La leyenda de Mario Conde empezó en la industria farmacéutica

La leyenda de Mario Conde empezó en la industria farmacéutica

La leyenda de Mario Conde empezó en la industria farmacéutica

El polémico banquero y empresario Mario Conde.
Lunes, 11 de abril de 2016, a las 13:20
Este lunes España se ha desayunado con la nueva detención de Mario Conde, en esta ocasión arrestado por presuntamente haber intentado repatriar el dinero de Banesto que guardaba en Suiza.  La leyenda de Conde es posiblemente la mayor de todos los ejecutivos con DNI español. Su ascensión fulgurante y repentina caída a los infiernos ha llenado libros, horas de radio y televisión y páginas y páginas de periódicos. Sin embargo, pocos saben que esta leyenda comenzó en la industria farmacéutica. Cuando aún no había cumplido los 30 años Juan Abelló le nombró director general adjunto de Laboratorio Abelló. Juntos vendieron este laboratorio y se hicieron con una cuarta parte Antibióticos, que vendieron también a una compañía italiana. Con esos beneficios generados de la compra-venta de compañías farmacéuticas son con los que Conde se hace con su primer paquete de acciones de Banesto…

cantereria y la mafia arroyo

https://www.elespanol.com/corazon/20160621/134237105_0.html

El exbanquero Mario Conde acudiendo a la Audiencia Nacional el pasado lunes para entregar el pasaporte

 https://www.elespanol.com/corazon/20160621/134237105_0.html

Los últimos leales de Mario Conde

Al exbanquero Mario Conde aún le queda un grupo de personas reducidas que siguen confiando en él como sus hijos, su fiel secretaria Paloma y el exconsejero de Banesto, César de la Mora Armada.

22 junio, 2016 04:28

Juan Luis Galiacho 

El pago en efectivo de los 300.000 euros de la fianza de Mario Conde (67) y el de su hija Alejandra (38) por 200.000 euros por parte de un “grupo de amigos” pone de nuevo en la palestra informativa quiénes son esos amigos que aún le quedan al ex presidente de Banesto. Según contó el mismo en la carta que publicó en su perfil de Facebook nada más salir de la prisión madrileña de Soto de Real, donde estuvo dos meses: “si quieres saber quiénes son tus amigos, arruínate. Si deseas saber quien te ama, ingresa en prisión”.

El instructor de la Operación ‘Fénix’, el juez Santiago Pedraz (58), ya ha dado orden a la Guardia Civil para que investigue de dónde procede este dinero y se vigile al entorno del ex banquero, investigado por pertenencia a grupo criminal, alzamiento de bienes, ocho delitos fiscales y el presunto blanqueo de más de 13 millones de euros procedentes de las responsabilidades civiles de los casos Banesto y Argentia Trust, por los que Mario Conde fue condenado en los noventa y que no satisfizo. Junto a Conde también aparecen una docena de personas de su entorno a los que también se les atribuyen estos delitos.

Mario Conde saliendo de la cárcel de Soto del Real para ir a la comunión de su nieto

 

Mario Conde saliendo de la cárcel de Soto del Real para ir a la comunión de su nieto g

Desde que saltó la fama el pasado siglo, allá por finales de los años ochenta, a Mario Conde le han seguido muchas personas, pero casi siempre detrás ha habido una relación de puro interés. Basta un reciente ejemplo, uno de sus últimos testaferros, que aparece investigado en la Operación Fénix, ha sido Roland Stanek, “el profesor de esquí”, al que Mario Conde pagaba 550 euros al mes para que desde 2009 a 2014 figurara como administrador de una de sus empresas tapadera de blanqueo, Oleificio Español.

Sus hijos: Alejandra y Mario Conde Arroyo

Pero si hay una persona próxima, que es la que “más ama” al ex banquero, es su hija Alejandra Conde Arroyo, fruto de su primer matrimonio con la ya fallecida Lourdes Arroyo, a la que utilizó en su día como blanqueadora de sus bienes. A Alejandra su padre la situó como socio, consejera delegada y administradora única de las siete principales empresas que ha creado Conde tras su salida de la cárcel en distintos sectores de la vida económica española.

Alejandra es consejera delegada de las tres empresas que Mario Conde tiene en el sector de la parafarmacia (Demerquisa SA, Hogar y Cosmética Española SA, y Pinisan SL); es administradora única de las dos empresa dedicadas al sector del aceite (Oleum Flumine SL y Gestión Integral del Aceite SL), y, también ha figurado como socia de las dos grandes fincas y explotaciones agrícolas que ha mantenido su padre (Las Salcedas SA y Los Carrizos de Castilblanco SA).

Los hijos del exbanquero, Mario Conde Jr. y Alejandra

 

Los hijos del exbanquero, Mario Conde Jr. y Alejandra Gtres

Es la “niña mimada” de la familia Conde, con 38 años de edad, se casó el 3 de julio de 2004 con el economista Fernando Guasch Vega (44), hijo de la ya fallecida Margarita Vega-Penichet y del financiero Manuel Guasch, ex presidente de la firma Renault y de la Azucarera Ebro y vinculado en su día al emporio empresarial montado por el financiero catalán Javier de la Rosa (68). De este modo, Alejandra y Fernando formalizaron la unión de dos importantes familias financieras en la finca “Los Carrizos”,en la localidad sevillana de Castillo de los Arroyos, una heredad que adquirió Mario Conde en su época de esplendor.

Alejandra estaba ese día radiante y lució para la ocasión un diseño de Miguel Palacio. Los asistentes a la boda -entre los que no hubo ni rastro de los antiguos amigos de aquella época dorada de Conde y sí mucha gente joven- degustaron un menú servido por el famoso restaurador Rafael Juliá, el mismo que preparó el banquete nupcial en la boda de la infanta Elena de Borbón (52) y Jaime de Marichalar (53) y la del hijo de Javier de la Rosa con Mencía Roca de Togores, hija del conde de Luna.

Mario Conde consiguió llevar al altar a su hija, como padrino, gracias a un permiso penitenciario que le permitió abandonar durante cinco días la cárcel madrileña de Alcalá Meco, donde por entonces cumplía condena por el caso Banesto. Además, la consuegra de Conde, Margarita Vega-Penichet, ya fallecida, fue la madrina de la boda de Miguel Boyer e Isabel Preysler (65), con los que mantenía una gran amistad.

Padre e hija en la boda de Andrea Zarraluqui y Javier Rubio en Jerez de la Frontera

Padre e hija en la boda de Andrea Zarraluqui y Javier Rubio en Jerez de la FronteraGtres

Alejandra Conde, madre de tres niños (la última Lourdes – como su madre- y que nació en el año 2012), estudió Derecho con matrícula de honor, pero no quiso hacer oposiciones de abogado del Estado como su padre, a pesar del profundo interés de éste. Y tras realizar un máster de Bolsa y trabajar en la Morgan Stanley, constituyó varias empresas de eventos y relaciones públicas, dedicadas fundamentalmente a controlar las finanzas de los actos sociales que rodeaban a los principales acontecimientos deportivos, sobre todo, los referidos a los torneos de tenis, como el prestigioso Roland Garros, de París.

Entre las empresas de organización de eventos y comunicación creadas por Alejandra Conde figuran Media Patner Global Company SL y A Tipica Global SL. También figuró como consejera de Barnacla SL. Alejandra dejó hace unos años, según el registro mercantil, los cargos de administradora en estas sociedades ubicadas en el barrio de Salamanca de Madrid para dedicarse por completo al emporio empresarial de su padre, quien todavía le asesora en todo. Tanto que Alejandra y su padre tienen el despacho en Madrid, uno al lado del otro. Dicen los trabajadores de sus empresas que el comportamiento de Alejandra Conde en su tarea profesional es un tanto déspota, con un tono elevado que ha heredado de su padre, al igual que también su personalidad y espíritu inquieto.

Alejandra, también cuenta con el asesoramiento de su hermano Mario Conde Arroyo, conocido como Mariete, más alocado y volcado en lo que es la gestión del campo, en las labores agrícolas en las fincas familiares de Los Carrizos y, en su día, en Las Salcedas, en cuyas sociedades figura como apoderado. Mario Conde junior, también licenciado en Derecho, saltó a la palestra informativa por su noviazgo con la modelo Laura Ponte (43), ex mujer de Beltrán Gómez Acebo y Borbón (43), sobrino del rey Juan Carlos I (78).

La modelo Laura Ponte y Mario Conde Jr. en Madrid

La modelo Laura Ponte y Mario Conde Jr. en Madrid Gtres

Ausencio Crisogono Camarero

La incursión de Mario Conde hace unos años en el sector de la parafarmacia, limpieza y productos dietéticos, tiene también otro nombre de máxima confianza: Ausencio Crisogono Camarero Izquierdo, el empresario que le llamó para ser su salvaguarda en este sector y al que puso a su lado a su fiel escudero, el abogado Francisco de Asís Cuesta Moreno. Ausencio Crisogono Camarero está vinculado a otras sociedades de este mismo sector que cuentan también con graves problemas financieros y judiciales que han llevado a una investigación policial.

Todo un entramado de ingeniería financiera, el hoy vinculado a Mario Conde, muy difícil de seguir por parte de la Policía y la Justicia por las diferentes ramas, sociedades y personajes interpuestos. Entre ellos figuran a su vez los nombres de María Cristina Fernández Álvarez, Jesús Izquierdo Andrés, María José Benito Martín o Fernando Flores Conde.

Mario Conde entró de lleno en este sector de la parafarmacia, limpieza y productos dietéticos en el año de 2008, comprando empresas ya en uso. Así, adquirió la sociedad matriz de todo su holding, Hogar y Cosmética Española SA. En esta sociedad matriz aparece como consejero el asturiano César de la Mora Armada, el íntimo amigo de Mario Conde desde los tiempos de Banesto, y el yerno del ex banquero Fernando Guasch Vega-Penichet.

Mario Conde abandonando la Audiencia Nacional

Mario Conde abandonando la Audiencia Nacional Gtres

Cesar de la Mora y Luis Valls Taberner

Junto a la fidelidad sus hijos, el ex banquero tiene aún amigos que le quedan de su época dorada, como César de la Mora Armada, ex consejero de Banesto, y Luis Valls Taberner Mulls, hijo del ex copresidente del Banco Popular Javier Valls Taberner. Dos personajes ligados al mundo de la banca que nunca han abandonado a Mario Conde y han estado con él en varios de sus negocios. Así, por ejemplo, junto al editor y antropólogo por la Universidad de Sevilla, Javier León, constituyeron en el año 2006 al lado de Mario Conde el sello editorial Seneca, con sede en la localidad cordobesa de Hornachuelos, de la que el propio Conde era socio fundador.

Javier León entró en contacto por carta con Conde cuando éste aún estaba en la cárcel de Alcalá-Meco, después de verlo en televisión en una entrevista en la que hablaba de budismo e hinduismo, de modo que establecieron una relación epistolar que duró años intercambiando cartas a diario. También César de la Mora es socio de Mario Conde en la sociedad Editorial Welton, otro de sus tentáculos empresariales.

Luis Valls Taberner Mulls, hijo del ex copresidente del Banco Popular Javier Valls Taberner

Luis Valls Taberner Mulls, hijo del ex copresidente del Banco Popular Javier Valls TabernerGtres

Los abogados: Cuesta Moreno y De la Vega Jiménez

Tampoco a Mario Conde le han fallado sus fieles abogados, en muchos casos sus presuntos testaferros que le han organizado todo el entramado financiero de blanqueo. Entre ellos, su inseparable escudero desde los tiempos de Banesto, Francisco de Asís Cuesta Moreno, el más estrecho colaborador de Mario Conde en todo su entramado financiero. La persona que ha vigilado y controlado el patrimonio de la familia Conde desde que el ex banquero entrara por primera vez en prisión allá por los años noventa, siendo el guardián en la sombra de su patrimonio durante su paso por las cárceles españolas.

También en los últimos años ha aparecido en la escena de Mario Conde otro abogado Francisco Javier de la Vega Jiménez. El letrado fue uno de los ocho detenidos en la operación Fénix. La Audiencia Nacional ordenó su ingreso en prisión, de la que pudo salir la pasada semana tras el pago de una fianza de 100.000 euros. Se le imputan los delitos de blanqueo de capitales, organización criminal y ocho delitos contra la Hacienda Pública.

El presunto creador del emporio de blanqueo de Conde constituido por las sociedades Barnacla, Black Royal OAK y Oleificio Español, es ahora su cerebro en la sombra. Por ejemplo, Oleificio, la tercera de las sociedades supuestamente utilizadas por Mario Conde y su familia para blanquear el dinero procedente del saqueo de Banesto, fue constituida inicialmente en Sevilla en el año 2004. Y desde al menos 2008 participó en ella el bufete de Francisco Javier de la Vega, Estudio Jurídico De la Vega y Asociados, con una operación de aval previa a la ampliación de capital de la entidad por valor de 550.000 euros.

Mario Conde en una de sus salidas de la prisión de Soto del real, donde cumple condena

Mario Conde en una de sus salidas de la prisión de Soto del real, donde cumple condenaGtres

Según el auto de prisión de la Audiencia Nacional, “Francisco Javier de la Vega Jiménez se constituiría como pieza fundamental en todo el entramado empresarial; participando directa o indirectamente en los negocios jurídicos y económicos relacionados con la familia Conde, ejerciendo a su vez de representante de las empresas extranjeras que inyectan capitales a las mercantiles vinculadas con Mario Conde”.También Francisco Javier de la Vega ha defendido al controvertido alcalde del municipio madrileño de Torrejón de la Calzada, Eusebio García Gómez, en los muchos frentes judiciales que ha tenido abiertos en los últimos años.

Jaime Alonso García

Otro de sus fieles compañeros de viaje es el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Francisco Franco, Jaime Alonso García, un abogado del sindicato Manos Limpias, que fue quien avaló con cuatro fincas en Fuerteventura, junto a su hermano José Ángel, la fianza de 300.000 euros que el juez Santiago Pedraz impuso al ex banquero Mario Conde, pero que finalmente no se admitieron.La relación de amistad entre Jaime Alonso García y Conde viene desde los tiempos de Banesto donde fue su abogado durante el periodo que este pasó en prisión condenado por este caso.

Esta amistad llevó a Mario Conde a ser el padrino de las hijas de este alto cargo de la Fundación Francisco Franco. Desde mediados de los años noventa, el ex presidente de Banesto entabló una férrea amistad con la familia Alonso. Tanto que Jaime Alonso García participó como coordinador de campaña de la aventura política realizado por Conde en el año 2000 como candidato del viejo partido de Adolfo Suárez, el Centro Democrático y Social (CDS). Años más tarde, le dedicaría el libro Días de gloria.

El abogado del sindicato Manos Limpias Jaime Alonso

El abogado del sindicato Manos Limpias Jaime Alonso

Las vistas de Jaime Alonso a la madrileña calle Triana, residencia y sede de los negocios de Mario Conde, siempre ha sido continua. Como también su vinculación con las empresas del ex banquero. Así figura como apoderado y socio con un 18,42 por ciento de la sociedad inmobiliaria de Conde, Los Carrizos de Castilblanco, con sede en la calle Triana, donde su hermano José Ángel Alonso también figura con un 6,28 por ciento. En ella también aparece su fiel abogado, Francisco de Asís Cuesta Moreno. Esta sociedad instrumental está controlada a su vez, en un 66 por ciento, por otra tapadera de Conde, Black Royal, vinculada al blanqueo de capitales del caso Banesto.

Alonso García ha representado a Manos Limpias en varios procesos judiciales. Su relación entre el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, hoy en prisión, ha sido muy similar a la mantenida con Conde. Precisamente, durante estos meses atrás varias han sido las reuniones llevadas a cabo en la capital de España entre personas próximas al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, también en la cárcel, y al sindicato Manos Limpias con el ex banquero Mario Conde, con el fin de apoyar la idea de un nuevo partido político de derechas liberal que podría tener un nombre parecido al de Queremos, para hacer competencia desde la derecha al partido populista de izquierdas Podemos. Todo auspiciado desde el grupo de comunicación Intereconomía, con el que Mario Conde está vinculado.

El secretario general de Manos Limpias Miguel Bernad

El secretario general de Manos Limpias Miguel Bernad Rtve

Julio Ariza

Su interconexión con el Grupo Intereconomía, propiedad de su amigo el ex diputado catalán del PP, Julio Ariza, se materializa a través de la sociedad instrumental Barnacla S.L, que declaró tributariamente en los ejercicios 2010, 2011 y 2012 unos ingresos procedentes del Grupo Intereconomía Corporación S.A. que se derivaban de la participación de Mario Conde como tertuliano en la cadena de televisión.Así figuran ingresos de Intereconomía Corporación, presidida por Julio Ariza, por importe de 42.060 euros en 2010, 42.480 euros en 2011 y 24.780 euros en 2012.

Según el informe policial, “del examen de la misma se ha comprobado que el Grupo Intereconomía Corporación efectuó transferencias periódicas a las cuentas de Mario Conde, al menos, desde el 12 de enero de 2010 hasta el 16 de octubre de 2012 por la cantidad total de 107.460 euros”. Tales pagos -por su periodicidad y montante-, sugieren, según las investigaciones, el pago de una nómina mensual de esta empresa de comunicación a Mario Conde.

El ex diputado catalán del PP, Julio Ariza

El ex diputado catalán del PP, Julio Ariza

Los vínculos de esta sociedad de Julio Ariza con el entorno de Mario Conde resultan también palpables en una escritura pública de 29 de septiembre de 2014 de compraventa de valores de Intereconomía Corporación por parte de las empresas blanqueadoras de Conde, Black Royal Oak y Las Salcedas S.A. por importe de 5.400.000 euros.

También en una de las cuentas del entono de Conde, en Novo Banco, se recibieron dos transferencias procedentes de la sociedad holandesa Matoral BV por un importe total de 445.000 euros, siendo el banco de origen ABN Bank NV. Una de ellas, el 13 de agosto de 2013 por importe de 85.000 € euros y la otra el 17 de septiembre de 2013 por 360.000 €. La de 360.000 euros se justificó como “compra acciones Intereconomía”.

Su fiel secretaria Paloma

Y siempre al lado de Mario Conde ha permanecido su “otro yo”, su fiel secretaria Paloma Alienda Mula, su filtro para todas las cuestiones personales y profesionales, quien sustituyó a otra de su sus leales secretarias de toda la vida en el banco, Mercedes Rodríguez Castaño.

La secretaria de Mario Conde, Paloma Alienda

La secretaria de Mario Conde, Paloma Alienda Twitter

De esa época aún le quedan buenos amigos, como Diego Fuentes, el que fuera director regional de Banesto en Andalucía occidental. El hombre que vigilaba sus intereses en Andalucía y quien daba el dinero en B para la manutención de la heredad sevillana de Conde ‘Los Carrizos de Castilblanco’. El propio Fuentes reconoció en sede judicial que recibió “en dos ocasiones dinero en efectivo de escoltas de Mario Conde, que en una ocasión fueron 28 millones y en otra 52 millones”.

También otra vez se le entregó un sobre donde había un cheque del Banco de Progreso y cuatro talones contra una cuenta de Banesto por importe de 100 millones de pesetas. Posteriormente, se le hizo otra entrega de cheques de caja por valor de 70 millones de pesetas y otra de 20 millones. Estos son hoy en día los últimos “condistas”, que aún dan la cara por él.

el rey quiere beneficios con sacyr y quiere que le paguen 500 millones para sus gastos

El rey Juan Carlos estará el 26-J en la inauguración del Canal de Panamá

http://www.eldiariomontanes.es/nacional/201606/17/juan-carlos-estara-inauguracion-20160617150306-rc.html

El rey don Juan Carlos junto a su hijo el rey Felipe VI:
El rey don Juan Carlos junto a su hijo el rey Felipe VI: / Efe
  • Mantendrá así su costumbre de no votar en las elecciones, un hábito que ha heredado su sucesor, Felipe VI

El rey don Juan Carlos representará a España en los actos de inauguración del nuevo Canal de Panamá, previstos el próximo domingo 26 de junio, cuando se celebran las elecciones generales, en las que el rey emérito mantendrá su costumbre de no participar.

Don Juan Carlos tiene el mismo derecho que cualquier otro ciudadano español a ejercer su derecho de voto, pero en aras de demostrar una exquisita neutralidad política, se ha abstenido de participar en todas las convocatorias electorales, con la excepción de los cuatro referendos nacionales convocados desde su nombramiento en 1975 como Rey (el de la reforma política en 1976, el que aprobó la Constitución española de 1978, el que hubo sobre la permanencia de España en la OTAN en 1986 y el último sobre la fallida Constitución europea en 2005).

Desde su abdicación como jefe del Estado en junio de 2014, Don Juan Carlos no ha modificado su costumbre de no votar en los comicios municipales, autonómicos o en las generales, un hábito que ha heredado su sucesor, Felipe VI, quien hasta la fecha solo ha participado, siendo Príncipe, en los referendos sobre la permanencia de España en la OTAN en 1986 y aquél en el que los españoles aprobaron la nonata Constitución europea en 2005.

 

En los últimos comicios generales del 20 de diciembre, ningún miembro de la Familia Real con derecho a voto -esto es los Reyes Felipe y Letizia, y Don Juan Carlos y Doña Sofía- se acercó al colegio público Monte del Pardo, que es el que les corresponde como residentes en el Palacio de la Zarzuela.

Obra de la española Sayr

La presencia de Don Juan Carlos en la inauguración de las nuevas esclusas del Canal responde a que la gigantesca obra la ha realizado un consorcio internacional de empresas lideradas por la constructora española Sacyr.

Al margen de Sacyr, otras 74 empresas españolas han participado en el proyecto como subcontratistas de distintas partes y especializaciones de la obra a lo largo de los siete años durante los cuales se han prolongado los trabajos, que llegaron a pararse unos días a comienzos de 2014, por tensiones de liquidez.

Finalmente, la obra terminada se entregó a Panamá el pasado 31 de mayo, año y medio después de la fecha originariamente prevista de octubre de 2014.

Además del Rey Juan Carlos, cuya asistencia a la inauguración del Canal ha confirmado Casa Real este viernes, han confirmado su participación en la ceremonia una decena de mandatarios, entre ellos los presidentes de Taiwan, Chile, Colombia, Paraguay, El Salvador, Honduras, República Dominicana, Costa Rica, así como el primer ministro de Portugal.

la universidad controla los gastos de todos los proyectos, de las carreteras, de la ciencia ??

Exprimir al máximo la legislación de contratos del sector público, trucos contables o reuniones de 25 minutos. Así es como consiguieron las constructoras a las que se les adjudicaron las obras de la vía M-30 –ACS, Ferrovial, FCC, Acciona o Sacyr, entre otras– sobrecostes que suman 1.195 millones de euros sobre el precio de licitación.

En total, los distintos tramos de la M-30 se adjudicaron por 2.508 millones de euros. A día de hoy, los sobrecostes han aumentado el precio final hasta los 3.703 millones de euros. Un desvío del 48%, según documentación a la que ha tenido acceso eldiario.es.

Así consiguieron las constructoras 1.195 millones de euros en sobrecostes de la M-30

Comparación del presupuesto inicial, importe adjudicado a la baja a las constructoras y cada uno de los distintos sobrecostes que aumentaron el coste final

La ley de Contratos de las Administraciones vigente cuando se adjudicaron las obras permitió a las constructoras aumentar el coste inicial de las obras a través de distintos aspectos: modificados de obra, proyectos complementarios, liquidación y revisión de precios. Nuevos datos que se desprenden de la comisión de investigación de la M-30 del Ayuntamiento de Madrid han revelado ahora que  también se utilizaron procedimientos irregulares para que las constructoras se beneficiaran de los máximos sobrecostes. 

Las empresas adjudicatarias llevaron al límite la legislación para conseguir sobreprecios. En el caso de las modificaciones, el incremento máximo permitido por ley estaba entonces en un 20%. Las adjudicaciones de los soterramientos entre el Puente de San Isidro y el Nudo Sur o el enlace entre la calle O’Donnell y la M-30 subieron un 19,99%.

Lo mismo ocurrió con la liquidación del proyecto original, que contaba entonces con una subida máxima del 10%, así como las obras complementarias, donde se podrían introducir nuevos incrementos de hasta el 20%, y la liquidación de estos proyectos complementarios, con los que las constructoras podían subir otro 10% adicional.

De esta manera, algunos tramos de la M-30 alcanzaron sobrecostes de hasta el 67% sobre el importe contratado inicialmente con las empresas adjudicatarias. El túnel norte del Bypass Sur de la M-30, adjudicado a una U.T.E. entre Acciona y Ferrovial, sumó sobrecostes por 201 millones de euros. 

Sobrecostes de hasta el 67% en algunos tramos de la M-30

Por cada tramo de la M-30, la comparación del presupuesto inicial, importe adjudicado a la baja a las constructoras y los sobrecostes que aumentaron el coste final

Ni todos los tramos de la M-30 se desviaron lo mismo, ni tampoco lo hicieron todas las constructoras por igual. OHL, propiedad del Grupo Villar Mir, es la adjudicataria que más se desvió del proyecto original, al menos proporcionalmente.

La constructora sumó sobrecostes por 36 millones de euros en las obras que licitó: un 67% por encima del proyecto original. Juan Miguel Villar Mir, expresidente de la compañía, declaró como imputado en la Púnica por presuntas concesiones irregulares  en las obras de Metro de Madrid.

En solitario, ACS, la constructora presidida por Florentino Pérez, fue la que más sobreprecios facturó de manera absoluta. En total, sus contratos registraron incrementos por más de 263 millones de euros, un 51% sobre el importe original. Le sigue de cerca FCC, en la actualidad propiedad del multimillonario mexicano Carlos Slim, que registró sobrecostes por 137 millones de euros en los tramos que realizó en solitario. Una subida del 59%.

Están son las constructoras que más sobrecostes consiguieron en la M-30

Variación entre el coste final y el importe adjudicado a las obras adjudicadas a cada constructora o unión temporal de empresas

La geografía de los sobrecostes de la M-30 señala el sur de Madrid como el epicentro de las incrementos de las constructoras. La principal razón es que las obras más cuantiosas del macro-proyecto de la vía se adjudicaron para tramos ubicados entre Príncipe Pío y la entrada al centro de Madrid desde Atocha.

Las obras de la M-30 se encarecieron 1.632 millones en total, incluido el mantenimiento, mediante una modificación del contrato aprobada el 26 de marzo de 2007 en  una reunión de solo 25 minutos, con un único punto del orden del día y sin debate en el Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón en el Consistorio de Madrid, según publicó en exclusiva eldiario.es.

El sur de la M-30, el foco de los sobrecostes de obra de las constructoras

El tamaño de la burbuja indica la diferencia entre el coste final y el importe adjudicado a cada uno de los tramos de la M-30. La localización de cada tramo es aproximado

OCULTAR PUBLI X

La inmensa corrupción universitaria española

La inmensa corrupción universitaria española

https://www.votoenblanco.com/La-inmensa-corrupcion-universitaria-espanola_a5840.html

Pablo Iglesias acaba de humillar y denigrar a un periodista del diario “El Mundo” porque era crítico con Podemos, en un acto público celebrado en la Universidad Complutense, entre risas de los alumnos, casi todos ellos entregados a la retórica totalitaria del líder de Podemos. Parece mentira que Pablo Iglesias no entienda que el papel del periodista es fiscalizar a los grandes poderes y, en especial a los políticos, para servir a los ciudadanos la información completa y veraz a la que tienen derecho. Pero es lógico que no lo entienda porque Iglesias no ha demostrado jamás ser un demócrata.

La imagen es reveladora del ambiente que reina en las universidades españolas, un semillero donde se ignora la democracia y se admira a los totalitarios y depredadores.

Ni una sola universidad española entre las mejores del mundo. España en la cola universitaria de Europa por las mismas razones que ocupamos puestos de cola en política y decencia. La corrupción ha penetrado en los recintos universitarios pudriéndolos tanto o más que a los políticos y a sus partidos. Es realmente vergonzoso porque, sin universidades pujantes y ricas en conocimientos, los países y sus sociedades se apagan y decaen.

 


Hay más interés en retirar símbolos franquistas que en potenciar la calidad de la Universidad española

Hay más interés en retirar símbolos franquistas que en potenciar la calidad de la Universidad española
La Universidad está todavía más corrompida que la política y la situación de injusticia, podredumbre y abuso en los departamentos y aulas es peor que la existente en los gobiernos, las finanzas, los partidos políticos, la justicia y los sindicatos. Está tan corrompida que algunos expertos proponen el cierre temporal de algunas universidades, sobre todo de las facultades de Sociología y Ciencias Políticas, las mas contaminadas, transformadas en fábricas de marxistas donde se adoctrina a los jóvenes estudiantes en el sectarismo y el odio.

España merece las pésimas calificaciones en educación que obtiene en el conjunto europeo, un suspenso que se sucede año tras año, ante la insolente indiferencia de los partidos políticos.

La beca trucada del profesor Errejón no es un caso aislado. En muchos departamentos se trafica con las becas y con los puestos de profesores y se exigen a cambio favores, incluso de naturaleza sexual. Las bases y condiciones para acceder a becas y puestos se redactan con parcialidad y alevosía, para que les sean adjudicadas a determinadas personas.

La corrupción es medular y capilar, alcanzando a todo el conjunto de la Universidad española, desde rectores a decanos, catedráticos, profesores y alumnos. Algunos cursos de doctorado son una vergüenza y las calificación con laude no responde casi nunca a un alto nivel de conocimientos sino a la amistad y compromiso previo de los tribunales.

No toda la universidad es corrupta, pero los que se libran de las malas prácticas y abusos son pocos y los reductos limpios, serios y responsables parecen islas extrañas. Los pocos decentes merecen condena por su silencio cómplice, por no denunciar ante la sociedad la podredumbre del sistema universitario.

Endogamia, mafias departamentales, tráfico de favores, mal uso del dinero público, cátedras hereditarias, sexo y tramas de intercambios de favores son el caldo de cultivo en el que germinan la pobre calidad de la enseñanza en España, el escaso nivel académico de muchos profesores y el bajo valor de muchos títulos.

La corrupción ideológica ocupa un creciente protagonismo en las universidades, donde determinados departamentos están en poder de marxistas, anarquistas, socialistas o de la derecha. Los partidos no sólo no luchan contra esa degradación, sino que la utilizan como vías para el clientelismo y la influencia.

El resultado de tanta suciedad y bajeza es una universidad devaluada, sin músculo, fosilizada, incapaz de adaptarse a los nuevos conocimientos y métodos de vanguardia, con profesores atados a sus sillones de por vida, donde sólo unos pocos realizan labores admirables, casi heroicas, únicamente porque poseen una vocación férrea y principios éticos afianzados desde la infancia.

Lo que tenía que ser la luz del mundo y un ejemplo de reflexión, crítica y verdad para la sociedad es un estercolero corrupto donde se están formando miles de totalitarios.

En las universidades españolas se está asesinando cada día la democracia y la decencia, más intensamente que en los mismos partidos políticos, otro motivo para llorar por nuestro futuro.

Francisco Rubiales

Universidad: una verdad incómoda

 

Pese a los avances de los últimos años, las universidades aún se encuentran lejos del ideal y sufren problemas de endogamia, envejecimiento, precariedad laboral, desigualdad de género… Las valencianas, además, se ven lastradas por los problemas de financiación y la ausencia de un convenio colectivo

26/02/2017 – 

ALENCIA. Con el cambio de modelo y la implantación definitiva del Proceso de Bolonia en el curso 2010-2011, se puso en marcha un nuevo sistema que ha provocado un cambio radical en las dinámicas de trabajo de las universidades públicas. La pregunta que muchos se formulan ahora es si para bien. ¿Ha valido la pena? Más de uno duda.

En la dicotomía docencia-investigación se ha impuesto la segunda, hasta el punto de considerarla un criterio incontestable por su supuesta objetividad, mientras que, según el testimonio de profesores de tres de las universidades públicas valencianas, «se ha soslayado la docencia».

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

La carrera por obtener valoraciones en los ranking ha provocado que las universidades se hayan convertido en «una máquina de generar indicadores», en la gráfica descripción de una profesora de la Universitat Jaume I.

«Somos siervos de los indicadores», abunda el catedrático de Derecho Constitucional de la Universitat de València Carlos Flores Juberías. «En un intento de huir del caciquismo y del localismo, que eran los vicios de la universidad anti gua, una universidad feudal, entronizamos el principio de calidad —explica—; pero esa calidad hay que medirla, hay que buscar unos parámetros y eso ha tenido unos efectos indeseables», comenta este catedrático.

La dinámica investigadora, que en principio debería ayudar a modernizar, se ha deformado en una obsesión por publicar que no siempre es buena. «No es necesario acudir a un plagio de una tesis», indica un profesor de Ingeniería de la Politécnica; «hay personas que escriben cosas que no aportan nada a la sociedad, y eso es lo que deberíamos preguntarnos: si el trabajo que estamos haciendo contribuye a la gente». Es por eso que Flores sentencia: «Nos hemos pensado que hemos avanzado mucho, pero no hemos avanzado tanto».

«Tú me citas, yo te cito»

Los criterios por los que se valora se pueden alterar y se alteran. Las argucias son de todo tipo. Grupos de profesores de distintos países se coordinan para citarse entre ellos en sus artículos y así obtener valoraciones más altas por sus trabajos; otros reciclan trabajos anteriores a partir de nuevas tablas; además del clásico que encarga la investigación a sus becarios, etc. En realidad, insiste uno de los profesores críticos, «muchos de estos problemas son como los de cualquier microcosmos humano». El sistema no los ha erradicado. Por eso siguen existiendo casos de nepotismo, los plagiarios y el acoso laboral, que se practica con quienes no son afectos. 

Algo que se traduce en demandas judiciales. La Universidad de Alicante tiene el triste honor de ser la primera de España condenada por un caso de acoso laboral. Fue en 2007 y el juzgado la sentenció a pagar 30.000 euros a una profesora en concepto de indemnización por daños y perjuicios. 

También fue condenada la Universidad Miguel Hernández de Elche a pagar 6.000 euros a un profesor que desarrollaba su trabajo en el Campus de Altea al considerar probado que sufrió una «situación de hostigamiento prolongada en el tiempo». Las demandas no son sólo contra las instituciones. En la UJI dos catedráticos de Historia llegaron a pleitear por un despacho. 

Envidias, celos, pendencias… En ese contexto, algunos de los profesores consultados entienden la aparente inacción y premiosidad de las universidades. «Hay mecanismos, pero son muy lentos. Y ¿quién no dice que una denuncia no sea una rencilla personal?». Todo ello provoca disfunciones que benefician a los menos, una minoría, pero suficientes para anatematizar al resto y cansar a muchos que, hartos, dejan las universidades.

Y es que tampoco hay una mayor libertad. Cierto que no es como en el pasado, cuando el catedrático era una persona con poder omnímodo, pero siguen existiendo centros de decisión y personas con las que mejor no enfrentarse. Así, la coordinadora del sector de universidades del STEPV, Vanessa Campos, comenta el hecho de que en los últimos años «se han incrementado los círculos de poder» y, como sucedía en el pasado, quienes no siguen la «línea oficial» lo tienen más difícil. 

El verdadero poder

«El verdadero poder ahora lo tienen quienes se hallan en las distintas instancias que firman las acreditaciones de los profesores, evalúan los tramos de investigación, conceden o deniegan los proyectos de investigación, autorizan la impartición de nuevos grados o aceptan la publicación de artículos en las revistas de prestigio», explica Flores Juberías. «Evaluadores en la inmensa mayoría de los casos anónimos, y a menudo menos prestigiosos que aquéllos a quienes están llamados a evaluar, de los que depende el avance de toda carrera universitaria».

Esto se traduce en miedo a hablar. Varios de los profesores consultados pidieron que no se les nombrase por temor a las represalias. Criticar algo en público está mal visto. «Los trapos sucios se lavan en casa», sintetiza uno de ellos.«Parece que cualquier cosa que se diga daña a la imagen de la universidad». 

El silencio se interpreta desde fuera como opacidad, ya que no se hacen públicas, por ejemplo, las sanciones. Da igual que prácticamente todas las universidades tengan portales de Transparencia y se ofrezcan las cuentas: la imagen que queda es la otra, la negativa. Recientemente la Politécnica de Valencia suspendió de empleo y sueldo durante seis meses a una profesora por contratarse a sí misma y a su empresa con dinero público. La sanción se aplicó durante el cuatrimestre que no daba clases y los dos meses de vacaciones. Mejor si nadie se enteraba. 

Esta misma profesora, que ha sido acusada de plagio (ver información en la página 81), opta en estos momentos a la plaza de catedrática. ¿Cómo? La respuesta cabe buscarla en las grietas del actual sistema que rige a las universidades públicas, un monstruo de burocracia encaminado a garantizar derechos que en la práctica obstaculiza la agilidad y del que se aprovechan algunos.

Iniciativas en la web como la de la Asociación para la Transparencia Universitaria, que lleva una década denunciando abusos, contribuyen aún más a esa impresión al mostrar uno a uno los casos de corrupción. Porcentualmente no son muchos, pero todos juntos sobresaltan. A esto hay que unir la endogamia, un mal común a todas las universidades y una crítica recurrente. El reciente informe de la Fundación CyD señalaba que el 73% del profesorado universitario español imparte clases donde leyó su tesis doctoral. Con todo, esta crítica tiene sus matices. 

Así, el rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo, puntualiza que no es un indicador «suficientemente fino». «Aunque resulte anecdótico—explica—, me ofrezco como ejemplo. He trabajado con contrato en la Universidad John Hopkins, en la de Michigan, he trabajado en la de Glasgow, he trabajado diez años con plaza de funcionario en la Universidad de Alcalá de Henares en Madrid y ahora soy rector aquí. Hice la tesis doctoral en esta universidad».

Para Morcillo hay dos detalles que no se deberían dejar de lado a la hora de analizar esa supuesta endogamia. Primero, el contexto sociológico. «España ha sido un país en el que tradicionalmente la movilidad no ha sido suficientemente considerada/incentivada. Tiene que haber un incentivo. No se puede pensar en atraer a un investigador muy importante para que trabaje en solitario. Hay que tener en cuenta contextos familiares, su equipo, y contextos salariales también. Este pack de incentivos no existe en el sistema universitario español. La movilidad tiene costes que en otros contextos —como la empresa privada— se tienen en cuenta». 

Una idea que comparte el rector de la Universitat Jaume I de Castellón, Vicent Climent, quien indica que «el porcentaje de personal formado en la propia universidad está en relación con una falta de cultura de la movilidad en España, que nunca se ha promovido con suficiente ayuda desde los gobiernos».

Y el segundo aspecto a tener en cuenta, según Morcillo, es uno de los talones de Aquiles del sistema universitario. «El sistema universitario español público tiene todavía rigideces normativas, jurídicas, legales, etcétera, que no facilitan estas cosas. Pertenezco al grupo de rectores que pensamos que hay que seguir reforzando la autonomía universitaria, que hay que dejar que cada universidad construya sus propios ámbitos y sus propios desarrollos en un contexto de financiación sostenible, pero con marcos de libertad. La normativa no permite muchas cosas, y eso lo vivimos continuamente», se lamenta. 

Una universidad envejecida

Otro problema grave de las universidades reconocido por los rectores es el envejecimiento. Climent lo usó como leitmotiv en su discurso de apertura del año universitario valenciano. Morcillo no emplea ambages al asegurar que la Universitat de València tiene «un profesorado muy envejecido con cifras medias de más de 52 años de edad». 

«Hay una tasa de reposición tramposa», explica Vanessa Campos. «Se aplica a funcionarios y laborales. Se repone un porcentaje de funcionarios que se jubilan con laborales y otro con funcionarios. Por eso es tramposa, porque repone sólo una parte de los funcionarios». 

Las cifras valencianas no son muy diferentes de la media nacional. Según el estudio de la Fundación CyD, en el curso 2014-2015 en España los conocidos como PDI (personal docente e investigador) tenían una edad media de 48,3 años, con un porcentaje de plantilla menor de 35 años de tan sólo el 8,5% y, en cambio, un porcentaje de profesorado de 60 y más edad del 13,8%. El 45% del profesorado universitario en España se encuentra por encima de los 50 años, mientras que en el Reino Unido es el 40%, en Francia el 37% y en Alemania el 24%.

Ante la imposibilidad de fichar profesionales externos y limitados por la legislación, las universidades se están apoyando en la figura de los profesores asociados, auténticos explotados del sistema. Un profesor asociado que imparta seis horas a la semana, más seis de tutoría, cobrará sólo 500 euros al mes, poco más de diez euros a la hora. Un profesor titular cobra cuatro veces más e imparte las mismas horas. 

Buena parte de los profesores asociados son profesionales de prestigio que por una cuestión vocacional y de cercanía dan el paso. En algunos casos, ya sea porque están en excedencia o en el paro, es su único ingreso mensual. Por comodidad y por su bajo coste, la figura del asociado se ha extendido y en la actualidad, sólo en la Universitat de València, constituyen en torno al 40% de los docentes. Son los ladrillos del edificio; si desaparecieran, todo se iría abajo.

Junto a estos problemas, queda otro más evidente aún: la desigualdad de género. La presencia de la mujer es menor conforme se asciende en el escalafón. Las mujeres son el 54,2% de las estudiantes, sólo el 40,5% de los profesores, el 20% de las catedráticas y hay menos de una decena de mujeres rectoras en toda España, incluyendo las universidades privadas. Así que la modernización no está completada, ni mucho menos.

Plagio en la UPV

VALENCIA.- En apariencia, y atendiendo a su currículum, N. Ll. es una profesora universitaria modelo. Ha sido directora de departamento, ha publicado una tesis doctoral, ha dirigido tesis y organizado cursos. Pero esta profesora nacida en Salamanca en 1966 lleva consigo a rastras un sambenito: ha sido acusada de haber plagiado su tesis. Es más, la universidad a la que pertenece, la Politécnica de Valencia, ha dado la razón a quienes la denunciaron. 

El 6 de mayo de 2014 se cerró el expediente de información reservada sobre su tesis en el que se concluía que «no cumple los requisitos de trabajo original de investigación». El 27 de octubre de ese año se inició un expediente de rescisión de oficio de su título de doctora y en julio del año pasado el rector Francisco Mora mandaba un escrito interno en el que informaba de esta decisión. 

El expediente sigue abierto, según explican desde la Universidad Politécnica, por lo que todavía no hay resolución en firme. En el informe, al que ha tenido acceso Plaza, se incluye la detallada denuncia en la que se reproducen las obras que la profesora plagió. 

En el apartado cuatro de este documento se apunta que su tesis doctoral «contiene pasajes que son reproducción literal de obras anteriores de otros autores, incluyendo la introducción y las conclusiones. De hecho, tras haberla revisado en su totalidad (…) no hemos encontrado pasajes originales. En cuanto a las referencias bibliográficas, no están completas ni son coherentes con las citas del texto». 

El caso valenciano

Las deficiencias del sistema universitario en el caso valenciano se agravan por dos cuestiones específicas: la falta de financiación y la ausencia de un convenio colectivo. El miércoles 28 de septiembre se celebró en Valencia la primera de las reuniones de la mesa de negociación de las universidades públicas. Las valencianas son las únicas en España que no gozan de convenio colectivo propio. 

En la actualidad hay un considerable número de ayudantes doctor que cumplen el máximo legal de tiempo con este formato de contratos, que es cinco años. Si no se logra firmar el convenio en lo que queda de curso, muchos tendrán que dejar las universidades, según explica Vanessa Campos, del STEPV. 

Y eso será un problema. Para que la ANECA permita impartir un título universitario de manera oficial se pide que un porcentaje de profesores sean doctores. Si no se estabiliza a los ayudantes doctores, cuando están acreditados, a medida que se van jubilando catedráticos y titulares las universidades con la plantilla más envejecida podrían tener problemas para impartir algunas titulaciones oficiales y los ayudantes doctores se habrán ido.

La falta de financiación es un tema admitido por el actual Consell. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ya habló de él hace un año, cuando avanzó que se estaba preparando un nuevo modelo. Este pasado 14 de septiembre, durante su intervención en Les Corts en el debate de política general, el jefe del Consell volvió a referirse a ella. 

No era gratuito. Para casi todos los profesores consultados es la responsable de buena parte de los problemas. «Queremos un Mercedes al precio de un Dacia», dice una catedrática de la UJI. Con las carencias económicas actuales es inviable contratar profesorado de alta calidad. 

En este sentido Vanessa Campos recuerda el dicho australiano de que si pagas con cacahuetes tendrás monos. Sólo quien apoya de verdad puede exigir; y eso es algo que debe decidir la sociedad: si quiere una universidad low cost o se apuesta por el futuro y se la dota de los instrumentos que precisa.

* Este artículo se publicó originalmente en el número 24 de la revista Plaza (octubre/2016)

http://valenciaplaza.com/universidad-una-verdad-incomoda

Acusan de ‘dedazo’ al rector de la Rey Juan Carlos por un concurso de 35 plazas

Acusaciones de dedazo indisimulado en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid. La universidad ha convocado un  concurso para la provisión de 35 plazas por el sistema de Libre Designación destinadas a funcionarios sin incluir entre las bases de la convocatoria los méritos que se valorarán para otorgar las plazas. Fuentes sindicales y de los propios trabajadores de la institución analizan que adjudicar así puestos colisiona al menos con sus propios estatutos y podría contradecir varias sentencias del Tribunal Supremo sobre la adjudicación de plazas en la administración pública.

Algunos trabajadores del centro sostienen que es ilegal. Santiago Cuesta, secretario de Universidad de CC OO Madrid, no se atreve a tanto, pero asegura que “publicar los requisitos es una condición necesaria” en un concurso de este tipo, y que han solicitado la reunión de la Mesa de Seguimiento para que aclare a qué se debe esta anomalía. Habrá denuncia si las explicaciones no son satisfactorias, afirma. El Supremo  recordó en 2009 el “carácter excepcional” de la Libre Designación y que “cuando se considere necesario acudir a él, se haga excepcionalmente, y justificando, caso por caso, por qué debe utilizarse”, circunstancias que no parecen darse en esta convocatoria.

El director de Comunicación de la universidad, Francisco Javier Pérez, explicó a este diario que “todo se ha tramitado conforme a los procedimientos previstos en la legislación vigente, incluidos los Estatutos de la URJC”.

El método elegido, de Libre Designación, otorga libertad al rector de la universidad, Fernando Suárez, para prácticamente decidir a quién le otorga esas plazas (siempre cumpliendo unos mínimos como el nivel de funcionario, etc.). Este tipo de práctica es habitual en la administración pública —y por extensión la universidad— para cubrir ciertas plazas “de confianza” como secretarios, asesores, etc. Pero esto no exime a quién la convoca de cumplir unos requisitos mínimos en las convocatorias, advierten sindicatos y algún trabajador del centro que denuncia la situación pero prefiere mantener el anonimato. Y esto no ha ocurrido en este caso, aseguran.

“Sabemos que las dan [las plazas] a dedo a los amigos, pero es que ya no guardan ni las apariencias, el que sea un concurso de libre designación no les exime de publicar la lista de méritos valorables”, explica el citado empleado. La URJC ha sido acusada de nepotismo por dar trabajo a varios familiares de sus principales dirigentes y ex dirigentes, según ha publicado El Confidencial. Las investigaciones sobre la Universidad y los recursos a las decisiones que se toman desde el rectorado se acumulan: desde la investigación del campus fantasma de Aranjuez hasta la adjudicación de plazas.

Habrá denuncia, anuncia este funcionario. El problema que se les presenta por esta vía es que los procesos en el Contencioso Administrativo suelen prolongarse varios años y para cuando los Tribunales resuelven los destinatarios de las plazas, o aquellos que habrían querido optar a ellas, pueden hasta haberse jubilado.

Además, varios miembros del PAS informan de que profesores de la Universidad Rey Juan Carlos tienen impugnadas en la vía administrativa las Relaciones de Puestos de Trabajo de PAS funcionario y laboral aprobadas en el año 2014, y que en breve, dichos profesores impugnarán las mismas en la vía judicial. De salir adelante, podrían anularse dichos instrumentos de ordenación de la función pública con los efectos que esto podría acarrear: entre otros, que se podrían invalidar todos los procedimientos de provisión de puestos de trabajo (libres designaciones y concursos) y los procesos de selección de nuevo personal que se pudiera llevar a cabo.

El punto 3 del artículo 157 de estatutos de la URJC estipula que “las convocatorias para la provisión de puestos de trabajo por concurso o libre designación definirán los requisitos que deberán reunir los aspirantes a los puestos de trabajo vacantes y los méritos que se valorarán para su provisión”. En la convocatoria hecha pública por la URJC podría considerarse, apurando, que “los requisitos” son el nivel de funcionario que sí aparece en la tabla donde se relacionan los puestos. Pero ni en esta tabla ni en ningún otro lugar aparece mención alguna a “los méritos que se valorarán”.

Preguntado al respecto, Pérez, el portavoz de la universidad, no ve problema alguno. “En los anexos (anexo II) que acompañan la convocatoria se explicita claramente que todo participante en el concurso tiene la opción —al cumplimentar la documentación— para acreditar sus méritos, y se consignan los apartados: estudios, puestos desempeñados, formación complementaria, idiomas, etc”. Siendo esto cierto, no es lo mismo que el candidato pueda consignar sus méritos a que se explicite “los méritos que se valorarán”.

A todas las fuentes consultadas les sorprende también el elevado número de plazas convocadas, un total de 35. Hay de diferentes categorías  y áreas, desde secretarios que requieren un nivel 18 hasta el director de Recursos Humanos (nivel 29), un puesto que tiene un complemento específico de 44.869,32 euros, según aparece en la convocatoria. Fuentes de la universidad señalan que ni siquiera existe correspondencia entre los puestos ofertados y los correspondientes que figuran en la Relación de Puestos de Trabajo de la universidad.

El Supremo, en la citada sentencia —que atañía a la Comunidad de Madrid— insiste: “Ni la circunstancia de que se trate de puestos con nivel 26, ni la posición que les corresponda en la organización administrativa son razones que, por sí mismas, sirvan para justificar la opción seguida sobre su provisión por la Comunidad de Madrid. La naturaleza de los cometidos a desempeñar y la especial responsabilidad que puedan implicar tales puestos son las razones que podrían, en su caso, hacerlo, pero se trata de extremos que no pueden presumirse, sino que su concurrencia debe ser explicada de manera suficientemente precisa y particularizada por la Administración, cosa que, insistimos, no se ha hecho”.

Carta de recomendación

Un último elemento “quizá no estrictamente legal pero sí defendible en sede judicial y que en cualquier caso es un escándalo”, según fuentes conocedoras de estos procesos, es que la convocatoria exigía a los funcionarios de otras universidades que quisieran optar a la plaza un “certificado de méritos” (el anexo III de la convocatoria) firmado por su superior de la universidad en la que se encuentre actualmente. Esto es, el funcionario en cuestión tendría que pedirle a su jefe que le haga una especie de carta de recomendación para irse a la competencia.

La URJC está en el punto de mira por haberse convertido en una suerte de centro de acogida de familiares del antiguo rector, Pedro González-Trevijano, y su sucesor, según informaciones de El Confidencial. Este diario publicó que el ex dirigente colocó a su exesposa y otros dos familiares y la del actual también ejerce en la universidad. La gerente, el exgerente, el secretario general y otros cargos también han colocado a familiares en los diferentes campus que la URJC tiene por Madrid. El récord de la universidad lo ostentaría el exdecano de la Facultad de Ciencias Camilo Prado, que  colocó a tres de sus hijos y a sus parejas sentimentales

http://www.eldiario.es/sociedad/Universidad-Rey-Juan-Carlos-publicacion_0_360114446.html

Ciencia sin futuro, futuro sin ciencia

Juan Ignacio Pérezvozpopuli autores

Juan Ignacio Pérez

OPINIÓN

Ciencia sin futuro, futuro sin ciencia

Cada vez son más las personas que deciden abandonar la carrera investigadora debido a las dificultades e incertidumbres que han de afrontar, y a lo extraordinariamente exigente que resulta el sistema científico. Juan Ignacio Pérez reflexiona sobre esta ‘epidemia’ de abandonos en ciencia.

Las reducciones de la última década en los presupuestos de investigación han sido traumáticos. Muchos grupos han perdido la financiación de que disfrutaban y otros han visto reducida de forma sensible su cuantía. A corto plazo, las peores consecuencias de este estado de cosas las han sufrido quienes se han graduado en los últimos años, porque han visto muy limitadas sus posibilidades de acceder a contratos de iniciación en la investigación y el personal en formación, incluyendo a doctorandos, personas recién doctoradas y otras en puestos posdoctorales con aspiraciones a estabilizarse laboralmente en España. Y a medio y largo plazo, la ciencia española experimentará una contracción severa. Algunos de sus efectos ya han aflorado, pero los más graves están por llegar aún, pues se producirán cuando se manifiesten los déficits generados por la brecha producida en el personal en formación.

Los efectos más graves de la falta de inversión en ciencia están por llegar y los sufrirán quienes ahora se gradúan

La situación descrita está desincentivando a muchos de los jóvenes afectados. Tras graduarse, realizar un doctorado y permanecer en España o en otros países durante meses o años en puestos temporales sin perspectivas claras de estabilización, no es extraño que acaben renunciando a su carrera investigadora y decidan probar fortuna en otros sectores de actividad, más o menos relacionados con la ciencia. Algunos de quienes han dado ese paso viven su experiencia con naturalidad y se encuentran satisfechos, pero para otros es una decisión traumática, al ver frustradas sus expectativas.

Los problemas que sufre la ciencia en España son especialmente graves por las razones expuestas, pero comparten algunos rasgos con la situación que vive el mundo de la ciencia en otros países occidentales, también en aquellos que han mantenido su esfuerzo en investigación o, incluso, lo han aumentado. Cada vez son más las personas que deciden abandonar la carrera investigadora debido a las dificultades e incertidumbres que han de afrontar, y a lo extraordinariamente exigente que resulta el sistema científico. Hace algún tiempo, Jesús Méndezse hacía eco de esta situación y aportaba datos muy reveladores: en el Reino Unido un 53% de quienes acaban una tesis doctoral opta por profesiones alejadas de la ciencia; el 17% sigue en la investigación, pero fuera de la Academia; y solo el 3.5% llegará a tener un puesto fijo.

No es extraño que muchos acaben renunciando a su carrera investigadora y decidan probar fortuna en otros sectores

Si contase con recursos económicos y humanos suficientes, el sistema científico crecería de forma indefinida. La razón es que es un sistema que tiende a retroalimentarse de forma permanente. Quienes se dedican a la investigación desean, antes o después, liderar su propio grupo y formar a otras personas; y muchas de estas, a su vez, pretenden emular a sus mentores, formando a jóvenes investigadores y dirigiendo sus grupos de investigación. Y así sucesivamente.

En España ese proceso se produjo casi de forma ininterrumpida durante el cuarto de siglo que va desde mediados de los ochenta hasta finales de la primera década de nuestro siglo porque las circunstancias lo propiciaron. En la década de los ochenta se crearon instrumentos específicos para apoyar la investigación científica; la economía, salvo en el bache de la crisis de 1993, creció de forma notable hasta la llegada de la recesión cuyos efectos todavía padecemos; y las universidades crecieron en número de centros y de estudiantes a un ritmo vertiginoso hasta hace una década. En esas condiciones el sistema científico –universidades y centros públicos de investigación, principalmente- creció y fue capaz de incorporar a gran parte del personal investigador que se iba formando.

Pero ese crecimiento no fue infinito. No lo puede ser en ningún caso, y en el sistema español tampoco lo ha sido. Para aumentar de tamaño se necesita un aporte creciente de recursos, sean de origen público o privado. Y también se necesitan personas interesadas en desarrollar una carrera científica. Si cualquiera de esos dos requisitos fallan, el crecimiento se detiene o, incluso, puede revertir.

Para aumentar de tamaño el sistema necesita un aporte creciente de recursos, sean de origen público o privado

En una situación estable, lo normal es que el sistema forme a suficiente personal como para irse renovando poco a poco, de manera que quienes salen, porque prefieren otra actividad o se jubilan, son sustituidos por nuevo personal. El tamaño del sistema dependerá de los recursos disponibles. Pero está claro que, por el modo en que funciona, siempre se va a producir un cierto excedente de personal, razón por la cual, parte de esas personas con alta formación científica se dirigirán a otros destinos profesionales. De acuerdo con esa lógica, cada vez que aumenten los recursos que se destinan a la investigación, aumentará el tamaño del sistema, más personal podrá mantenerse en él y menos saldrán a otras actividades profesionales; pero esa situación será transitoria, hasta que se alcance un nuevo equilibrio. Los datos aportados por Jesús Méndez antes comentados referidos al Reino Unido, y similares datos relativos a los Estados Unidos son seguramente consecuencia de estados de equilibrio en los que se ha alcanzado un tamaño más o menos estable en sus respectivos sistemas científicos. No obstante, también en esos sistemas han empeorado en los últimos tiempos las condiciones para los investigadores que se encuentran al comienzo de la carrera.

Las posibilidades de los jóvenes que iniciaron sus carreras hace más de una década se han reducido al mínimo

El crecimiento del sistema universitario español se detuvo hace unos años por efecto de la crisis y por factores de carácter demográfico, ya que entre 1995 y 2000 España experimentó las cifras más bajas de nacimientos de las últimas décadas. Además, las tasas de escolaridad universitaria son altas, por lo que no es fácil que sigan subiendo. Y sin un sistema universitario capaz de absorber el personal formado en los últimos años, las oportunidades para incorporarse o mantenerse en él de forma estable de muchísimos jóvenes que iniciaron sus carreras hace más de una década se han reducido al mínimo. La situación para muchos de ellos es frustrante, porque tras un largo periodo de esfuerzo y, en ocasiones, verdaderos sacrificios, se ven abocados a abandonar la que consideraban su profesión.

Así pues, es relativamente normal que una parte importante de los jóvenes que han adquirido la formación necesaria para desempeñar una carrera investigadora tengan que abandonarla porque el sistema científico de su país o el de otros países no les ofrecen las necesarias oportunidades. Pero en el caso español el problema ha adquirido una dimensión relativa mayor porque hemos pasado de una situación de crecimiento a otra en el que más que detenerse, ese crecimiento ha revertido. España, además, sufre el agravante de que sigue teniendo un sistema científico de dimensiones muy inferiores a las de los países de nuestro entorno. Ni el sector público de investigación español tiene todavía un tamaño equivalente al de los demás países occidentales, ni la industria española absorbe el personal de I+D que absorbe la industria de la mayoría de ellos.

He dejado para el final una consideración relativa al papel de las mujeres en la ciencia. En contra de una opinión muy extendida, el número de chicos y chicas que estudian carreras de ciencias es en conjunto muy similar. Sin embargo, las condiciones para el progreso de las mujeres en el cursus honorum de la carrera científica son peores que las de los hombres; en otras palabras, las dificultades que afronta quien completa un periplo formativo en investigación se multiplican si se trata de una mujer. Esto ocurre, al menos, por dos razones. Por un lado, porque las posibilidades de progresar de las mujeres en el sistema científico son menores que las de los hombres. Y la segunda razón, aunque relacionada con la anterior, es que ese periplo formativo corresponde en el tiempo al periodo durante el cual muchas mujeres desean ser madres.

“Es triste que se despilfarre tanto esfuerzo económico y personal”

Los trágicos datos de la investigación en España

Los trágicos datos de la investigación en España: somos el país que más ha recortado y hay 90.000 empleos menos

MVT cuenta con la presencia del periodista Javier Gregori para hablar sobre la situación de la ciencia y la investigación en España. “Se han recortado 20.000 millones en ciencia desde 2009. Está llevando al colapso”.

http://www.lasexta.com/programas/mas-vale-tarde/te-explicamos/los-tragicos-datos-de-la-investigacion-en-espana-somos-el-pais-que-mas-ha-recortado-y-hay-90000-empleos-menos_201802135a832ba20cf23f9c136698cd.html