nuevas tecnologias 2020

Bruselas gana una batalla en Holanda pero pierde un aliado

La UE celebra la derrota de los ultras pero el país de Rutte acentúa su deriva euroescéptica

Bruselas teme que La Haya herede de Londres el papel de capital incómoda y exigente

 

Bruselas y la mayoría de las capitales europeas dedicaron el jueves un torrente de elogios y parabienes a Holanda y a su primer ministro, el liberal Mark Rutte, por haber evitado la victoria de la ultraderecha de Geert Wilders en las elecciones del miércoles.

 

Sin embargo, cunde la preocupación porque Holanda, país fundador de la UE y uno de los principales contribuyentes del presupuesto comunitario, ha heredado el molesto papel del Reino Unido, que durante décadas exigió un trato privilegiado y mimoso como condición para no abandonar el club. Las instituciones europeas parecen haber ganado la primera batalla electoral de 2017 contra el euroescepticismo, pero tal vez han perdido un aliado para el proceso de integración.

 

“El pueblo holandés ha votado abrumadoramente a favor de los valoresque defiende Europa”, celebró el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en su carta de felicitación a Rutte, que se impuso con un 21% de los votos y 33 escaños. Juncker añadió que “el resultado de estas elecciones es una inspiración para muchos”.

 

La Comisión y los principales partidos del Parlamento Europeo confían en que la derrota de Wilders, que se quedó en segundo lugar con un 12% de los votos y 20 escaños, sea la antesala de un resultado similar en Francia, donde el 23 de abril se celebra la primera vuelta de unas elecciones presidenciales marcadas por el ascenso de la extrema derecha de Marine Le Pen.

 

“Holanda ha sido un gran comienzo para este año electoral decisivo”, se felicitaba el líder de grupo Popular en el Parlamento Europeo, el alemán Manfred Weber, en alusión a la cita electoral de Francia y a la de Alemania en el mes de septiembre.

 

Los analistas, sin embargo, reclamaron cautela. “Incluso si el resultado de Holanda ha sido mucho mejor de lo esperado, no conviene caer en la complacencia”, advirtió tras la derrota de Wilders el analista Janis Emmanoulidis, del European Policy Centre. En el país de Angela Merkel, en todo caso, la deriva euroescéptica parece mucho más contenida, pero el partido Alternativa para Alemania, liderado por Frauka Petry, ha ganado adeptos a raíz, primero, de la crisis del euro, y después, sobre todo, con la de refugiados.

 

Nuevo Reino Unido

 

Con esas dos elecciones por delante, la cita electoral de Holanda se convirtió en la primera batalla de un año que puede cambiar el rumbo de la Unión Europea. Dentro de 10 días, Reino Unido tiene previsto activar el artículo 50 del Tratado para solicitar la salida del club, la primera en sus 60 años de historia. Y la obsesión de Bruselas es evitar que el ejemplo del brexit se repita en algún lugar o que, al menos, no afecte a alguno de los socios esenciales de la UE como Francia y Holanda.

http://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/03/17/economia/1489766446_686607.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 7 5 ?