Acerca de casofran

me persiguen, me han tirado de la universidad por maltratar a sanchez del metro y a pastor

que pasaria en la ciudad de valencia con los edificios antiguos

efe

Figueira da Foz, uno de los más populares destinos turísticos de la costa portuguesa, fue castigado con dureza por la tormenta Leslie, que dejó en la ciudad vientos de hasta 176 kilómetros por hora y sumió a los vecinos en “una pesadilla”.

Hacia la medianoche, cuando el viento arreció, “cortaron la luz, cerramos todo, las ventanas se movían, el edificio se movía, hasta que nos dimos cuenta de que una de las ventanas de un cuarto se estaba despegando”, relató a Efe una turista española que pasa unos días de vacaciones en un apart-hotel de Figueira.

“Sacamos todo del cuarto y nos sentamos en el suelo, al lado del a puerta de salida del apartamento”, continuó la joven, que prefirió no dar su nombre.
La tormenta dejó 27 heridos leves y 61 desalojados

Pasada la medianoche, los clientes fueron evacuados y conducidos al garaje, donde se mantuvieron hasta bien entrada la madrugada. En las calles se podían ver árboles caídos, coches con las lunas rotas y daños en ventanas, portales, cornisas de edificios y en escaparates de los establecimientos. “Fue una pesadilla”, concluyó.

En los barrios más afectados de Figueira, unos 200 kilómetros al norte de Lisboa, el viento quebró las ventajas de viviendas en edificios altos, destrozó las estructuras de terrazas cerradas y los vidrios de los portales de acceso.

Uno de los más conocidos cafés de la ciudad amaneció con los escaparates rotos, daños en la barra y en los frigoríficos y decenas de sillas retorcidas como un amasijo de hierros.

Los bomberos de Figueira han reportado el desalojo de cinco personas en la ciudad -una familia de dos adultos y tres niños-, aunque no han informado de heridos.

Leslie tocó tierra en las proximidades de Figueira hacia la media noche de hoy con vientos que llegaron a los 176 kilómetros/hora.

Según Protección Civil, la tormenta dejó 27 heridos leves y 61 desalojados, en su mayoría en los distritos de Coimbra y Leiria.

Miles de personas continúan todavía sin luz, mientras el tránsito recupera la normalidad en las rutas que fueron cortadas por el derrumbe de árboles durante la noche.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/12/06/valencia/1323170581.html

Un edificio en ruinas en el barrio de El Cabanyal de Valencia. | Benito Pajares

porque no le dan una escoba al director de la universidad, al subdirector

Un joven voluntario ofreció una escoba a Felipe VI durante su visita a Sant Llorenç
“No le he querido vacilar. Pero con un apretón de manos, a mí por lo menos, no me ayuda en nada”, justifica Óscar Tarela, de Santanyí
miguel vicens 15.10.2018 | 13:09
“Decía que venía ayudar y le ofrecí mi escoba, porque con un apretón de manos, a mí por lo menos no me ayuda en nada”. Es el testimonio de Oscar Tarela, el joven de Santanyí que el viernes, durante la visita de los Reyes a Sant Llorenç, ofreció una escoba a Felipe VI que éste rechazó, dándole a cambio la mano y una palmada en el hombro. Su historia ha dado la vuelta a España.

Como tantos otros jóvenes de Mallorca, Oscar Tarela se trasladó a Sant Llorenç el viernes, aprovechando el festivo, para ayudar a la población afectada y contrubuir a la recuperación de la localidad de Llevent.

Durante la visita de los Reyes a localidad, el viernes por la tarde, se situó junto a los voluntarios. Felipe VI conversó con algunos de ellos y saludó a cientos, entre las más de mil personas que protagonizaronla inmensa oledada de solidaridad en Sant Llorenç

“Le he ofrecido el escobón al Rey de España, pero me ha dicho que no, que ahora no podía. Le he dicho que se la podía llevar sin ningún problema, pero no ha querido. Al final le he dado la mano por educación”, justifica en su cuenta de Facebook. Y aclara: “Con este gesto no lo he querido vacilar, le he venido a decir que si no ayuda de una forma que nos ayude de otra. Que no simpatice con la monarquía, no quiere decir que no ame a España y a mi bandera”, declara.
https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2018/10/15/joven-voluntario-ofrecio-escoba-felipe/1356200.html

los directores de universidad no van a la carcel ni las administraciones de loterias por engañar con la compra de pisos y sociedades de la universidad

La práctica totalidad de los exdirigentes de las antiguas cajas de ahorros que han sido condenados en los tribunales por su gestión al frente de estas entidades han evitado la cárcel, y los poquísimos que llegaron a pisarla estuvieron poco tiempo entre rejas.
Con alguna sonada excepción, como el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, o los exdirectivos de las cajas gallegas, los administradores de las cajas de ahorros han sufrido más la pena de banquillo que el efectivo ingreso en prisión. Transcurrida una década desde el inicio de la crisis, y tras una cascada de procesos judiciales, el balance es nítido, y a día de hoy no hay ni uno preso.

Más difícil parece que pueda evitar ir a la cárcel el expresidente de Caja Madrid y Bankia Rodrigo Rato, al que el Tribunal Supremo ha confirmado esta semana la pena de cuatro años y medio por apropiación indebida por el uso de tarjetas “black”.

Pese a que puede recurrir ante el Tribunal Constitucional, el trámite no evitará que se haga efectiva, ya que al tratarse de una condena de cuatro años y medio por un único delito no hay opción de suspenderla; de este modo, una vez notificada, el Supremo devolverá las actuaciones a la Audiencia Nacional, que emitirá la ejecutoria para el ingreso en la cárcel que él elija.

Rato no sería ni mucho menos el primer responsable de un banco que entra en la cárcel por la gestión de una entidad financiera investigada tras el estallido de la crisis en 2007 y la posterior reestructuración del sector, un periodo en el que se han sucedido las intervenciones de cajas y los procesos judiciales.

Esa distinción recae en su predecesor al frente de Caja Madrid, Miguel Blesa, que en mayo de 2013 pasó menos de un día en la prisión madrileña de Soto del Real por la supuesta comisión de varios delitos en la compra en 2008 de City National Bank de Florida.

Tras abonar la fianza, apenas un mes después volvió a la cárcel en base a nuevas pruebas, aunque cinco días más tarde otro tribunal anuló dicha investigación.

Hubo que esperar hasta enero de 2017 para que cinco exdirectivos de Novacaixagalicia Banco, condenados a dos años de cárcel por las prejubilaciones de 14 millones de euros que se concedieron a sí mismos antes de abandonar la entidad bancaria, fueran efectivamente a la cárcel.

Pero uno de ellos, el expresidente Julio Fernández Gayoso, fue puesto en libertad en razón de su avanzada edad -85 años- en tanto que el resto de exdirectivos logró un año después beneficiarse del régimen de prisión atenuada con salidas diarias para realizar labores de trabajo social.

Tampoco los cuatro exdirectivos de Caixa Penedès acusados de engordar sus pensiones millonarias de forma irregular ingresaron en prisión tras haber sido condenados a penas de entre 1 y 2 años de cárcel, ya que reconocieron los hechos y devolvieron los 28,6 millones que cobraron por ellas.

No ha pisado la cárcel la antigua cúpula de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), directivos a los que la Audiencia Nacional condenó a hasta cuatro años de prisión por “distorsionar” los estados contables entre 2010 y su intervención en 2011, ya que la sentencia se encuentra recurrida en el Supremo.

Ni el expresidente de Caja Castilla la Mancha Juan Pedro Hernández Moltó y el ex director general de la entidad Ildefonso Ortega, condenados a dos años de cárcel y una multa de 29.970 euros a cada uno por falsear las cuentas de la caja.

El penúltimo episodio ha comenzado esta semana, con el inicio del juicio contra la antigua cúpula de CatalunyaCaixa, entre los que se encuentran su expresidente y exvicepresidente del Gobierno Narcís Serra, que se enfrenta a una petición de 4 años de cárcel.
https://www.eldiario.es/economia/practica-totalidad-banqueros-condenados-carcel_0_822417849.html

 

el negocio de hundir la sociedad a quien favorece

valencia. Los bomberos de Valencia tienen más de 60 planes de autoprotección sin terminar entre los que se encuentran los de Mercavalencia, el puerto, centros comerciales, hoteles y residencias, entre e otros. Así lo denunció ayer el grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento. «Esta situación se une al nombramiento de un oficial en la subunidad de planes de emergencia sin la capacitación para poder firmar los informes, lo que hace prever un mayor colapso en la redacción de los planes de autoprotección», lamentó la concejal María Dolores Jiménez.

La edil aseguró que la gestión de personal en el área de Bomberos es «un auténtico despropósito y una calamidad ya que los cambios realizados en la subunidad de planes de emergencia sólo van a restar operatividad y eficiencia». La edil explicó que el colapso en los planes de autoprotección se ha visto agravado por la renuncia de la jefa de sección responsable y por el cambio a un oficial que no puede aprobar planes de autoprotección.

https://www.lasprovincias.es/comunitat/bomberos-acumulan-planes-20171024001220-ntvo.html

El colectivo espera que se regularice su situación salarial adaptada a sus funciones

https://www.levante-emv.com/castello/2018/10/01/bomberos-forestales-inician-huelga-hambre/1774910.html
Huelga de hambre de bomberos forestales de Castelló

Dos bomberos forestales han iniciado una huelga de hambre en Castelló en protesta por “la situación desesperada” de este colectivo que espera que se regularice su situación salarial adaptada a sus funciones, pendiente de que el Ministerio de Hacienda autorice el aumento salarial por sus nuevas funciones.

Esta huelga de hambre estará apoyada desde Valencia por una acampada nocturna a partir de este lunes en la Plaza del Ayuntamiento, según ha informado a Efe uno de los huelguistas, Dionís Montesinos.

Coincidiendo con la presentación de la Feria Internacional de Emergencias en la Plaza de la Diputación de Castellón, los bomberos han realizado un acto de protesta y dos de ellos permanecerán a partir de este lunes en la Plaza Mayor de esta ciudad en huelga de hambre.

Montesinos ha afirmado que les habría gustado no haber llegado a esta situación, ya que la Generalitat tiene un proyecto de unificación de bomberos helitransportados y terrestres, lo ha dotado de presupuesto y tiene intención de pagar, y los bomberos por su parte han cumplido “con todas las cláusulas” y desde el 1 de enero están desarrollando sus nuevas funciones.

“Estamos trabajando más como medida de buena fe, y hemos cumplido con todas las cláusulas para poder tener la adecuación salarial, pero no sabemos en qué tejado está ahora la pelota y lo que queremos es que el Ministerio de Hacienda autorice el pago y se materialice en nuestra escuálida nómina”, ha explicado.

Montesinos ha señalado que, además del incremento salarial, el reglamento recoge la segunda actividad para que los mayores de 60 años puedan seguir trabajando sin estar en la primera línea de fuego.

Además, también se aprobó en Les Corts que antes del 30 de noviembre el servicio de bomberos forestales pasara a depender de forma directa de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias en la modalidad de indefinido no fijo.

en valencia no me dejan seguir estudiando

Estos dos alumnos de Física de la Universidad de Sevilla se han hecho populares en las redes sociales gracias al discurso que dieron en su graduación, en junio.

Delante de los docentes, estudiantes y familiares, ambos sorprendieron a todo el mundo con un discurso muy crítico con la Universidad y los docentes. Algo muy alejado del estilo al que se acostumbra en este tipo de actos. (Esta brutal pelea entre estudiantes en un colegio dejó a una menor inconsciente)

“He preguntado a muchos de mis compañeros y compañeras si volverían a estudiar Física, aquí… Una de las respuestas más frecuentes era ‘sí, pero en Sevilla no”, comienza diciendo uno de ellos ante la perplejidad del profesorado allí presente, que incluso se llevan literalmente las manos a la cabeza, según recoge Rodrigo Carretero en huffingtonpost.

Ambos estudiantes llegaron a afirmar que allí terminaba una “etapa en el purgatorio” por culpa de algunos profesores que acuden a la Universidad “a enseñar sin amor y sin pasión por lo que hacen” y por las “excentricidades inéditas” que se ven dentro de la institución. (Estos estudiantes esconden una cámara para descubrir quién les robaba en su aula y pasa esto)

Su principal ejemplo fue la entrega “de notas de evaluación continua 24 horas antes de un examen, asignaturas que sobrepasan todo límite humano de horas de dedicación, y una tasa de fracaso que supera el 50%”.

No obstante, los alumnos alabaron a algunos profesores que

“sí aman la enseñanza, profesores que se implican, no solo en un aspecto académico, sino también en un aspecto humano”.

El vídeo está en YouTube desde julio de 2018, pero ha sido ahora cuando se ha extendido por las redes sociales.

https://www.periodistadigital.com/ciencia/educacion/2018/10/05/estos-dos-alumnos-dejan-por-el-suelo-a-la-universidad-en-su-discurso-de-graduacion.shtml

La ventaja de las clases pasivas: funcionarios que se jubilan a los 61 años, casi tres años antes que la media

Los funcionarios del régimen de clases pasivas se jubilan antes que la media de los trabajadores y cobran una pensión mayor que estos. Así lo corroboran los datos que elEconomista.es ha obtenido a través del Portal de Transparencia del Gobierno, que indican que el año pasado hubo 22.735 altas de jubilación en este régimen con una edad media de 61,38 años y con una pensión inicial media de casi 1.900 euros (1.896 euros mensuales). l El coste de las pensiones sube un 55% en 10 años

Estos datos contrastan con la media nacional de trabajadores, que se retiran más tarde (años 64,1 años en 2016, según las cifras de la Seguridad Social) y con una pensión media menor, de 1.332 euros mensuales. Así, los jubilados de las clases pasivas se retiraron casi tres años antes que la media y casi cuatro años antes de lo que establece la edad legal prevista para 2016 (65 años y 4 meses para quienes no hubieran cotizado durante un mínimo de 36 años).

La regulación de los funcionarios públicos incluidos en el Régimen de Clases Pasivas establece que pueden jubilarse voluntariamente desde que cumplan los 60 años de edad, siempre que tengan reconocidos 30 años de servicios al Estado.

También el importe de su pensión inicial es mayor que la media, en concreto, un 42% mayor, aunque hay que tener en cuenta que habitualmente los funcionarios tienen una alta formación, por lo que su salario suele ser más alto, lo que repercute en que sus pensiones sean más elevadas.
Sólo los profesores universitarios superan la edad legal

Dentro de los más de 22.000 jubilados de clases pasivas del pasado año, los 12.751 docentes no universitarios fueron los que se retiraron antes. Lo hicieron con una media de 60,52 años y una pensión mensual media de 2.321 euros, casi 1.000 euros más que la media de trabajadores. Le siguen los 1.104 empleados auxiliares administrativos de la Administración General del Estado, que se retiraron con una media de 60,87 años y una pensión más parecida a la media nacional, de 1.365 euros mensuales.

En torno a los 61 años de media se jubilaron otros dos colectivos: el personal general administrativo del Estado y el de Justicia. Su primera pensión ascendía a 1.599 euros y a 1.729 euros, respectivamente. Los policías se jubilaron de media con más de 63 años y una pensión media de 1.724 euros mensuales.

Finalmente, el único colectivo que se retiró incluso superando la edad legal de jubilación fue el de docentes universitarios, aunque en su caso la edad de jubilación forzosa es de 70 años. Los 1.352 profesores universitarios que se retiraron el año pasado lo hicieron con una media de 65,95 años y con la pensión media más alta de todas: 2.591 euros mensuales, es decir, prácticamente el doble que la media de los trabajadores que se retiraron el año pasado.
Régimen especial

El régimen de clases pasivas es un régimen especial al que se pueden acoger los funcionarios de carrera de la Administración del Estado o de la Administración de Justicia, así como de las Cortes y otros órganos constitucionales. También pueden inscribirse en este régimen los funcionarios transferidos a las autonomías. También pueden acogerse a él los militares de carrera y otros miembros del Ejército, así como los expresidentes, exvicepresidentes, exministros y otros ex altos cargos del Gobierno.

Para todos ellos, la edad ordinaria y obligatoria de jubilación es de 65 años. La ley les permite acogerse a la jubilación anticipada a partir de los 60 años, siempre y cuando hayan trabajado para el Estado un mínimo de 30 años. No obstante, dentro de este colectivo hay algunos funcionarios cuya jubilación forzosa es a los 70 años, como los magistrados, fiscales y otro personal judicial, así como los profesores universitarios.

Una de las diferencias existentes entre el régimen general y estas clases pasivas es que su pensión no es gestionada por la Seguridad Social sino por el Ministerio de Hacienda.

Desde el 1 de enero de 2011, todos los funcionarios que se incorporan a la función pública lo hacen adscritos al Régimen General de la Seguridad Social, quedando en situación de extinción paulatina este régimen de clases pasivas.

Por el momento, las reformas realizadas para elevar la edad de jubilación apenas se han notado en la realidad. En los ocho primeros meses de 2017, la edad media de retiro fue de 64,2 años, la misma que en 2013 y 2014, pese a que en la ley ha subido progresivamente tras la entrada en vigor de las reformas de pensiones.

https://www.eleconomista.es/economia/noticias/8712780/10/17/Las-ventajas-de-ser-funcionario-se-jubilan-a-los-61-anos-con-una-pension-media-de-1900-euros-al-mes.html

Las universidades pagan 420 millones por casi 4.000 prejubilaciones ilegales

https://www.abc.es/sociedad/20150211/abci-prejubilaciones-universidades-201502102135.html

Las universidades públicas españolas tienen en marcha planes de incentivos a la jubilación voluntaria anticipada que «carecen de amparo legal» y a los que se acogieron al menos 3.828 empleados entre 2008 y 2012. Así lo recoge el informe de fiscalización del sistema universitario del Tribunal de Cuentas, que indica que en esos cinco años se pagaron por este concepto casi 183 millones de euros, a los que se sumarán otros cerca de 238 millones en los años sucesivos, con lo cual el coste total de esta medida superará los 420 millones.

El documento, aprobado el pasado 29 de enero y dado a conocer este lunes, explica que algunas universidades, «en uso de su autonomía financiera», aprobaron este tipo de planes para los cuerpos docentes, que incluye a funcionarios y laborales. Al personal que cumpliera los requisitos, se ofreció percibir, a través de los fondos de acción social, un incentivo que consiste en «la diferencia entre la cuantía actualizada de la suma de las retribuciones brutas anuales en los términos que se acuerdan, y el importe bruto de la pensión de jubilación del participante en el ejercicio». Es decir, que los beneficiarios percibirían una cantidad para mantener hasta los 70 años el mismo nivel de ingresos que tendrían si siguieran en activo.
La argucia de los eméritos

En algunos casos, explica el informe, «se ha buscado el subterfugio del denominado “emeritaje”», es decir, para acogerse al plan se requería previamente ser nombrado profesor emérito. Incluso en una universidad –la de Extremadura– «esta posibilidad se ha realizado con el concurso de la comunidad autónoma» por medio de un convenio. El Tribunal recuerda que ya en informes anteriores advirtió de que con esta argucia «de alguna manera se ha adulterado el significado de la figura del profesor emérito y, en realidad, se ha procedido a la creación de una nueva» sin «cobertura legal».
Tras el repaso a la normativa, el Tribunal concluye que, «dada la falta de una norma legal que habilite a las universidades públicas para disponer en esta materia de jubilación voluntaria anticipada distinta al marco general establecido» y que la jubilación es una de las causas de pérdida de la condición de funcionario, «carece de amparo legal el abono de estos incentivos cuando se ha extinguido la relación de servicios con la Universidad».

En la actualidad, la edad de jubilación forzosa para los cuerpos docentes universitarios está fijada en los 70 años, aunque pueden jubilarse voluntariamente a los 60 si tienen reconocidos 30 años de servicios efectivos. También pueden acceder a la jubilación a los 65 años si acreditan 15 de servicios. Y, como recuerda el Tribunal, sólo por ley se pueden establecer «derechos pasivos distintos» de los ya previstos legalmente.

Una modificación de la Ley Orgánica de Universidades señalaba que se promoverían acuerdos para la reducción paulatina de actividad a partir de los 60 años, pero, según recuerda el Tribunal de Cuentas, esa declaración no se ha llegado a «plasmar en ningún texto legal habilitador de posibles acuerdos en este sentido, dada la reserva legal que impera en esta materia».

Además, el decreto ley de 2012 que introdujo ajustes para capear la crisis, disponía que las pensiones indemnizatorias, compensatorias o cualquier otra percepción económica al cese serían incompatibles con la pensión de jubilación o retiro.
Prohibición expresa en Cataluña

Para el órgano fiscalizador, es «especialmente significativa» la restricción vigente en Cataluña. Allí, la ley de presupuestos para 2012 señalaba expresamente que ese año no se realizarían «aportaciones a planes de pensiones de empleo o contratos de seguro colectivo que incluyan la cobertura de la contingencia de jubilación».

El informe especifica que los pagos de los planes de prejubilaciones ascendieron entre 2008 y 2012 a 182.965.220 euros. Si en ese periodo se acogieron 3.828 empleados, la media percibida fue de 47.796,6 euros. Según estimaciones actuariales, la proyección de gastos a reconocer en el futuro –incluso más allá de 2019– es de 237.725.160 euros.

ABC trató ayer de recabar la versión sobre el informe de la Conferencia de Rectores de las Universidades, pero no obtuvo respuesta.