Luis Bernardo Álvarez Roldán la trama continua

20 años después, el dinero del ‘caso Roldán’ sigue sin aparecer

El ex director de la Guardia Civil, Luis Roldán

El ex director de la Guardia Civil, Luis Roldán.ANTONIO HEREDIA

ANTONIO RUBIOMadrid

Actualizado: 03/05/2014 06:35 horas

Hace 20 años EL MUNDO localizó al huido Luis Roldán, que era buscado por tierra, mar y aire por las Fuerzas de Seguridad del Estado, y publicó una entrevista exclusiva donde el ex director de la Guardia Civil, acusado de malversación de fondos públicos, amenazó a sus ex compañeros del Gobierno y del PSOE con frases del siguiente tenor: «Tengo dos alternativas, o pegarme un tiro o tirar de la manta […] Cuando digo tirar de la manta lo digo con todas las consecuencias […] No me van a engañar como a Amedo; si voy a la cárcel, no iré yo sólo […] Cada palo tendrá que aguantar su vela».

Detrás de aquellas amenazas estaban, entre otros casos, el reparto millonario que la cúpula del Ministerio del Interior hizo de los fondos reservados en su propio beneficio, la guerra sucia contra ETA, el secuestro de terroristas y otros asuntos de las cloacas del Estado. Luis Roldán, desde que en diciembre de 1982 fuera nombrado delegado del Gobierno en Navarra y en octubre de 1986 director general de la Guardia Civil, siempre estuvo en primera línea de acción.

Días después de la entrevista, el 11 de mayo de 1994, mi ex socio Manuel Cerdán y yo recibimos la visita de Jordi, un abogado y amigo de Barcelona que se presentó como enviado y colaborador de Juan Alberto Belloch, ministro del Interior y Justicia. Y se produjo la siguiente escena:

– He estado con el señorito y delante de mí ha llamado al ‘number one’ para que diera el visto bueno de lo que os voy a proponer. Felipe ha dicho que adelante y Juan Alberto me ha pedido que esto no salga de aquí. (1)

‘He estado con el señorito y delante de mí ha llamado al ‘number one’ para que diera el visto bueno de lo que os voy a proponer’

En una hoja cuadriculada, escrita con tinta azul, se podían leer las condiciones que «el señorito» y el «number one» ponían a Roldán para que se entregara y cerrara la boca. Eran siete. La primera que «Roldán no puede desvelar los asuntos relacionados con los GAL ni con los fondos reservados». La tercera: «Tendría que pasar unos tres meses en la cárcel». Y la séptima: «La detención se llevará a cabo donde él diga». Después vino la oferta personal:

– Para vosotros, si queréis, hay 12 millones de pesetas (70.000 euros) y podéis estar presentes cuando se entregue. En la entrega estaré yo y dos policías de vuestra confianza.

La respuesta a esa propuesta fue clara, directa y sencilla:

– Nosotros nos limitaremos a pasarle vuestra oferta cuando podamos contactar con él. Y por lo que respecta al dinero, dile al «señorito» que por menos de 1.000 millones no hablamos. (La ironía y unas risas acompañaron la respuesta para romper la tensión del momento y la situación en la que un gran amigo, militante de izquierdas y auténtico demócrata, te hacía una oferta de esa índole). Tras dejar a Jordi informamos al director, Pedro J. Ramírez, de todos y cada uno de los pormenores de las ofertas del Gobierno, las que hacían referencia al fugado y las personales.

http://www.elmundo.es/espana/2014/05/03/53647144e2704e62078b456c.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 7 14 ?