Quiénes son los seis detenidos y las claves en la Operación Alquería

Jorge Rodríguez era el mejor situado por su cargo en la diputación y su ambición para la sucesión de Ximo Puig. Toda una carrera política abocada al sumidero por la mancha de la corrupción
alfons garcia | valència 28.06.2018 | 04:15
Los registros de la operación anticorrupción que ha acabado con la detención de Jorge Rodríguez

Jorge Rodríguez cumplía el martes 39 años. Acudió a València a la toma de posesión del nuevo delegado del Gobierno y regresó a Ontinyent, su ciudad, donde tenía agenda que atender en la alcaldía. Ni pensaba en esos momentos en el regalo que le tenía preparado la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional.

Rodríguez ha sido el rostro más destacado de la nueva hornada de jóvenes alcaldes socialistas. En 2011, con poco más de 30 años, llegó al despacho principal del Ayuntamiento de Ontinyent con el apoyo de Compromís y Esquerra Unida. Cuatro años después, arrasaba y se hacía con una aplastante mayoría absoluta (14 concejales, seis más que en 2011) que lo situaba aún más en el escaparate de nuevos valores del PSPV.
La consecuencia, casi lógica, fue señalarlo para un puesto en el mapa institucional valenciano. Cosas de la vida, fue el entonces secretario institucional del PSPV, José Manuel Orengo, el que promovió a Rodríguez para presidente de la Diputación de València. Joven, de las comarcas centrales y poco provincialista. Perfil idóneo para una institución que los socialistas cuestionan históricamente y que consideran que solo tiene sentido como satélite de las políticas de la Generalitat. La idea se impuso a pesar de que no todos en Blanqueries la compartían.

Lo que viene después es un proceso común en estos casos: la emancipación del elegido en cuanto se siente fuerte en el cargo y abrazado en el partido. Una pieza clave es el jefe de gabinete elegido por Rodríguez, quien ya le había acompañado en el crecimiento político en Ontinyent: el periodista Ricard Gallego. Ha sido en estos años el escudero armado del presidente de la diputación, por donde pasaban todas las decisiones que se tomaban.

El indicio de que Rodríguez quería tener su propio camino, institucional y político, lo marca la dimisión a principios de 2016 de Orengo, que había sido su primer jefe de gabinete en el Palau de Batlia. Hombre de confianza del líder del PSPV y presidente de la Generalitat y buen conocedor del entramado administrativo, el exalcalde de Gandia tenía que ser el puente con el Palau de la Generalitat y quien dirigiera los primeros pasos del alcalde de Ontinyent en la corporación provincial. La renuncia fue el reflejo de que algo no fluía como debía.

Casi simultáneamente llegaba el primer golpe de autoridad de Rodríguez. Pasa a querer controlar la empresa pública que aún se llamaba Imelsa con el relevo de José Ramón Tíller (cercano a Orengo) y la colocación de alguien próximo (Víctor Sahuquillo) como cogerente.

El aparato de gobierno montado en la sociedad intervenida, que sufría aún las consecuencias del paso por allí como gerente del yonqui del dinero, Marcos Benavent, se empieza a desmoronar. El director jurídico, José Luis Vera, también queda apartado al poco, después de una polémica por el intento de contratación de una letrada que se considera próxima al PSPV.

Del objetivo de la limpieza de una empresa contaminada por la corrupción (incluido cambio de nombre: Divalterra ahora) se pasa a una etapa de conflictos continuos, en la cúpula y con los gobernantes de la diputación.

Acaba con una derrota de Rodríguez, que ha de aceptar la cabeza de Sahuquillo después de que se conocieran los tiques de los gin-tonics que había cargado a la empresa. Rodríguez amenaza con cerrar el tinglado, pero nunca pasa a los hechos.

Es el momento en que la figura de Rodríguez se empieza a debilitar. Y la imagen de perfecto sucesor al liderazgo de Ximo Puig en el PSPV se empieza a resquebrajar. No sale todo lo bien recompensado que esperaba de la lucha por la secretaría general entre Puig y Rafa García (el hombre de José Luis Ábalos y los que habían estado siempre al lado de Pedro Sánchez en la batalla interna del PSOE). Sale como portavoz de la ejecutiva del PSPV, pero por detrás de Manolo Mata y no por encima de otros jóvenes con aspiraciones, como José Muñoz y Carlos Fernández Bielsa.

Las dudas después a la hora de plantar batalla a Mercedes Caballero (la primera de las huestes de Ábalos) en la carrera por la dirección del PSPV en la provincia de València y la decisión final, compartida con Puig, de dejarlo estar vuelven a dañar la imagen del perfecto aspirante.

Él siempre ha negado esas aspiraciones, pero cada uno de sus pasos, perfectamente medidos por Gallego, han sido pensados con el objetivo a medio plazo de ascender de palacio. Próximo a Puig, pero manteniendo las distancias, nadie hubiera dudado hasta ayer de que era uno de los favoritos al cartel del PSPV el día después de Puig.

Ricard Gallego: La mano derecha que diseñaba el camino hacia la Generalitat
Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universitat de València y Máster en Comunicación Política y Electoral por la Autónoma de Barcelona. Ricard Gallego (Llosa de Ranes, 44 años) trabajó en Levante-EMV desde 1992 y hasta 2011, cuando se embarcó en el proyecto político de Jorge Rodríguez. Llegó a Ontinyent como jefe de gabinete de alcaldía y Comunicación y tras arrasar en 2015 con una mayoría absoluta en Ontinyent se convirtió en el jefe de gabinete de Presidencia en la diputación, cargo en el que se ha afianzado como mano derecha de Rodríguez y desde el que ha trabajado con la vista puesta en la sucesión en el Palau de la Generalitat.

Jorge Cuerda: El ascenso meteórico del hombre fuerte del presidente en la gestión de Divalterra
Jorge Espirindio Cuerda Mas aprobó la oposición para letrado de la Diputación en 2005, aunque poco después se marchó con una excedencia a ayuntamientos como Sueca, Calaf y Rocafort. En su regreso, con Rodríguez al mando, Cuerda fue adscrito al área de presidencia para fiscalizar Divalterra, Egevasa y Girsa. En abril de 2017 pasó a ser jefe de sección del asesoramiento jurídico y en noviembre fue ascendido a secretario del consejo de administación de Divalterra, siendo el hombre de confianza de Rodríguez en la empresa pública, de la que se ha hecho cargo con una gestión personalista y de la que sólo rinde cuentas ante el equipo de Rodríguez.

Manuel Reguart: Hijo del anterior alcalde socialista de Ontinyent y asesor en la diputación
Manuel Reguart (Ontinyent, 37 años), ingeniero de profesión, es hijo del que fue alcalde de Ontinyent entre 2003 y 2007. Después de trabajar como responsable de Edificación y Obra Civil de la firma Mango, Jorge Rodríguez lo reclutó para iniciar su mandato en la diputación. Militante socialista y colaborador en el programa electoral de Rodríguez en Ontinyent, Reguart llegó para ocuparse de la coordinación de las obras y el día a día de la corporación provincial, aunque Rodríguez barajó ofrecerle ser el jefe de su gabinete. Finalmente, Reguart acabó adscrito como asesor del presidente de la Diputación de València.

Agustina Brines: La gerente elegida por Compromís para «limpiar» la antigua Imelsa
En las negociaciones del llamado «Pacte del Botànic», PSPV y Compromís acordaron una gerencia doble para la reconversión de Imelsa. La elegida por la coalición valencianista fue la exalcaldesa de Simat de la Valldigna Agustina Brines Sirerol (Simat, 48 años). Graduada en Relaciones Laborales y Recursos Humanos, trabajó en diversos escalones de Radiotelevisió Valenciana (RTVV) y siete años en el Centro de Empleo, Estudios y Formación de Burjassot antes de aterrizar en Divalterra. En 2017, una de las vicepresidentas de la Diputación, Rosa Pérez (Esquerra Unida), acusó a Brines de querer apartarla de Divalterra por querer evitar un «pelotazo» de 635.000 euros.

Xavier Simón: El último en llegar que ocupó la vacante de Sahuquillo
Xavier Simón Alventosa fue alcalde de l’Alcúdia de Crespins con el PSPV entre 2004 y 2006 en virtud de un acuerdo con el Bloc. Fue nombrado cogerente de Divalterra en noviembre de 2017, elegido para el cargo por Rodríguez después de ser el coordinador de los asesores socialistas en la institución provincial. De esta manera, ocupó la vacante dejada un año antes por Víctor Sahuquillo, hombre de confianza de Rodríguez, tras su renuncia por el escándalo por las copas con cargo a la empresa. Pese a su llegada como cogerente de Divalterra junto a Brines, para algunos las principales decisiones del consejo de administración pasaban en la actualidad por por Cuerda.

enrique alvarez conde sigue vivo, su trayectoria perdura en horizonte 2020

La UC3M obtiene más de tres millones de euros para el proyecto CONEX-Plus

La Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) ha sido la única universidad española que ha conseguido fondos a título individual en la última convocatoria COFUND de las Acciones Marie Sklodowska Curie (MSCA), parte del Programa Marco Europeo Horizonte 2020.

En esta edición, la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) ha obtenido más de 3 millones de euros para cofinanciar CONEX-Plus, un programa para la incorporación de 30 doctoras y doctores durante un periodo de tres años.

La convocatoria COFUND es un mecanismo de cofinanciación del programa Horizonte 2020 que pretende estimular programas regionales, nacionales o internacionales para fomentar la excelencia en la formación, movilidad y desarrollo profesional de la comunidad investigadora.

La UC3M ha recibido con anterioridad fondos COFUND. En 2013 obtuvo una ayuda del 7º Programa Marco Europeo (FP7) para el programa CONEX (Concentrating Excellence in UC3M) que permitió la contratación y desarrollo profesional de 28 investigadores de 14 nacionalidades y con más de 4 años de experiencia postdoctoral.

EL NUEVO PROYECTO DE LA UC3M

El proyecto CONEX-Plus (Concentrating Excellence in UC3M – Postdoc Programme; GA 801538) cuenta con una cofinanciación europea de 3.186.000 euros en esta convocatoria. Se trata de un programa de 5 años de duración cuyo objetivo es atraer y formar profesionalmente a un conjunto de 30 jóvenes investigadoras e investigadores, para que puedan convertirse en líderes en sus respectivas áreas de conocimiento. El programa es uno de los instrumentos de la UC3M para la consecución de los objetivos contemplados en su Plan Estratégico para el periodo 2016-2022.

La selección de i con menos de seis años de experiencia postdoctoral se realizará a través de dos convocatorias públicas internacionales, que se regirán por los principios de excelencia, transparencia, igualdad e imparcialidad. Asimismo, en la selección de los candidatos recibirá especial atención la interdisciplinariedad de las propuestas presentadas.

Los investigadores desarrollarán un proyecto de 3 años de duración, que deberá abordar objetivos y temáticas definidas en la Estrategia de Innovación para una Especialización Inteligente (Research and Innovation Strategy for Smart Specialisation, RIS3) de la Comunidad de Madrid. Las principales áreas tecnológicas de la estrategia son: Energía, Medio Ambiente y Transporte (incluida la Aeronáutica); Nanotecnología, Materiales Avanzados, Tecnologías de la Industriales y del Espacio; Salud, Biotecnología, Agua y Agroalimentación; Tecnologías de la Información y Comunicaciones, además de aquellas investigaciones en Ciencias Sociales y Humanidades que encuentren aplicación en diversos ámbitos de la RIS3.

El programa CONEX-Plus supone un avance significativo respecto del actual programa CONEX. Se fortalecerán los mecanismos de tutorización y seguimiento y se potenciarán las acciones formativas para el desarrollo de habilidades transversales y acciones intersectoriales que impulsen el desarrollo profesional. Para ello se contará con la colaboración de al menos 14 entidades de diferentes sectores, en las que los investigadores deberán realizar estancias formativas. También se prestará especial atención a la difusión del programa y los resultados de las investigaciones a la sociedad.

El Estado ha “despilfarrado” más de 45.000 millones de euros en 20 años

en infraestructuras innecesarias o infrautilizadas

Un grupo de expertos cifra en 81.000 millones de euros la cantidad comprometida “de forma inadecuada” entre 1995 y 2016, de los que 45.920 millones corresponden a la Administración central

Diversos profesores universitarios han publicado el informe ‘Aproximación a la Geografía del despilfarro en España: balance de las últimas dos décadas’
Miguel Giménez
Nueve expertos de diversas universidades españolas -Joan Romero (Universitat de València), Dolores Brandis (Universidad Complutense de Madrid), Carmen Delgado (Universidad de Cantabria), José-León García Rodríguez (Universidad de la Laguna), María Luisa Gómez Romero (Universidad de Málaga), Jorge Olcina (Universidad de Alicante), Onofre Rullán (Universitat de les Illes Balears), José Fernando Vera-Rebollo (Universidad de Alicante) y Joan Vicente Rufí (Universitat de Girona)- han publicado el informe ‘Aproximación a la Geografía del despilfarro en España: balance de las últimas dos décadas’ en el Boletín de la Asociación de Geógrafos Españoles.

Este documento pretende servir como una “primera aproximación” a la dimensión del despilfarro de recursos públicos en infraestructuras desde 1995 hasta la actualidad. “Despilfarro significa estrictamente falta de eficiencia”, definen al asegurar que todo despilfarro público implica ineficiencias y sobrecostes, aunque puntualizan que hay que distinguir entre despilfarro y corrupción: “toda corrupción implica despilfarro pero no todo el despilfarro público es corrupción”.

Así, se han analizado la inversión y los sobrecostes -con cantidades comprometidas superiores a los 10 millones de euros)- en infraestructuras “innecesarias” del Gobierno central (ferrocarriles, autopistas y autovías, puertos y aeropuertos, desaladoras…) y las “infraestructuras, proyectos, eventos e inversiones fallidas, vacías o infrautilizadas” acometidas por las administraciones autonómicas y locales (centros educativos, hospitales, equipamientos culturales o científicos, parques y ciudades temáticas o inversiones para acoger grandes eventos…), incluidas aquellas cofinanciados por la Unión Europeos. Según explican, aunque el despilfarro, como tal, “no se considera delito”, sí que merece atención por su dimensión “(geo)política, económica, social, territorial y medioambiental”.

En las dos últimas décadas calculan que las administraciones públicas han comprometido más de 81.000 millones de euros en infraestructuras innecesarias, abandonadas, infrautilizadas o mal programadas, “una cantidad que puede superar los 97.000 millones en un futuro próximo si se suman las obligaciones ya adquiridas”. Estas cantidades son, a juicio de los expertos, “inferiores a las cantidades realmente malgastadas” porque solo se han seleccionado determinadas áreas; porque no se incluyen todos los “proyectos fallidos e inútiles” con presupuesto inferior a los 10 millones de euros, y porque hay compromisos de gasto público en “actuaciones innecesarias o con sobrecostes elevados, ya acabadas, que suponen en torno a 20.000 millones de euros adicionales en los próximos años”.

El estudio considera que en el periodo 1985-1995 se “dilapidó” el equivalente al 5% del Producto Interior Bruto (PIB) español, mientras que en el periodo del boom económico o “década dorada” (1996-2007) esta cifra se disparó hasta el 20% del PIB. “No es posible determinar con exactitud el montante preciso de esta cantidad que es atribuible directamente a la corrupción”, apuntan. Por lo que respecta a la “ineficiencia y despilfarro”, desde el inicio de la cisis económica hasta ahora, las cifran en un 3% del PIB.

De estos cerca de 81.000 millones comprometidos “de forma inadecuada” en infraestructuras entre 1995 y 2016, más de la mitad (45,920 millones) corresponden a la Administración central, mientras que por comunidades, la Valenciana se sitúa en tercera posición (5.936 millones) por detrás de Catalunya (9.160 millones) y Madrid (7.723 millones). Lejos se encuentran regiones como Aragón (2.978 millones), Andalucía (2.657), Asturias (2.380) o Castilla la Mancha (1.530).
https://www.eldiario.es/cv/Geografia-despilfarro-Espana_0_782172173.html

1.260 millones de euros para reforzar el Cuerpo Europeo de Solidaridad #PresupuestoUE

Para el próximo presupuesto de la Unión a largo plazo (2021-2027), la Comisión propone un nuevo programa para el Cuerpo Europeo de Solidaridad después de 2020, con una dotación de 1 260 millones de euros para ampliar las oportunidades que ofrece. El nuevo programa permitirá que, entre 2021 y 2027, un mínimo de 350.000 jóvenes europeos presten su ayuda a las comunidades que lo necesiten a través del voluntariado, las prácticas y las colocaciones profesionales. La propuesta adoptada hoy marca la consolidación del Cuerpo para el próximo período presupuestario. El nuevo programa se basará en los logros conseguidos por el Cuerpo en sus primeros años de existencia y crea un único punto de entrada para los jóvenes que están dispuestos a comprometerse mostrando su solidaridad.

Horizonte 2020: la nueva financiación europea, y la seguridad social en numeros rojos

El denominado Horizonte 2020 (H2020) es un poderosísimo instrumento de competitividad, financiación y crecimiento que acaba de poner en marcha la Unión Europea (UE) con 78.600 millones de euros de presupuesto.

El fin fundamental es conseguir que Europa recupere el liderazgo económico con la implantación de un programa destinado fundamentalmente a alcanzar tres objetivos: combatir la crisis económica, invirtiendo en el crecimiento futuro y en la creación de empleo; responder a las preocupaciones de los ciudadanos sobre su calidad de vida, su seguridad y su medio ambiente, y reforzar la posición europea global en investigación, innovación y tecnología.

El Horizonte 2020 es, en sí mismo, una gran oportunidad de desarrollo de la que muchos hablan y pocos conocen con detalle. El famoso VII Programa Marco ha dejado paso al H2020 (adicionando otros programas coexistentes como el Competitiveness and Innovation Program y el European Institute of Innovation and Technology), el Programa de Investigación e Innovación de la Unión Europea previsto para 2014-2020 que contribuirá directamente a abordar los principales retos sociales enunciados en la Estrategia Europa 2020, y las iniciativas emblemáticas (flagships) Innovation Union y European Research Area. El presupuesto disponible asciende a 78.600 millones de euros. Es un texto complejo que ofrece a empresas y emprendedores múltiples oportunidades para dar un importante salto cualitativo en su desarrollo, premiando generosamente el valor real y la excelencia en I+D+i aportados al mercado.

E La oportunidad. El H2020 debe ser valorado, ante todo, como una extraordinaria oportunidad de financiación para las empresas en un entorno de crisis o poscrisis. Su gran reto es reducir el plazo ahora existente entre la obtención de los resultados de investigación y su aplicación práctica en el mercado. Se trata de no convertir la investigación en un mero proceso teórico, en el que se invierte pero cuyos resultados tardan en encontrar —o no la encuentran nunca— aplicación práctica en el mercado. Para alcanzar este objetivo, H2020 integra por primera vez todas las fases de la I+D+i, desde la generación del conocimiento hasta las actividades más próximas al mercado: investigación básica, desarrollo de tecnologías, investigación aplicada, proyectos de demostración, prototipos, validación y líneas piloto de fabricación.

E Los pilares. El programa se estructura sobre tres pilares principales:

“Ciencia excelente”: con un presupuesto de 24.600 millones de euros, pretende reforzar y ampliar la excelencia de la base científica de la UE, así como consolidar el Espacio Europeo de Investigación para hacer que el sistema resulte más competitivo a escala mundial.

Entre los objetivos del pilar de “ciencia excelente” está el apoyo a las personas y equipos con talento y creatividad para realizar investigación puntera de alta calidad. En España se verían beneficiadas universidades, centros tecnológicos, el CSIC y cualquier organización donde haya investigadores que generen investigación básica.

“Ciencia excelente” financia la investigación colaborativa para abrir nuevos y prometedores campos de investigación, proporcionando a los investigadores una formación basada en la excelencia y con las mejores oportunidades de desarrollo a través de las dotaciones Marie Sklodowska-Curie (MSCA).

“Ciencia excelente” interesa a cualquier empresa española con un proyecto de I+D que quiere que ejecute un investigador de otro país. También contempla dotaciones que favorecen la cooperación entre el mundo académico, los centros de investigación y la industria en distintos países. El objetivo es asegurar que Europa cuenta con infraestructuras de investigación de primera clase (incluyendo e-infraestructuras) accesibles para todos los investigadores dentro y fuera del marco europeo.

“Liderazgo industrial”: con una dotación de 17.938 millones de euros, su prioridad es acelerar el desarrollo de las tecnologías que sustentarán las empresas del mañana, además de ayudar a las pymes innovadoras europeas a convertirse en empresas líderes en el mundo.

Este programa tiene tres objetivos específicos. El primero, Leadership in Enabling and Industrial Technologies (LEIT), está orientado a acelerar el desarrollo de tecnologías específicas para mejorar la competitividad científica e industrial europea.

El énfasis se pone en las áreas de investigación e innovación con una fuerte dimensión industrial y donde el dominio de las nuevas oportunidades tecnológicas permita impulsar la innovación. Europa ha establecido como áreas estratégicas las TIC, nanotecnología, materiales avanzados, fabricación avanzada, biotecnología y espacio, con el fin de acelerar las tecnologías desarrolladas y llevarlas al mercado lo antes posible. Esto supondrá que el tejido empresarial europeo podrá llegar a ser más competitivo frente a países como Estados Unidos o Japón.

La implicación de la industria, y en particular de las pymes españolas —más del 98% de las empresas del país—, es absolutamente crucial para maximizar el impacto esperado de las acciones.

El segundo, Innovation in SMEs, ofrece también un apoyo cercano a la pyme en todo el proceso de innovación a través de un instrumento específico que cuenta con un presupuesto propio. Además, ha previsto fondos para diversas acciones cuyo objetivo es el desarrollo y la prestación de servicios de apoyo orientados a incrementar la capacidad de innovación de las pequeñas y medianas empresas.

Finalmente, continúa el apoyo a la iniciativa EUREKA/Eurostars, que provee fondos para proyectos de colaboración transnacionales de las pymes intensivas en investigación.

“Retos sociales”: cuenta con un presupuesto de 31.748 millones de euros. Esta parte responde directamente a las prioridades políticas y sociales expuestas en la estrategia Europa 2020. Además, se propone estimular la masa crítica de esfuerzos de investigación e innovación necesaria para alcanzar los objetivos políticos de la Unión y los retos de la estrategia Europa 2020.

La atención se centra en seis áreas esenciales para una vida mejor: 1. Salud, cambio demográfico y bienestar económicamente sostenible, oportunidades para generar nuevos puestos de trabajo y crecimiento. 2. Seguridad alimentaria, agricultura sostenible, investigación marina y marítima, y bioeconomía. 3. Energía segura, limpia y eficiente: hacer la transición hacia un sistema energético fiable, sostenible y competitivo. 4. Transporte inteligente, ecológico e integrado, acción por el clima, eficiencia de los recursos y materias primas del planeta. 5. Europa en un mundo cambiante: sociedades inclusivas, innovadoras y reflexiva. Y 6. Sociedades seguras: en un contexto de transformaciones sin precedentes, creciente interdependencia y amenazas globales, fortalecer la cultura europea de la libertad y la justicia.

Todas las acciones deberán tener en cuenta soluciones no solo basadas en la tecnología, sino también en la innovación no tecnológica y en la organizativa. Además contempla la innovación en el sector público, que ahora cubre todo el ciclo de la I+D+i, con especial hincapié en acciones orientadas a la innovación tecnológica y social.

Horizonte 2020 dispone de un presupuesto adicional para financiar otras acciones directas. La Comisión Europea desea movilizar conjuntamente a través de este programa recursos públicos y privados en iniciativas de interés estratégico europeo, gestionadas por estructuras externas a ella.

La política de externalizar la gestión de parte del presupuesto ya se implantó durante el VII Programa Marco. Ahora, Horizonte 2020 incluye diversas líneas industriales —algunas continúan y otras son de nueva creación—, en las que entidades privadas y públicas se agrupan para definir los contenidos de los programas de trabajo (en el caso de las Public Private Partnerships) e incluso gestionar convocatorias propias (como las Joint Technology Initiatives).

Horizonte 2020 financia proyectos (normalmente en colaboración transnacional) en todas las fases del proceso que lleva de la investigación al mercado: actividades de investigación, desarrollo tecnológico, demostración e innovación (incluyendo innovación social y no tecnológica), así como actividades horizontales de apoyo a la investigación y la innovación.

La participación en Horizonte 2020 se puede realizar mediante el acceso a convocatorias abiertas gestionadas por la Comisión Europea o sus agencias ejecutivas.

Los sectores punteros en España forman parte de las líneas estratégicas en H2020 en forma de convocatorias e iniciativas que suponen una oportunidad de crecimiento, mejora de competitividad, acceso a fuentes de financiación privilegiada para actividades de I+D+i y colaboración con entidades de otros países y redes internacionales.

H2020 está muy orientado a las grandes industrias tractoras de I+D, muy activas en nuestro país, sin olvidarse de las pymes que, además de poder participar en proyectos colaborativos encuadrados en los pilares “Retos sociales” y “Liderazgo industrial”, tienen su propio instrumento (donde se proponen temáticas abiertas en estos mismos pilares a los que pueden presentar propuestas solos o en consorcio) ocupando un tercio del presupuesto en cada uno de ellos.

quien se a llevado el dinero de la union europea, abogado

Borrell asegura en A Coruña que el futuro de la Unión Europea es “incierto”
El expresidente del Parlamento Europeo reconoce que el euro, la unión monetaria, no fue bien diseñado y tiene carencias
redacción | a coruña 17.04.2018 | 01:54

Borrell, en el centro, antes de la conferencia de ayer. baúlde/roller agencia

El exlíder del PSOE y expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, aseguró ayer en A Coruña que el futuro de la Unión Europea es “incierto” al entender que existe “una oleada de excepticismo” derivada de la situación geopolítica. El político socialista impartió una conferencia en la Facultade de Economía e Empresa de la Universidade da Coruña en la sostuvo que las cosas en Europa “quizás empezaron a torcerse” cuando los franceses rechazaron en referéndum la Constitución Europea.
El exministro indicó que la aparición de “dinámicas eurófobas” junto al “descrédito” por las políticas de austeridad -una terapia “dolorosa y equivocada”- provocaron el escepticismo actual sobre el futuro de la unión.

Pese al descrédito actual que padece la UE, Borrell abogó por explicar a los jóvenes “que los mejores años de la historia moderna de España fueron desde la entrada en Europa”. Sin embargo, reconoció que el paso de los años ha demostrado que el euro (la unión monetaria) no fue bien diseñado y que tiene carencias y achacó su crisis a que se creyó que todos los problemas eran del Estado y no del sector privado.
https://www.laopinioncoruna.es/economia/2018/04/17/borrell-asegura-coruna-futuro-union/1282432.html

España vende obuses a Africa como armas de caza

Amnistía Internacional, Intermón Oxfam, Greenpeace y la Escola de Cultura de la Pau de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) denuncian en un informe que España ha vendido armamento a 10 países africanos asegurando que es material para caza y tiro deportivo. Los países compradores son Ghana, Guinea Conakry, República Centroamericana, Mauritania, Costa de Marfil, Senegal, Guinea Bissau, Angola, Burkina Faso y Camerún.

Los autores del estudio han tenido acceso a datos del Registro de Aduanas de la Agencia Tributaria que revelan que cada cartucho exportado pesa 40 kilos y cuesta 120 euros. Según Daniel Luz, investigador de la Escola de la Pau, “no existe munición de caza o tiro deportivo que pese más de 60 gramos. Si hablamos de 40 kilos, tienen que ser obuses”.”.

Las ONG denuncian que el Gobierno, desoyendo a la UE, no considera armamento las municiones y los aviones de transporte militar, así que su exportación elude los controles y no requiere explicación al Congreso de los Diputados. El informe señala que España vende armas a países en conflicto o que no respetan los derechos humanos.
http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/espana/espana-vende-obuses-africa-armas-caza_94030.html

Las causas de las guerras en África: tristes tópicos.

Las causas de las guerras en África: tristes tópicos. PDF Imprimir E-mail
Martes, 13 de Diciembre de 2016 10:24

Iván Navarro, Investigador de la Escola de Cultura de Pau, Universitat Autònoma de Barcelona.
africaye.org
En la mayoría de los discursos que normalmente escuchamos para hacer alusión a las causas de las guerras en el continente africano, dos o tres ideas suelen estar casi siempre presentes para tratar de explicar la conflictividad: las guerras étnicas, las guerras por el acceso y control de los recursos naturales (diamantes, petróleo, coltán, etc.) y las guerras debidas al fracaso del estado y al caos. Una y otra vez, la santísima trinidad identidad-avaricia-mala gobernanza, se repite como un mantra universalmente aceptado, que nos impide entender la complejidad y diversidad de los distintos factores que coexisten en los orígenes, duración e intensidad de las guerras en el continente. Estas tres ideas, bien podría decir Chimamanda Adichie en su famosa conferencia “El peligro de una sola histora”, no es que no existan o no estén presentes, sino que son por si solas incompletas, reduciendo un fenómeno muy complejo, a una historia única.

Bajo estas tres diferentes miradas, los conflictos armados han sido completamente despojados de los fines políticos e ideológicos, para explicar las motivaciones de los actores beligerantes, principalmente, en base a la avaricia económica y a las rivalidades identitarias, lo que ha dado pie a la criminalización de las rebeliones y a la invisibilización de otros muchos factores imprescindibles de entender si queremos comprender. De este modo, es necesario incluir también en la foto, aspectos como la historia y la política, la cultura, las creencias y las necesidades, los factores sociales y la percepción de los actores sobre los agravios padecidos, el impacto de los contextos locales, regionales y trasnacionales, los intereses externos, la agencia. Todos ellos, se vuelven imprescindibles para poder lograr una comprensión más holística de las causas de la violencia política en el continente que ayuden a su resolución. El diagnóstico que realizamos sobre las causas y los problemas de las realidades africanas y sus conflictos armados, acaba por condicionar las “soluciones” que se ofrecen, y debido a ello, si estos diagnósticos son incompletos e insuficientes, las soluciones también lo serán.
http://escolapau.uab.cat/index.php?option=com_content&view=article&id=982%3Alas-causas-de-las-guerras-en-africa-tristes-topicos-&catid=107%3Aunidad-de-analisis-2016-&Itemid=74&lang=es

Ucrania: Mercado negro de armas países de África, Iraq, India, Tailandia, China y países de América Latina,

Escrito por Rodrigo Bernardo Ortega

Si el comercio ilegal de armas sigue formando parte del panorama económico de Ucrania y si a eso se le suma la influencia y participación de capitales extranjeros y el respaldo diplomático de naciones como Estados Unidos, el delicado equilibrio de la seguridad en el este de Europa podría ponerse en riesgo.

Durante la Guerra Fría, más del 80% del armamento militar y nuclear era producido por Estados Unidos y la Unión Soviética. Un destacado complejo industrial militar de la URSS se ubicaba en las regiones de Odesa, los Cárpatos y Kiev en la actual república de Ucrania. Allí se construyeron todo tipo de armamento balístico, aviones, barcos, municiones y demás elementos que permitieron salvaguardar la seguridad en el hemisferio oriental. En efecto, luego del desplome del modelo soviético, en el territorio ucraniano quedaron 3.594 empresas de la industria militar en las cuales trabajaban aproximadamente tres millones de personas (https://es.rbth.com/cultura/technologias/2014/05/15/los_profundos_lazos_de_las_empresas_de_armamento_de_rusi_40075). En los primeros años de su vida independiente, Ucrania fue un referente de temas militares y un importante centro de exportación de armas.
Sin embargo, su destacado papel sólo obedecía al apoyo económico y estratégico que recibía desde Moscú. De hecho para 1997, el número de empresas de defensa en Ucrania se redujo a un quinto. De los 350 aviones que producía por año, construyó cero. Del igual manera, de los 800 tanques que realizó en 1994, tres años más tarde no produjo ninguno (https://es.rbth.com/cultura/technologias/2014/05/15/los_profundos_lazos_de_las_empresas_de_armamento_de_rusi_40075). Esta circunstancia permite evidenciar que la industria militar ucraniana es casi inexistente y que lo poco que produce en la actualidad se debe en gran medida al apoyo recibido por el Kremlin como en la otrora época soviética. En otras palabras, sin la participación de Rusia, Ucrania no podría producir más que tanques y modelos antiguos que en el mundo de hoy son inoperantes, de ahí que el papel de Moscú sea determinante para entender la realidad de la industria militar ucraniana de hoy.

En este sentido, el director del Centro de Análisis del Comercio Mundial de Armas de Rusia, Ígor Korótchenko, aseguró que “Ucrania acabó con la industria militar de la URSS”. Sus afirmaciones se basan en el hecho de que tras obtener su independencia, Ucrania remató todas las reservas militares que heredó de la URSS desmantelando la industria y poniendo en venta el armamento a países del tercer mundo para alimentar las guerras que allí se libran. Por esa razón, Ucrania no tiene armas para librar sus combates. Korótchenko agregó que “los negociantes ucranianos están detrás de cada gran conflicto en Oriente Medio, en la cuenca del Pacífico y en África”, razón por la cual, se han creado auténticas estructuras mafiosas para el comercio ilegal de armas (https://es.news-front.info/2017/10/13/ucrania-ha-vendido-todo-el-legado-militar-de-la-urss/). Sumado a los altos índices de corrupción y a los problemas de seguridad internos, varios de los investigadores de la industria militar y aeroespacial han decidido migrar a otras latitudes, fundamentalmente a engrosar las filas de las empresas de defensa rusas.

Tras su independencia en 1991, Ucrania obtuvo cerca de 2,4 millones de toneladas de misiles soviéticos, cohetes, bombas y balas, por lo que las municiones no caducadas ascendía a un 70% (https://publimetro.pe/actualidad/noticia-ucrania-y-su-historial-nuclear-20914). Debido a su miopía política, varios militares ucranianos respaldados soterradamente por el gobierno central iniciaron la venta de armas en distintas partes del mundo. Paradójicamente este hecho permitió que la industria militar de ese país no se derrumbara en su totalidad en los primeros años de la independencia.
Grandes contratos de exportación fueron llevados a cabo con países de África, Irak, India, Tailandia, China e incluso algunas naciones de América Latina. Sin embargo, todas las armas eran reductos de la época soviética, con lo cual, al acabarse las reservas, el gobierno ucraniano no pudo continuar con la producción a causa de la dependencia tecnológica con relación al gobierno ruso. En efecto, se estima que más del 70% de los suministradores de sistemas y accesorios de las empresas de defensa ucranianas se encuentran en Rusia (https://poderiomilitar-jesus.blogspot.fr/2014_05_16_archive.html), hecho que muestra una vez más el bajo desarrollo militar de Kiev y su inevitable subordinación en asuntos militares al Kremlin.

Las estructuras mafiosas cerradas operan en la mayor parte de los conflictos de la actualidad. Por esa razón, Ucrania se ha convertido en un mercado negro de armas que cuenta con la participación de personal del Servicio de Seguridad del país, altos funcionarios del gobierno y empresarios que realizan los suministros de manera clandestina. El papel del Estado central es colaborar en el ocultamiento de los acuerdos y en la negación de la existencia de un mercado que es más que visible. Dentro de las peligrosas actuaciones de empresarios ucranianos relacionados con el gobierno está la venta de armas a ISIS. Una investigación logró establecer que los misiles portátiles tierra-aire FN-6 fueron entregados por autoridades ucranianas. El material era trasladado de Ucrania a Turquía y luego transferido a Siria para ser utilizados por los terroristas (https://slavyangrad.es/2015/12/01/trafico-de-armas-desde-ucrania-hacia-el-isis/). Desde luego las autoridades de Kiev negaron cualquier vínculo con la venta de armas pero la realidad es que los rebeldes sirios cuentan hoy con armamento proveniente de ese país. Estas actuaciones se suman al tráfico de armas que ha involucrado a la élite ucraniana como la venta de sistemas de radar antiaéreo al gobierno de Sadam Hussein en el año 2000 o el envío de misiles de origen soviético H-55 a Irán y China.

Además de lo anterior, la entrega de misiles antiaéreos a ISIS no sólo se produce de manera directa sino además a través de la intermediación del gobierno catarí. En efecto, un grupo de hackers ucranianos conocido como CyberBerkut, logró revelar la compra de armas por parte de Catar al gobierno de Ucrania que tiene como destino final el grupo rebelde sirio (https://www.hispantv.com/noticias/siria/199360/catar-ucrania-pechora-isis-rusia). Lo irónico del caso es que las armas vendidas son de fabricación soviética y utilizadas por los terroristas en contra de Rusia que parece ser el único actor comprometido en la lucha contra ISIS. En efecto, según el informe, el gobierno de Estados Unidos tuvo conocimiento sobre el acuerdo económico y no se opuso en ningún momento. De esto se puede deducir que por omisión la Casa Blanca está permitiendo que los grupos rebeldes se fortalezcan y que la guerra en Siria escale a proporciones indeseables. Mientras tanto, el gobierno de Ucrania sigue comercializando en el mercado negro con armas de otra época que han estancado su desarrollo militar.

Ahora bien, los alcances de las negociaciones han sido tan grandes que Ucrania ha tenido participación en la asesoría para la construcción de misiles en Corea del Norte. Según Michael Elleman, del instituto de Estudios Estratégicos, los misiles utilizados en las pruebas realizadas por Pyongyang tenían como base motores RD-250 fabricados en la ciudad ucraniana de Dnipró (https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/ucrania-tienda-de-armas-ilegales-articulo-708026). Aunque un informe del periódico The New York Times sugiere que los motores pudieron haber sido comprados por empleados corruptos y llevados de contrabando a Corea del Norte por redes criminales (https://www.nytimes.com/2017/08/14/world/asia/north-korea-missiles-ukraine-factory.html), la realidad es que los mismos empleados del Estado están involucrados en las negociaciones así lo nieguen a través de Alexandr Turnichov, Secretario del Consejo de Seguridad y Defensa de Ucrania. Se estima que en la actualidad hay cinco millones de armas de fuego ilegales en Ucrania lo que se suma a la compleja red de venta que incluye toda clase de gobiernos y grupos que ponen en jaque la seguridad del mundo.

Ucrania se convirtió en un “supermercado” de armas pero no pensó en la renovación de su armamento. De la tercera potencia nuclear luego de la Guerra Fría, no queda sino un Estado corrupto que a través de sus militares vende las armas para caldear guerras en distintas partes del mundo. Las circunstancias muestran que sin la ayuda estratégica de Moscú, Kiev no tiene el potencial necesario para desarrollar su propia industria. Y a pesar de que la relación militar era de mutua dependencia pues varios de los artefactos rusos eran producidos en Ucrania, el conflicto desatado por causa de la independencia en las Repúblicas populares del este del país ha demostrado que el Kremlin puede continuar su camino sin problemas. En efecto, en Rusia ya se han comenzado a producir motores para el avión de entrenamiento Yak-130 que antes se producían en Ucrania. Este es tan sólo un ejemplo del poder industrial ruso. (https://es.rbth.com/cultura/technologias/2014/05/15/los_profundos_lazos_de_las_empresas_de_armamento_de_rusi_40075). Para Ucrania, por el contrario, será mucho más complejo reemplazar la ayuda que antes le otorgaba el gobierno soviético. Es claro que por sus propios medios, la limitada industria militar ucraniana no podrá obtener grandes avances al respecto. Cuando las reservas de las armas de la Guerra Fría se terminen, entonces el gobierno de Kiev estará desmantelado.

Quizás anticipándose a esa situación, la administración de Petró Poroshenko quiere buscar el ingreso a la OTAN a como dé lugar. Hace pocos meses la Alianza Atlántica reconoció a Ucrania como un aspirante oficial a tomar parte del organismo multilateral (http://www.europapress.es/internacional/noticia-otan-reconoce-oficialmente-ucrania-aspirante-alianza-atlantica-20180310173105.html). El ingreso de Ucrania a la organización sería catastrófico para la seguridad de Europa, pues los gobiernos occidentales tendrían un centro de operaciones en una antigua república soviética, con lo cual se estaría ejerciendo una amenaza directa a los intereses de Moscú. Si la ecuación se complementa con la venta ilegal de armas, entonces podría afirmarse que Ucrania significa un peligro inminente para aquellos estados que contravienen el modelo de occidente.

Si el comercio ilegal de armas sigue formando parte del panorama económico de Ucrania y si a eso se le suma la influencia y participación de capitales extranjeros y el respaldo diplomático de naciones como Estados Unidos, el delicado equilibrio de la seguridad en el este de Europa podría ponerse en riesgo. Es claro que por sus propios medios Ucrania no puede tener una industria militar y mucho menos aeroespacial desarrollada, razón por la cual está interesada en firmar acuerdos de cooperación con países que le permitan tener un nuevo protagonismo en temas de defensa y al tiempo busca financiarse a través de actos ilegales.