los medicos se equivocan pero los profesores y la educacion no perdona

Los expertos se equivocan sistemáticamente”

El escritor Michael Lewis relata en ‘Deshaciendo errores’ la amistad y el trabajo de dos hombres que nos mostraron los fallos de nuestra mente

El escritor Michael Lewis
El escritor Michael Lewis

Durante siglos, los ancianos con reuma han relacionado sus dolores en las articulaciones con los cambios de tiempo. Ya en el 400 a.C., Hipócrates, el griego al que se considera padre de la medicina, había escrito sobre el efecto del viento y la lluvia en las enfermedades y hasta finales de los años 80, los médicos todavía recomendaban a los pacientes con artritis que se mudaran a climas más cálidos. La experiencia acumulada por miles de expertos a través de los siglos no había logrado desmontar lo que en realidad era una leyenda. Entonces, en 1996, Donald Redelmeier y Amos Tversky pusieron a prueba con experimentos la creencia comparando los picos de dolor de los pacientes con los partes meteorológicos. Además, trataron de buscar una explicación al fenómeno. En su opinión, cuando estaban estables, los pacientes no se preocupaban del tiempo, pero siempre que sentían dolor buscaban una pauta en el tiempo que lo explicase.

Otro ejemplo similar sobre cómo nuestro cerebro nos engaña en temas vitales lo observaron cuando se planteaba a un paciente si quería someterse a una cirugía con unas posibilidades de supervivencia del 90%. Si la pregunta se planteaba de esta manera, poniendo el foco en las cifras de éxito, un 82% decidía someterse a la operación. Sin embargo, si le decía al paciente que tenía un 10% de posibilidades de morir, solo el 54% aceptaba la cirugía. Este tipo de experimentos llevó a Tversky y a su compañero de investigación Daniel Kahneman a conclusiones como que “los sujetos no eligen entre cosas sino entre descripciones de cosas”.

“Los expertos se equivocan sistemáticamente”

Este tipo de hallazgos sobre cómo funciona el cerebro y cómo nos engaña continuamente, incluso en campos en los que somos expertos, transformaron la forma en que se seleccionan a los jugadores de fútbol, se decide invertir en determinadas acciones o se trata un cáncer. Kahneman, un judío que sobrevivió la ocupación nazi de París durante la Segunda Guerra Mundial, ganó el premio Nobel de Economía por su trabajo en 2002. Tversky, el profesor israelí con el que realizó sus principales hallazgos, murió por un melanoma en 1996 y no pudo recibir el galardón.

Ahora, el escritor estadounidense Michael Lewis recupera la historia de estos dos psicólogos que cambiaron su disciplina y el mundo. Deshaciendo errores (Debate), la historia sobre la amistad y el trabajo entre estos dos hombres que nos enseñaron cómo funciona la mente, cuenta los detalles de una amistad improbable y explica los resultados de esa investigación.

Pregunta. Kahneman y Tversky eran una pareja que aparentemente no debería haber funcionado.

Respuesta. Sus colegas israelíes los veían como opuestos, algo parecido a la extraña pareja. Uno estaba completamente seguro de sí mismo, el otro siempre estaba consumido por la duda, uno era una persona optimista, el otro pesimista y taciturno. Amos no hizo nunca algo qu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 10 4 ?