de Cifuentes tiene una empresa con la que factura por cursos y másteres

Instituto de Formación y Estudios Jurídicos S. L. se dedica a la organización de seminarios, conferencias y máster, justo igual que el Instituto de Derecho Público de la Rey Juan Carlos que dirige

Enrique Álvarez Conde no presenta cuentas ni en su empresa privada ni en la pública pese a que está obligado por ley; la Universidad le ha pedido todos los gastos e ingresos que ha hecho para investigar presuntas ilegalidades
Enrique Álvarez Conde, el director del máster de Cristina Cifuentes, es el administrador único de Instituto de Formación y Estudios Jurídicos SL, una empresa privada creada en 2004 que se dedica justamente a lo mismo que el Instituto de Derecho Público (IDP) adscrito a la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) y que dirige también Álvarez Conde. Ambas tienen como objeto la impartición de másteres, conferencias y seminarios de Derecho.

Tanto las cuentas de su empresa privada como las de la pública son opacas. Tal y como informó
eldiario.es, Álvarez Conde no muestra datos del instituto dependiente de la URJC, ni cuánto ingresa ni cuánto gasta, ni las subvenciones públicas (ni privadas) que recibe.

Además, sus cuentas están libres de fiscalización gracias a un privilegio anómalo. En un consejo de gobierno de la Universidad, siendo rector Pedro González Trevijano –hoy magistrado en el Tribunal Constitucional a propuesta del Gobierno–, se acordó que el Instituto gestionara “directamente sus ingresos y gastos sin fiscalización previa”, como recogen las memorias del IDP. Además, en 2010, también bajo el mandato de Trevijano, obtiene un CIF propio, algo absolutamente inusual en un instituto universitario, lo que le permite operar por libre.

eldiario.es ha confirmado que además Conde creó un ‘alter ego’ del IDP en la privada: el Instituto de Formación y Estudios Jurídicos SL. Se dedica exactamente a lo mismo que el instituto público, según la memoria de la propia empresa: su objeto social es la “formación y la investigación científica en el ámbito de las Ciencias Jurídicas y Sociales, Económicas e Informáticas. Formación que se llevará a cabo (…) a través de la realización de cursos, seminarios, másteres, conferencias, mesas redondas o la impartición, partición o colaboración en las mismas; publicaciones y, especialmente, investigadora”, además de “la prestación de servicios de asesoramiento jurídico, económico e informativo a particulares y empresas”.
Creación paralela del instituto público y la empresa

Enrique Álvarez Conde es su administrador único desde enero de 2005, el mismo año que Esperanza Aguirre aprueba el instituto público de la URJC que él mismo dirige. Domiciliada desde 2005 en la primera planta de la calle Esproceda, 38 (Madrid), en sus primeros meses de existencia la empresa tenía su sede social en la calle Tren de Arganda, 8, a quince minutos a pie del campus de posgrado de la Universidad Rey Juan Carlos en el barrio de Vicálvaro (Madrid).

Los funcionarios a tiempo completo, como es el caso de Álvarez Conde, deben pedir autorización, según la ley de incompatibilidades de la administración pública, para desarrollar actividades en la empresa privada. eldiario.es se ha puesto en contacto con el catedrático y la universidad para aclarar si se pidió y concedió este permiso sin obtener de momento respuesta.

La gestión de Álvarez Conde tanto en su empresa privada como en la pública es opaca. No presenta cuentas en ninguna de las dos, pese a que la ley le obliga en ambos casos. En la pública, tal y como reza el punto 3 del preámbulo de la Ley de Transparencia, quedan sujetas “las entidades de Derecho Público con personalidad jurídica propia, vinculadas o dependientes de cualquiera de las Administraciones Públicas, incluidas las Universidades públicas”. En la privada, no aportar la información es una infracción mercantil.

La SL de Álvarez Conde presentó sus últimas cuentas anuales en el ejercicio cerrado el 31 de diciembre de 2006. Entonces, apenas tuvo actividad. Declaró 5.032,23 euros de ingresos (frente a 43.261,52 euros en 2005), 7.392,78 euros de gastos, unas pérdidas de 2.360,55 euros y cero empleados. Desde entonces, la empresa no ha vuelto a presentar cuentas. Según fuentes del Registro Mercantil, este hecho no consiste en sí ninguna irregularidad siempre que la empresa no haya tenido actividad desde entonces.

Sin embargo, es plausible que sí haya tenido actividad ya que tiene incidencias abiertas por la Agencia Tributaria más recientes. En los boletines oficiales constan varios expedientes incoados a esta empresa por la Administración Tributaria en ejercicios posteriores a 2006. La más reciente se publicó en el tablón de anuncios de la Agencia Tributaria el 16 de enero de 2014 y consistió en sendas liquidaciones de deudas en fase ejecutiva. La más significativa es la notificación de una diligencia de embargo publicada en el BOE en septiembre de 2007. Según los expertos fiscalistas consultados, si ha tenido inspección ese año es muy probable que haya tenido actividad hasta el ejercicio 2012.

Entre la escasa actividad financiera que Álvarez Conde presenta del IDP hay tarifas que, a simple vista, ya se ven exorbitantes. Por ejemplo, la “Impartición del III Curso de Arbitraje”, financiado con 92.000 euros de la Comunidad de Madrid. Al ver en qué constitió este curso se puede comprobar que son 18 conferencias, la mayoría de ellas impartidas por una única persona y sin conferenciantes extranjeros que pudieran implicar gastos de transporte o de alojamiento más elevados. Según el convenio (página 71), el IDP financiaba la matrícula de los alumnos con 70.000 euros. Se tasó en 2.800 euros por alumno el precio por asistir a estas 18 charlas de dos horas y media cada una. Los otros 22.000 euros no tienen un destino claro en las memorias.

Fuentes de la Universidad han confirmado a eldiario.es que la URJC ha pedido al Instituto de Derecho Público adscrito que presente todas sus cuentas ante las sospechas de irregularidades y le da un plazo de 48 horas para hacerlo. Cuando eldiario.es preguntó a Álvarez Conde por qué no hacía pública su memoria financiera respondió que había “transparencia absoluta”, que las tiene en papel aunque no online y que las había remitido tanto a la propia universidad como a la Consejería de Educación, liderada por el también profesor de la URJC Rafael Van Grieken, quien fue vicerrector también bajo el mandato de Pedro González Trevijano.

eldiario.es ha intentado contactar con Álvarez Conde y también con su empresa privada para conocer las cuentas y activ
https://www.eldiario.es/sociedad/director-Instituto-Cifuentes-empresa-educacion_0_759424351.html

porque no investigan todas las empresas que tienen los profesores de la universidad

el Instituto de Derecho Público (IDP), el organismo dependiente de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) que impartió el máster bajo sospecha en el que se matriculó Cristina Cifuentes y dirigido por el catedrático de Derecho Constitucional Enrique Álvarez Conde desde su puesta en marcha, acumuló más de medio millón de euros en caja después de haber contado con financiación tanto de la Comunidad como del Ayuntamiento de Madrid. Éstas ya las investiga la juez que instruye la causa por falsificación de documento público, prevaricación y cohecho.

Creado por acuerdo de la comisión gestora de la URJC el 12 de diciembre de 2001, el IDP terminó convirtiéndose con el paso de los años en un oasis en medio del desierto. Mientras las universidades públicas españolas acumulaban pérdidas como consecuencia de un sistema de financiación insuficiente y clamaban más recursos para poder funcionar, el centro madrileño registraba superávit y se atrevía incluso a invertir parte de ese remanente en productos financieros de alto riesgo. También tenía fondo para costear gastos personales de su director, como compras en una pescadería el día de Nochebuena y el abono de comidas los fines de semana.
Los gastos del director del máster de Cifuentes: miles de euros en comidas navideñas, pescadería y gasolina

Enrique Álvarez Conde, director del organismo de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) que impartió el máster bajo sospecha que cursaron Cristina Cifuentes y Pablo Casado, imputó al presupuesto público la[…]

Según ha podido conocer El Independiente, el IDP presentaba un saldo de más de 570.000 euros cuando el rector Javier Ramos anunció a mediados del pasado mes de abril la apertura de un expediente disciplinario y la suspensión de Álvarez Conde como director de este organismo, que funcionó desde su creación con plena autonomía de hecho -tenía su propio CIF- pero sin cobertura jurídica. El máximo responsable de la URJC ha puesto al frente del mismo de forma transitoria al profesor Pablo Acosta y ha ordenado una auditoría a todos los centros.

Desglosados, el Instituto de Derecho Público contabilizaba en cuentas corrientes un total de 330.000 euros, cantidad a la que se sumaban otros 180.000 euros en una cuenta remunerada. Los activos se completaban con otros 61.192 euros colocados en fondos de inversión, algunos con una volatilidad superior al 10 %.

El director del organismo de la URJC que impartió el máster de Cifuentes invirtió 61.200 euros en fondos de inversión, algunos de alto riesgo

En concreto, Álvarez Conde buscó maximizar los recursos invirtiendo parte del superávit del IDP en fondos gestionados por Banco Mediolanum, en cuya oficina de la madrileña calle Velázquez abrió una cuenta en mayo de 2016 mediante una transferencia de 100.000 euros. De esa cantidad, 61.192 euros se destinaron a la adquisición de 5.983 participaciones en cuatro fondos de inversión, mayoritariamente de renta variable.

Se trata de los productos ‘BB European Coupon Strategy Collection’ (23.794,95 euros), ‘BB Morgan Stanley Global Selection’ (2.503,43) y ‘BB New Opportunities Collection’ (855,01), lo que sumaba 27.153,39 euros. Los 34.039 euros restantes se invirtieron concretamente en el fondo de renta fija ‘Mediolanum Renta S-A’.

A finales del pasado mes de mayo, la URJC informó de que había presentado una denuncia por presunto delito de malversación de caudales públicos contra Enrique Álvarez Conde por pagar éste gastos sin relación alguna con sus funciones académicas con la tarjeta del Instituto de Derecho Público. Entre las presuntas irregularidades puestas en conocimiento del juzgado se detallaba también la inversión en productos financieros de alto riesgo, una decisión -sostenía el actual equipo de gobierno- “contraria a los principios de buena administración que obligan a cualquier funcionario público”.

El procedimiento ha recaído en el Juzgado de Instrucción 34 de Madrid, que semanas atrás se dirigió a la instructora del caso máster -la titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel- para que le precisara el objeto concreto de la investigación que lleva a cabo y a quién estaba investigando como paso previo a una eventual inhibición. Este diario no ha podido confirmar si ya se ha adoptado alguna decisión al respecto. https://www.elindependiente.com/politica/2018/07/17/alvarez-conde-tenia-570-000-ayudas-comunidad-madrid/

Revelan que el título de Rey de Felipe VI también es falso

“No se encuentran facturas y no se presentó a ningún examen para obtenerlo”, aseguran los investigadores
Cristina Cifuentes no sería el único personaje de primera línea política que posee un título que no se merece. Según investigaciones recientes, ocurriría lo propio con Felipe VI, que habría obtenido su título de Rey sin pasar ninguna prueba previa.

“Felipe no vino nunca a clase ni se presentó a los exámenes para las oposiciones. Le dieron el título por la cara”

Los tutores que realizaron el seguimiento académico de Felipe VI aseguran que el monarca jamás se sometió a ninguna evaluación para certificar su título. En Zarzuela se han encontrado centenares de facturas a nombre del Rey, pero ninguna estaba relacionada con la obtención de su título. Todas ellas venían firmadas por Juan Carlos I y fueron emitidas por prostíbulos.

“No es que Felipe VI no haya presentado su Trabajo Final, es que tiene cincuenta años y ni siquiera ha empezado a trabajar”

La opinión pública considera esta situación una estafa y ha exigido a Felipe VI que dimita. En cambio, tanto Gobierno como oposición parecen satisfechos con las explicaciones que el monarca ha ofrecido en el Congreso de los Diputados, donde ha mostrado un título de Rey “perfectamente válido y homologado”, según sus propias palabras, fabricado con macarrones.
https://www.eljueves.es/news/revelan-que-titulo-rey-felipe-tambien-falso_2252

a donde va todo el dinero de los masteres. ¿Por qué hay universidades públicas con másteres de más de 10.000 euros? Cinco comunidades autónomas ofrecen posgrados a precios por encima de la media que alcanzan los 13.500 euros

Cada comunidad los llama de una manera. En Madrid son másteres oficiales con “precio singularizado”, en Oviedo “precio especial”, en Valencia “precio excepcional”, en Murcia “de especial coste” y en el País Vasco “precio diferenciado”. Siete universidades públicas españolas de cinco comunidades ofertan másteres oficiales a un precio superior al estándar fijado por los gobiernos autónomicos. Esa subida de precios la autorizan las comunidades autónomas a petición de las universidades, una práctica poco transparente que supone un esfuerzo económico adicional para los estudiantes, según alertan algunos expertos.
En el Real Decreto 14/2012 de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito universitario, el Gobierno autorizó a las comunidades autónomas a modificar “excepcionalmente” la horquilla de precios de los créditos para determinadas titulaciones en función de su grado de experimentalidad. Desde entonces, algunas universidades públicas han solicitado esos aumentos para ciertos posgrados. La última palabra siempre es del Gobierno autonómico, quien autoriza o no esa subida.
Las universidades tienen la obligación de justificar que incurren en mayores gastos para la puesta en marcha de esos programas, pero hasta la fecha no hemos visto ninguno de esos informes, no son públicos. Por motivos de transparencia los ciudadanos deberíamos saber cuál es el coste total y qué porcentaje están pagando los alumnos”, señala Vera Sacristán, directora del Observatorio del Sistema Universitario y autora del informe ¿Por qué precios tan distintos? Precios y tasas en las universidades públicas en España en el curso 2016-2017. “En algunos casos, esos ‘precios especiales’ parecen responder a la ley de la oferta y la demanda”, añade.

De los 62 másteres oficiales que ofrece la Universidad Carlos III, 32 pertenecen a la categoría de “precios singularizados”, un 50% del total. Es la que más programas de ese tipo oferta de toda España. Frente a los 47 euros por crédito fijados por la Comunidad de Madrid en su decreto de tasas, la horquilla de estos másteres va desde los 80 euros a los 225 por crédito. “La Universidad no gana dinero, sino que le permite cubrir los costes y dar mayor calidad”, indica Isabel Gutiérrez, vicerrectora de Posgrado de la Carlos III.

Para “facilitar” la igualdad de oportunidades en el acceso a esos másteres, la propia Universidad ofrece becas que cubren entre el 30 y el 75% del coste de la matrícula, en función de la renta del estudiante. “Además, los becarios del MEC (Ministerio de Educación) están exentos del pago de la matrícula”, recalca Gutiérrez. El 32% de los estudiantes españoles matriculados en los másteres de precio singular en la Carlos III reciben becas, aseguran. El porcentaje de alumnos que las perciben en los másteres generales es del 24%.
De los 1.091 estudiantes de máster que registró la Carlos III en el curso 2013-2014, ha pasado a 3.024 en el 2016-2017, un aumento del 200%. El mayor incremento de alumnos de nuevo ingreso se ha producido en los másteres de precio singularizado, que han pasado de 515 a 1.230 en los últimos cuatro años. “El precio depende de si se imparte en inglés, de su nivel de prácticas, del grado de especialización, del número de profesores externos, de si se imparten en colaboración con otras universidades extranjeras o si están acreditados por agencias internacionales”, asegura Gutiérrez. El 40% de los alumnos que cursan esos másteres son extranjeros.

El más costoso, el de Administración de Empresas (MBA) asciende a 13.500 euros (225 el crédito) se imparte en inglés y el 80% de alumnos son extranjeros. Otro de sus posgrados que aparentemente no debería tener un sobrecoste es el de Prevención de Riesgos Laborales, que ascuende a 5.700 euros el curso, 95 euros el crédito. Su director, Jesús Mercader, explica que el 70% de los profesores son externos, profesionales en activo de empresas como Iberia. “Ese es el principal gasto para la Universidad”, aclara.

“Si aumentamos las tasas perdemos alumnos y no cumplimos con la función de servicio público”

Las otras dos universidades madrileñas que ofrecen másteres a precios singulares son la de Alcalá, un total de ocho, y la Rey Juan Carlos (URJC). De sus 85 másteres oficiales, uno entra dentro de esta categoría, el de Oncología Molecular, a 125 euros el crédito (7.500 euros el curso). “La gran diferencia con los títulos propios, que no están sometidos a precios públicos, es que los másteres oficiales permiten acceder al doctorado y puntúan para las oposiciones”, matiza Carlos María Alcover, responsable de másteres de la URJC. “Es el primero que lanzamos y tiene una orientación investigadora para el desarrollo de nuevas terapias, no es para recién egresados. Requiere un profesorado tremendamente especializado y eso conlleva unos costes superiores”, añade. Docentes de Harvard y profesionales del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), del Centro de Estudios Biosanitarios o del Hospital Vall d’Hebron, entre otros.

“La política de la universidad no es ofertar este tipo de másteres, es una excepción. Ya de por sí 47 euros nos parece elevado”, recalca Alcover. José María Álvarez, vicerrector de Posgrado de la URJC comparte esa visión. “Con el dinero que estipulan por crédito, difícilmente podemos crear másteres punteros vincualdos a la investigación. Aún así tenemos que tener claro que si aumentamos las tasas perdemos alumnos y no cumplimos con la función de servicio público”.

Otras comunidades

De los 105 másteres oficiales que ofrece la Universidad del País Vasco, 12 son de “precio diferenciado”. El más caro es el de Periodismo Multimedia, 96 euros el crédito, frente a los 25 o 35 euros fijados para el resto por la Autonomía. “Lo ideal sería que el porcentaje que asume el alumno no superase el 30% del coste total. En el de Periodismo, el estudiante cubre casi el 40%, la Comunidad debería cubrir más”, denuncia Araceli Garín, vicerrectora de Estudios de Grado. “En los másteres oficiales normales el alumno asume el 15% y en los singulares una media del 30%”, añade. En ese máster el 90% de los docentes son externos.

La Universidad de Oviedo y la de Valencia imparten dos másteres singulares cada una. Coindicen en señalar que en los próximos años no tienen intención de lanzar nuevos, ya que son casos excepcionales. “Nuestra política es disminuir los precios y así lo hemos solicitado al Gobierno autonómico”, asegura Juan José del Coz, vicerrector de Organización Académica de la Universidad de Oviedo, que oferta uno en Biomediciona y Oncología Molecular y otro en Ortodoncia, a 41 y 48 euros el crédito, respectivamente, frente a los 30 fijados por la Comunidad para el resto de másteres.

“Parece que hay que pagar necesariemente 25.000 euros por un MBA. Nosotros lo ofrecemos por un precio razonable: 7.552 euros por dos años”, dice Rafael Crespo, vicerrector de Estudios de Posgrado de la Universidad de Valencia. Lo imparten en colaboración con la Universidad de Ciencias Aplicadas de Bremen, la Universidad de Carolina del Norte, la Academia de Economía Nacional de Moscú, entre otras. “Convocamos una reunión anual para actualizar el programa y hay que pagar los gastos de desplazamiento a los profesores. Además se imparte en inglés. El alumno cubre apróximadamente el 20% del coste total. El resto lo paga la sociedad con sus impuestos”, remacha. El precio por crédito de ese MBA es de 83 euros frente a los 42 estipulados por la Generalitat para los regulares.

La Universidad de Murcia ofrece un solo máster con precio especial en Gestión de la Calidad de los Servicios de la Salud, a 60 euros el crédito, frente a los 46 fijados por la región para el resto de másteres no habilitantes.
https://elpais.com/economia/2018/01/11/actualidad/1515693125_439310.html

cuanto cobran y cuanto se gastan por cada supervisión de los masteres los profesores

Profesores, representantes de empresas alicantinas y colaboradores celebraron el pasado viernes en el Real Liceo Casino la tradicional comida del claustro del máster en Recursos Humanos de la Universidad de Alicante, en el que participan el Círculo de Economía de Alicante y la Asociación de Empresa Familiar de Alicante

El programa cuenta con especialistas y expertos de empresas líderes en sus respectivos sectores. Asepeyo, Cegos, Deloitte, Randstad y Wolters Kluwer asesoran en el diseño del programa y contenidos. Por otra parte, compañías alicantinas como Alcoa, Analco, Balearia, Damel, Famosa, Gaviota Simbac, Germaine de Capuchini, Grupo Sala, Grupo ASV, Grupo Coves, GTT, Levantina de Mármoles, MTNG, Neumáticos Soledad, Seur, Smurfit Kappa, Teleco, Terrazas El Pilar o Valor muestran la realidad actual de gestión.

Todos ellos disfrutaron de una distendida jornada de hermandad y contactos profesionales que contó con la conferencia de José Luis Gascó, director del Departamento de Organización de Empresas y director del máster.
https://www.abc.es/local-alicante/20140518/abci-master-clausura-201405181957.html