peña que son hombres de Denísova, esta permitido imbestigar ?

Confirman que dos cráneos aparecidos en China pertenecen a una enigmática especie humana
Una nueva investigación concluye que dos cráneos encontrados en China en 2007 pertenecen a ‘hombres de Denísova’, una especie de homínidos de la que apenas se sabe nada.
Confirman que dos cráneos aparecidos en China pertenecen a una enigmática especie humana
Entrada a la cueva de Denísova, lugar donde fueron encontrados los primeros restos de ‘denisovanos’.Cheburgenator/ wikipedia.org / CC BY-SA 4.0
Un grupo de arqueólogos halló en 2007 fragmentos de dos cráneos humanos de hace 105.000–125.000 años en el yacimiento paleolítico de Linjing, ubicado cerca de la ciudad china de Xucháng.

Tras someter los restos a varios análisis, un equipo de científicos ha revelado ahora que los restos pertenecen, probablemente, a ‘denisovanos’, una enigmática especie humana de la que no se sabe casi nada. La investigación fue publicada el pasado 3 de marzo en la revista ‘Science’.

Los denisovanos, también conocidos como ‘hombres de Denísova’, son una especie aún bastante misteriosa para la ciencia. Se sabe que vivieron en Siberia y que, probablemente, proceden de una separación de la rama del árbol genético de la especie humana que dio origen a los neandertales, hecho que sucedió hace 300.000 años.

Los denisovanos deben su nombre a la cueva de Denísova, situada en las Montañas de Altai, en Siberia, lugar donde fueron encontrados los restos y que pudiera servir como refugio a estos homínidos.

En una ocasión anterior, un equipo de científicos ya demostró que el ADN del hueso de un dedo de hace 50.000 años encontrado en aquella cueva contenía una secuencia genética inusual, por lo que concluyeron que se trataba de una forma de humanos antiguos no descritos hasta la fecha.

El hombre que destapó el mayor escándalo de la ciencia española

El hombre que destapó el mayor escándalo de la ciencia española

Antonio Herrera Merchán inició una investigación que acabó con el despido de una científica premiada con dos millones de euros de la UE

El investigador cordobés Antonio Herrera Merchán, de 38 años, en su casa.
El investigador cordobés Antonio Herrera Merchán, de 38 años, en su casa.

“No encuentro trabajo”, reconoce con voz frustrada Antonio Herrera Merchán, un científico cordobés de 38 años en las filas del paro desde el 1 de enero de 2017. Su historia no es una más en la crisis de la ciencia en España. El investigador está en la calle tras tirar de la manta y destapar uno de los mayores escándalos de la ciencia española, que terminó hace un año con el despido fulminante de la prestigiosa bióloga molecular Susana González López, entonces en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC).

González acababa de recibir una ayuda de 1,86 millones de euros de la Comisión Europea para sus vanguardistas estudios sobre las enfermedades del corazón. Entre otros logros, había conseguido una asombrosa recuperación de ratones con una insuficiencia cardiaca letal que afecta a una de cada 2.500 personas adultas. Hoy, la revista científica que publicó el avance, Nature Communications, ha anunciado la retractación del artículo. Varias de sus imágenes estaban duplicadas y presentadas como si fueran de experimentos distintos. Y su principal autora no ha enmendado los supuestos errores. “Susana González no ha podido facilitarnos el conjunto completo de los datos en bruto en los que se basa el estudio”, alerta Nature Communications.

La revista ‘Nature Communications’ ha retractado hoy dos estudios de la bióloga molecular Susana González por sus irregularidades

“Fui yo quien puso en conocimiento del CNIC las dudas sobre determinadas imágenes y experimentos que detecté”, reconoce ahora Herrera Merchán, tras un año de silencio desde el despido de González, ejecutado el 29 de febrero de 2016. Este enero, el Juzgado de lo Social número 5 de Madrid ha desestimado una demanda presentada por la investigadora y ha declarado el despido procedente, según fuentes del CNIC, aunque la sentencia no es firme.

Todo comenzó en septiembre de 2014, durante el congreso anual de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular, celebrado en Granada. Susana González daba una charla sobre su revolucionaria técnica para “rejuvenecer” corazones y Herrera Merchán asistió para saludarla después del acto.

El investigador, licenciado en Ciencias del Mar, había realizado su tesis doctoral en el CNIC a las órdenes de González, entre 2008 y 2012. Durante la charla en Granada, le pareció que una de las imágenes que mostraba su antigua tutora estaba “duplicada y ampliada”, ilustrando dos experimentos distintos en dos ratones diferentes. Se lo comentó a un compañero y este le habló de la web PubPeer, en la que los científicos comentan artículos de otros colegas de manera anónima. El investigador cordobés, sin embargo, no le dio mayor importancia.

La bióloga molecular Susana González.
La bióloga molecular Susana González. CNIC

El 9 de marzo de 2015, Susana González publicó sus impresionantes avances en ratones en la revista Nature Communications. Herrera Merchán no había participado en aquel trabajo, pero le echó un ojo. Y allí estaban las imágenes que había visto en la charla de Granada. “Vi claramente que eran exactamente las mismas, solo que una era una ampliación de la otra. En ese momento, fue cuando me asusté y fui a la web PubPeer”, recuerda el investigador. Apresuradamente, buscó su nombre y el de Susana González y se quedó horrorizado. La web estaba llena de acusaciones anónimascontra estudios de su propia tesis doctoral y contra los anteriores de González.

Muy preocupado, y tras una discusión con la bióloga molecular, compartió su inquietud con los responsables del CNIC en enero de 2016. Tras una breve investigación interna, Susana González fue despedida de manera inmediata por “irregularidades”. El CNIC comunicó al Consejo Europeo de Investigación las “presuntas malas prácticas científicas” de González y la ayuda de 1,86 millones de euros fue suspendida ipso facto. El caso sigue en manos del Comité Permanente de Conflicto de Intereses, Mala Conducta Científica y Cuestiones Éticas del organismo europeo, según un portavoz.

Un juzgado de Madrid ha declarado procedente el despido de Susana González del CNIC

Muchos estudios de la bióloga molecular están ahora en tela de juicio. También hoy, la revista Nature Communications retracta otro trabajo de González, en el que Herrera Merchán sí es coautor, sobre las células madre formadoras de sangre. De nuevo, aparecían imágenes duplicadas en experimentos teóricamente diferentes. Y González tampoco disponía de los datos originales.

Hace un mes, otra revista especializada, Cell Cycle, retiró otro estudio de González por “irregularidades” en tres de sus figuras. La publicación informó de que la investigadora no tenía “ni datos en bruto ni notas de laboratorio para ninguno de los experimentos” representados en esas imágenes. “Los demás coautores aseguran, y nosotros lo aceptamos, que no participaron en esta omisión ni eran conscientes de ella”, añadía la revista. Entre los cinco coautores exculpados se encontraban Antonio Herrera Merchán, otros tres miembros del CNIC y uno más del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).

Tras su despido, Susana González, funcionaria, se reincorporó a su plaza fija de científica titular del CSIC en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, en Madrid. Se encuentra “de baja laboral médica” desde comienzos de julio de 2016, según confirma el director del organismo, José Félix de Celis. La investigadora no ha respondido por el momento a los mensajes enviados por este periódico. Hace justo un año, González negó las acusaciones de fraude y proclamó: “Nunca me han retractado un artículo”. En este momento son tres.

“Yo tengo las manos limpias. Solo hice lo que, creo, debía hacer”, afirma Herrera Merchán

Herrera Merchán reconoce que destapar el caso fue “una de las decisiones más difíciles” de su vida. En el mundo de la ciencia, las denuncias suelen ser anónimas. Los chivatazos sobre posibles plagios o falsedades llegan a las editoriales científicas, a los centros de investigación y a los periodistas especializados, pero normalmente bajo un mismo seudónimo, Clare Francis, adoptado por imitación desde 2010 por cientos de personas. Herrera Merchán, sin embargo, dio la cara y denunció incluso los estudios que llevaban su firma, a riesgo de manchar su propio nombre, lo más valioso que tiene un científico.

“Yo no tengo nada que ver con estas manipulaciones, como deja claro la retractación de la revista Cell Cycle”, explica. Sin embargo, lamenta, su nombre ha quedado en una especie de “lista negra”. Poco después de que se hiciera público el despido de Susana González, Herrera Merchán ofreció a un profesor de la Universidad de Córdoba solicitar juntos una ayuda para la contratación de jóvenes doctorados. “Sinceramente, no estoy interesado, ya que todo el tema de tus artículos y el problema con Susana no lo tengo claro. Tampoco tengo interés en saber qué ha pasado. Un saludo”, le respondió el profesor.

Desde que terminó su último contrato hace dos meses —en el centro GENYO de Genómica e Investigación Oncológica, en Granada—, Herrera Merchán ha acudido a tres entrevistas de trabajo, sin éxito. Está convencido de que el escándalo en torno al caso de Susana González sigue manchando su nombre. Ahora, sale a la palestra para proclamar su honestidad y defender su imagen como científico. “Yo tengo las manos limpias”, zanja. “Solo hice lo que, creo, debía hacer”.

director , valencia es un manicomio con dinero publico

Lepe construye un hospital sin accesos

 

Tras diez largos años de obras, los vecinos de Lepe pueden al fin presumir de contar en su municipio con un moderno y reluciente centro hospitalario de alta resolución. Sin embargo, leperos y leperas deberán esperar algunos meses (o años) para poder usarlo. ¿La razón de esta sinrazón? El edificio, que ha costado 28 millones de euros, no tiene agua, ni luz, ni accesos. Está en mitad del campo y solo se puede llegar a él atravesando caminos de tierra.

 

Ahora las distintas administraciones involucradas en el proyecto se tiran los trastos a la cabeza por localizar al culpable de tamaño despropósito. Y no solo eso, también hay que aclarar quién tendrá que pagar la factura de las carreteras al hospital, aunque todos sabemos que tocará a los sufridos contribuyentes el soltar la sisa .

 

 

 

Los vecinos del conocido pueblo de Lepe se deben haber indignado (o tirado por el suelo de la risa) ante la noticia. Habrán recordado como el político de turno se sacó la foto al colocar en 2007 la primera piedra del Hospital de Lepe, un centro que estaba destinado a atender a una población de 82.000 personas en la provincia de Huelva.

 

Se decidió en su momento qque el  edificio fuese erigido en terrenos de la Junta de Andalucía, promotora del proyecto para que no supusiera gasto alguno, según ha declarado el alcalde de la localidad Juan Manuel González, del PP. Antes, cuenta ABC, el consistorio había ofrecido terrenos más cercanos al municipio, pero fueron rechazados.

 

Tras una serie de parones en su construcción (entendemos que debidos a la crisis) el edificio fue finalizado. Ahora solo faltaban unos detallitos de nada, como poner carreteras y esas cosas, para que la gente pueda ir cómodamente y sin que ningún paciente gravemente enfermo se puede quedar por el camino a causa de los baches.

 

 

¿Quién le pone el cascabel al gato?

 

El munícipe se ha encontrado ahora con el marrón de tener que poner el dinero (el de todos los vecinos, perdón) para la construcción de las vías de acceso al hospital, algo con que no están nada de acuerdo. Así lo ha dejado claro en unas declaraciones a El País.

 

“¿Qué hago? No puedo ni pedir un préstamo. ¿Le subo el IBI a los vecinos? No podemos hacer nada. Aunque esté a pie de autovía no se puede entrar y habría que ir por carretera secundaria. Una barbaridad

 

 

Soluciones en camino.

 

El paso año se anunció un acuerdo para que el Ministerio de Fomento se comprometiera a desbloquear los accesos, mediante la conversión de la vía de servicio paralela a la A-49 para llegar al centro hospitalario. Tras el esperanzador anuncio siguieron meses de silencio, sin más noticias ni avances hasta diciembre del pasado año.

 

En la última semana, sin embargo, el escenario ha cambiado. El alcalde de Lepe asegura que en la primera quincena del mes en curso saldrán a información pública las obras del acceso al hospital.

 

Mientras, se prepara la expropiación de alrededor de 1,1 kilómetros lineales, con lo que el hospital podría entrar en funcionamiento en tres años, quince después de aquella primera piedra y siempre que no se encuentren un yacimiento romano durante el proceso… o que el cielo se rompa sobre nuestras cabezas.

 

‘La España vacía’ de Sergio del Molino

Un trío mal avenido

Llevaba detrás de ‘La España vacía’ de Sergio del Molino mucho tiempo. Desde que leí el argumento de este ensayo, la distancia sideral entre el campo y la ciudad, quise hincarle el diente. Los Reyes Magos me lo regalaron y pude unirme a la corriente que opina que es un libro muy bien escrito y que aporta puntos de vista interesantes que aclaran las razones del gran vacío en el que flotan las urbes modernas. Como resume acertadamente la contraportada: ‘Esa España interior del Quijote, la que divisamos desde la autovía, la de los pueblos que para algunos son la feliz aldea de los veranos infantiles y para otros el paisaje de la leyenda negra, es la España vacía de este ensayo’.

El segundo par de fuerzas que me permite hablar de trío lo aporta un proyecto de investigación fallido. Su instigador, Juan Puigdefábregas, tardó casi dos años en dar forma a un documento que finalmente no fue aceptado. Sin embargo, el camino nos sirvió para pensar sobre aspectos más filosóficos que técnicos y que, creemos, deberían fundamentar las actuaciones ambientales que el Mundo Urbano fabrica para mantener con vida el mundo rural y la naturaleza que aún nos queda.

Así, el trío al que me refiero está compuesto por las ciudades, el medio rural y la naturaleza. Lo que me propongo es esbozar las relaciones entre estos tres elementos, tomando las ideas que se exponen en ‘La España vacía’, el proyecto denegado (bautizado como Surikate) más unas cuantas reflexiones propias. La figura resume estas interrelaciones:

Ciudad - Medio Rural - Naturaleza
Ciudad – Medio Rural – Naturaleza

CIUDAD vs NATURALEZA

El postulado central del proyecto Surikate es que las políticas ambientales las diseña una sociedad que ha perdido completamente el vínculo con la naturaleza, que la observa con mucha distancia desde la altura de los edificios de hormigón. Cuando el ser humano vivía como uno más en el medio, su relación con la ‘Madre Naturaleza’ era de carácter empático y los recursos se tomaban como regalos. Era una visión del mundo parecida a los habitantes de ese lejano planeta que el ser humano trata de conquistar en la película Avatar.

El tránsito hacia una visión más utilitarista transformó la relación emocional con la Naturaleza en simpática, dejando de lado la adoración por las criaturas de la naturaleza, los ríos y las montañas, que poco a poco se fueron convirtiendo en molestias y obstáculos; algo que había que dominar y sacarle partido.

Rehacer el vínculo del pasado, el del paleolítico, puede ser la clave para diseñar políticas efectivas que nos permitan vivir en armonía con nuestro entorno y no destrozarlo. Lo que ahora se hace no parece lo más adecuado, aunque sus buenas intenciones sean indiscutibles. El sentimiento de culpa, parece guiar las soluciones más radicales, que pasan por pretender la restauración del Edén. Se realizan grandes esfuerzos por preservar los iconos que aún nos quedan. Ballenas, linces, osos polares y osos panda son objetos de simplificación y santificación. Son otro síntoma más de la banalización de una sociedad cada vez más infantil en sus planteamientos. Dedicar todos los esfuerzos a los emblemas no resulta muy efectivo.

Los ecólogos saben bien que el ecosistema es mucho más que esas especies que están en las cumbres de las pirámides tróficas. Hay que conservar todo lo que está por debajo, y entonces lo de arriba estará bien. Y es así donde surgen posiciones más radicales, las de los ecologistas (ecololós los llama con cierta sorna Martín Caparrós): quitar a los humanos de en medio para restituir el esplendoroso pasado natural. Y todo esto se dice con una conexión a internet, la comodidad de tener agua caliente y un servicio de recogida de basuras, ignorando las consecuencias reales de que la Naturaleza, despiadada y cruel, reclame sus territorios.

La contrapartida a esta visión es el desarrollismo propuesto por las tribus urbanas. Aquellos que imaginan que la leche sale (cómo iba a ser de otra forma) de los tetrabriks y que miran, todo lo que no sea tejido urbano, como algo improductivo y molesto cuyo único fin es que sea asfaltado.

En las ciudades conviven estas dos visiones, lo molesto y la utopía, y ninguna de ellas parece proponer algo auténticamente sostenible. Los primeros porque pretenden que solo prevalezca lo humano. Los segundos porque quieren erradicar todo lo que sea humano.

02 medio rural vs naturaleza

MEDIO RURAL vs NATURALEZA

Esa concepción de que la naturaleza es algo incómodo y desagradable está más asentada en el mundo rural, que al fin y al cabo es la primera línea “de defensa” frente a la confusión y el caos que trae “lo salvaje”.

En Bahía Negra, una pequeña aldea que sobrevivía al borde del inmenso río Paraguay y resistía los embates del voraz Chaco, pude vivir de primera mano el choque entre el mundo rural y la naturaleza en su versión más cruda. Yo era un imberbe voluntario de una ONG cuya misión era evangelizar ambientalmente aquellas duras tierras (todo esto y mucho más se desarrolla en el libro Aquí Bahía). La cuestión planteada por un jornalero que volvía de la selva, tras “tumbar” cientos de hectáreas con su tractor “cadenas”[1], a zona más o menos civilizada, a inflarse de cerveza y recuperar fuerzas, ponía de manifiesto la distancia tan grande que hay muchas veces entre teoría y práctica. El tipo, de rostro feroz y mirada retadora, me planteó, sabiendo mis inclinaciones y las lecciones que propugnaba, la siguiente cuestión: ¿para qué sirven los mosquitos?

Mis argumentos fueron muy poco convincentes. Eso del equilibrio ecológico parecía una inmensa chorrada ante las miles de picaduras que tenía aquel barbudo, pertrechado con un machete de grandes dimensiones y una cara de pocos amigos. En Europa, decía, no teníamos mosquitos ni otras incomodidades, y así era fácil hablar. Es cierto, aquí llevamos cientos de años domesticando la naturaleza, dándole caña sin parar, desecando molestas lagunas que eran fuente de mosquitos y paludismo. Desde la zona cero, una pequeña aldea que malvivía ante los embates del Paraguay o del Chaco, la naturaleza era una mierda que había que erradicar.

En realidad es desde el campo, desde donde se tiene una mejor idea de qué es la naturaleza. Para lo bueno y para lo malo. Es aquí donde se sufren los ataques de los lobos. Y es aquí donde se puede apreciar el aire puro y fresco. Es aquí donde se aguantan las consecuencias de los avatares de la naturaleza, en forma de pérdida de cosechas, y también es aquí donde se puede entender que la leche viene de las vacas y que las vacas comen pastos que crecen con el agua que acumulan las montañas.

El campo es la palabra designada para definir ese territorio en donde el domino es más bien humano, por más que haya otras criaturas que se empeñen en sobrevivir a pesticidas, cepos y demás perrerías. El campo es casi un jardín. Algunos agricultores se empeñan en hacer de sus campos lugares más limpios que el suelo de la cocina. No permiten que una mínima brizna de hierba aparezca en su visual. Si es así se pasa otra vez el arado. Y después se fumiga con dosis diez veces más altas de las recomendadas por el fabricante. Total, ese que hace el bote ¿qué sabrá de la tenacidad de las ‘malas’ hierbas?

El monte, en cambio, sirve para hablar de lugares más feroces y oscuros, reservados a la fauna silvestre. La aspiración es ir apaciguando y sometiendo a estas zonas que están fuera de control. Desterrar a los lobos para siempre. No permitir que los ríos ‘tiren’ su agua al mar. Sembrar especies cinegéticas que permitan echar un sábado agradable a base de tiros.

Esas son algunas concepciones que se tienen del monte en el campo. Otras saben apreciar los tempos de la naturaleza, aguantan sus inclemencias y saborean sus explosiones de vitalidad.

03 ciudad vs medio rural

CIUDAD vs MEDIO RURAL

‘La España vacía’ es un libro perfecto para entender los conflictos que rigen esta relación. Podemos destacar tres formas de abordar este vínculo.

Buena parte de los que viven en las ciudades vienen del campo. Abandonaron el medio rural por falta de oportunidades, por exceso de heladas, sequías, pedrisco. Porque pasaban hambre. En la ciudad encontraron en la ciudad un medio de vida digno. Prosperaron, su vida fue una sucesión de esfuerzos y logros que confirmaron la supremacía de lo urbano frente a lo rural. Desde esa posición, ganada a base de un trabajo duro y firme, el campo se ve como un lugar que encierra malos recuerdos, aunque con ciertas dosis de nostalgia.

Que el campo es un lugar duro, en el que hay que bregar y además tener suerte, lo puede corroborar el hecho de que en los países en vías de desarrollo el éxodo rural que ahora está en marcha (en Europa lo vivimos hace más de medio siglo) prefiere vivir hacinado en chabolas que volver a cultivar la ingrata tierra.

Los neorurales, por su parte, opinan todo lo contrario. Se les puede tachar de idealistas, de que persiguen utopías difícilmente realizables, como revivir aldeas perdidas, pero su coherencia no está en duda. Así como hay muchos habitantes de las ciudades que promulgan todo tipo de hábitos ‘naturales’ los neorurales lo llevan a la práctica largándose de la ciudad.

Esta vuelta al campo no es sencilla. Convivir con las restricciones del mundo rural (aunque sean mucho menores que hace 20 años) no es fácil y el aislamiento, por más que provea silencio y tranquilidad, puede ser un obstáculo psicológico insuperable. Tras un tiempo en el medio rural pueden llegar a comprender por qué sus padres emigraron a la ciudad.

Los neorurales, además, se encuentran en ocasiones con que el vecindario no es tan amable como esperaban. Lo que pasó en Fago, en el Pirineo oscense, es un exponente del difícil acoplamiento entre unas comunidades rurales que languidecen y unos forasteros que llegan cargados de nuevas ideas para resucitar un mundo viejuno.

Un tercer grupo de personas ven el mundo rural como un lugar embrutecido. Hacen campaña para dar un hogar a los galgos que los cazadores ahorcan cuando no dan un rendimiento adecuado. Les cuesta creer que existan cazadores que amen la naturaleza, que la conozcan más que ellos, es como un contrasentido. No leyeron a Miguel Delibes. Idealizan un espacio que desconocen. Les gusta el campo, pero sin sus moradores. Desconocen las reglas que rigen el funcionamiento de los pueblos y su entorno, pero puede que tengan que ver en el diseño de las políticas ambientales que condicionaran la vida de esas gentes.

Consideran a los habitantes de los pueblos pueblerinos. Ignorantes asilvestrados. Sin embargo, los pobladores del medio rural son los que de verdad conocen la naturaleza de las cosas. Saben cuándo se puede ir a espárragos o a setas. Saben cómo se desolla un animal, cómo sacar el ternero de una vaca. Apañan lechugas y crían gallinas. Pueden autoabastecerse. Viven en un mundo más real y palpable. Saben orientarse. Acumulan una sabiduría milenaria.

Desde la ciudad el campo se ve, por algunos, como un nido de vagos que se dedican a cobrar subvenciones y pasar la tarde en el bar a base de carajillos y dominós.

Desde el campo a la ciudad se la puede ver como un manojo de oportunidades. Pero domina una visión mucho más agria: la ciudad es un nido de perversión. Sí, ese es un argumento muy vivo. El que está detrás de la clara división entre conservadores y liberales. Lo que hizo que Trump ganase las elecciones.

Sergio del Molino ofrece un párrafo que sintetiza esta noción del mundo urbano muy bien. Lo hace utilizando a los carlistas, que tenían una posición conservadora del mismo corte que los votantes rurales del interior estadounidense: ‘Los ideólogos del carlismo buceaban en la Biblia como rabinos aplicados para justificar la superioridad [moral] del campo sobre la ciudad. Es fácil encontrar en los textos sagrados del cristianismo y el judaísmo alabanzas a los campesinos y denuestos a los habitantes de las ciudades, fuentes de pecado y decadencia y olvido del culto a Dios’.

04 ciudad

Siempre resulta complicado predecir hacia donde irán las cosas. En realidad no es que sea complicado, es que es imposible. De ahí la prevalencia de los denominados Cisnes negros, esos sucesos inesperados de gran magnitud y consecuencias que juegan un papel dominante en la historia.

En cualquier caso, y por especular sobre la tendencia de este trío, parece que la población seguirá aumentando y que cada vez se concentrará más en las ciudades, dejando enormes extensiones vacías. En 2007 se dio un hito en la historia de la humanidad: por primera vez vivía más gente en las ciudades que en el campo. Esta polarización demográfica va a más, y llega acompañada de unos malos hábitos de consumo, pues la demanda de proteína animal no hace sino aumentar.

Para dar de comer a toda esta gente se requieren enormes extensiones de cultivo. Por ilustrar esta idea diremos que producir 1 kg de carne requiere 15 kg de maíz. Es decir, que si comiésemos menos carne y más cereales y legumbres no haría falta cultivar tanto terreno. Sin embargo, la tecnología ha ayudado a solventar este problemilla, y a base de desnaturalizar el campo y sus alrededores ya solo necesita 0,22 ha para alimentar a una persona, mucho menos que las 0,45 que se requerían en 1960.

Es decir, que esta deriva va deglutiendo espacios naturales y convirtiendo el mundo agrícola en una especie de fábricas cada vez más tecnificadas. El trío, en este escenario, quedaría reducido a un solo componente, la megápolis.

¿Puede revertirse esta tendencia?

Parece complicado. El retorno al campo tal y como se plantea en estos momentos no parece tener mucho éxito. En mi opinión lo que sucede es que se pretende vivir en el campo como en la ciudad, pero con un cambio de paisaje. Es decir, tener las mismas comodidades pero sin gente alrededor.

La recuperación del vínculo empático con la naturaleza, esa que sugiere el Surikate, no pasa por preguntar, cada vez que uno se aleja de la ciudad, si hay conexión wifi. El cambio ha de darse en los valores. Estar a gusto en un mundo más sencillo, menos consumista; con tres velocidades menos. Dejando su lugar a lo improductivo (a lo económicamente improductivo) y a cosas como la contemplación.

La industria farmacéutica es muy rica y ha corrompido los sistemas de salud

VIDA SANA / La industria farmacéutica es muy rica y ha corrompido los sistemas de salud

 

29 enero 2015bcnautas, Sociedad, Vida Sana

47 La industria farmacéutica es muy rica y ha corromp..

Cuando un científico se atreve a criticar a la industria farmacéutica, enseguida se le critica porque no la conoce bien. Pero al médico danés Peter C. Gøtzsche es difícil pillarle por este flanco. Durante 30 años, Gøtzsche ha trabajado en ensayos clínicos y regulación de medicamentos para varias farmacéuticas y ha publicado más de setenta artículos científicos en las Big Five, las cinco principales revistas científicas.

Y es por esto por lo que afirma con rotundidad que la industria farmacéutica está corrompida hasta la médula, extorsiona a médicos y políticos, y mantiene enormes beneficios a fuerza de medicar innecesariamente a la población.

Su nuevo libro, Medicamentos que matan y crimen organizado (Los libros del lince), ha causado una enorme polémica y ha desatado la ira de la industria, a la que Gøtzsche acusa de propagar mentiras sobre su investigación. El doctor ha atendido a El Confidencial en una extensa entrevista en la que no deja títere con cabeza.

PREGUNTA. Hace unas semanas entrevistamos al psiquiatra Allen Frances. Nos dijo, literalmente, que la industria farmacéutica está causando más muertes que los cárteles de la droga. Usted opina lo mismo. Cuando se publicó la entrevista muchos lectores se quejaron porque les parecía una aseveración exagerada. ¿Por qué cree que no lo es?

RESPUESTA. Decir la verdad no puede ser una exageración. En mi libro documento que el consumo de medicamentos con receta es la tercera causa de muerte tras las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. En Estados Unidos, por ejemplo, la prescripción de medicamentos causa cerca de 200.000 defunciones todos los años. Así que está claro que la industria farmacéutica está causando bastante más muertes que los cárteles de la droga.

P.: Richard Smith, médico y exdirector del British Medical Journal, asegura en el prólogo de su libro que los médicos acabarán cayendo en desgracia ante la opinión pública, como ya ha ocurrido con periodistas, diputados y  banqueros, por no haber sido capaces de ver hasta qué punto han aceptado la corrupción.

R.: La industria farmacéutica es inmensamente rica y poderosa, y ha corrompido los sistemas de salud de una forma extraordinaria. Es una corrupción de largo alcance. Todo el proceso por el que nuestros medicamentos son investigados, aprobados y recetados ha sido corrompido. Esto implica manipular los datos científicos, pero también comprar a casi cualquier persona que pueda tener influencia en el sistema, incluidos los ministros de salud. En mi país, por ejemplo, sólo hay en torno a 20.000 médicos, pero miles de ellos cobran nóminas de la industria por cumplir funciones discutibles como sentarse en consejos asesores o ser consultores, en muchos casos sin aportar ningún servicio tangible a cambio del dinero. Esta es una forma aceptada y generalizada de corrupción sutil pues, como sabe cualquier médico, el dinero dejaría de fluir si no actuaran en interés de sus benefactores.

P.: Para la mayoría de la población, es difícil creer que muchos de los fármacos que tomamos causan más problemas que beneficios. ¿Es algo que podemos afirmar de muchos medicamentos?

R.: Es verdad que muchos de los medicamentos que la gente toma causan más daños que beneficios. Sabemos muy poco sobre la utilidad real de los medicamentos, ya que la práctica totalidad de los ensayos controlados con placebo son desarrollados por la industria farmacéutica, que tiene un tremendo conflicto de intereses. La industria exagera los beneficios y oculta los daños de los medicamentos en la publicación de los ensayos clínicos. Muchos de los fármacos que tomamos ni siquiera tienen efectos; simplemente parece que han tenido un efecto en los ensayos avalados por la industria, pero esto sucede normalmente porque los ensayos no se han ‘cegado’ de forma efectiva, y en ese caso tanto los pacientes como los médicos tienden a exagerar los efectos subjetivos de los medicamentos de forma substancial.

P.: ¿Hay fármacos que se utilizan en la práctica médica que no cuentan con ninguna justificación científica válida?

R.: Creo que los fármacos anticolinérgicos para la incontinencia urinaria y los medicamentos antidemencia no tienen un efecto real, y lo que se midió en los ensayos clínicos está sesgado porque el cegamiento fue insuficiente. Un área particularmente problemática es la de las drogas psiquiátricas. La falta de un cegamiento efectivo en los ensayos conlleva, por ejemplo, que sea dudosa la efectividad real de los antidepresivos para tratar la depresión; probablemente ni siquiera funcionan para tratar la depresión clínica. En cualquier caso, no hay duda de que las personas con trastornos psiquiátricos están siendo sobremedicadas de forma masiva. Sabemos que los antipsicóticos causan daños cerebrales, pero probablemente también los antidepresivos y los medicamentos para tratar el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

P.: Lo que ha ocurrido en España con el Sofosbuvir, el medicamento de última generación que cura la mayoría de casos de hepatitis C es, según el farmacólogo Joan-Ramón Laporte (que prologa la edición española de su libro), un claro ejemplo del comportamiento en ocasiones indignante de la industria farmacéutica. El pasado 1 de octubre la ministra de Salud española anunció que el Gobierno había llegado a un acuerdo con la farmacéutica Gilead para incluir el fármaco en la financiación pública. Nadie sabe exactamente cuánto va a costar, pero quizás sean más de 125 millones de euros durante el primer año de comercialización. ¿Están las farmacéuticas chantajeando a los Gobiernos?

R.: El caso del Sofosbuvir es sólo uno de los más recientes ejemplos de la forma en que las compañías farmacéuticas extorsionan a la sociedad. Gran parte de la investigación que permite el desarrollo de nuevos fármacos ha sido financiada por el dinero de los ciudadanos, que pagan las nóminas de los investigadores públicos. Si un medicamento es considerado un gran avance, la norma es que la compañía farmacéutica que se hace cargo del desarrollo de ésta cobre un precio obsceno, abusando de ese modo el monopolio que la sociedad le ha otorgado. El precio de un nuevo fármaco no tiene nada que ver con sus costes de desarrollo, pero depende por completo de cuánto estemos dispuestos a pagar por él. Es un tipo de extorsión que no es muy distinta del tipo de chantaje que ejercen los piratas en Somalia cuando abordan barcos y toman rehenes. En ambos casos, puede ser una cuestión de vida o muerte, y es puede ser muy difícil para los políticos negarse a pagar los medicamentos cuando los periodistas ponen a pacientes a llorar en la televisión nacional.

Seguir leyendo en ElConfidencial

se necesitan arcenes ,aparcamientos, trabajo y que no se gasten el dinero en conferencias ni estudios de los profesores

quieren que los conductores se comporten y ayuden a las personas mayores, cuando  circular por valencia es una locura, es un dolor de cabeza si cae una tromba de agua, no estan preparadas las carreteras para la nieve, no se puede suministrar las mercancias en los comercios. no hay aparcamientos, y todas los sitios que podian utilizarse como parkings o estan en ruinas o se pagan. Los ciclistas se quejan de que en las carreteras no se puede circular, dentro de valencia tampoco se aclaran a la hora de circular los peatones y los ciclistas, y sobre todo los coches, lo bueno es que todo el problema lo esta promoviendo la unibersidad de valencia.

las calles de la universidad de valencia, el manicomio de valencia, nadie se aclara

Los vecinos piden alternativas a la eliminación del aparcamiento de av.Aragón

19/12/2016 19:57

Valencia, 19 dic (EFE).- La Federación de Vecinos de Valencia ha anunciado hoy que pedirá una reunión con el concejal de Urbanismo, Vicent Sarrià, para valorar alternativas a la eliminación del aparcamiento de la zona central de la avenida de Aragón, acerca de lo que han denunciado que se ha ofrecido “nula información”.

Así lo han manifestado en un comunicado, en el que han explicado que su petición se produce “tras tener conocimiento por los medios de comunicación del proyecto de eliminación del aparcamiento en la zona central de la avenida de Aragón para convertir todo el espacio en zona verde y peatonal, a modo de bulevar”.

La presidenta de la entidad, María José Broseta, ha lamentado la “nula información de esta actuación”, algo a su juicio “más sangrante si cabe viniendo de un gobierno como el municipal, que alardea de participación y transparencia”.

En este sentido, Broseta ha añadido que, a priori, todo lo que sea ganar espacio para los peatones es positivo, pero ha recordado que “son muchos los residentes que usan estas plazas para aparcar porque quizás no se pueden permitir adquirir o alquilar una privada”.

“Por este motivo, habrá que analizar y buscar alguna alternativa antes de eliminar estas plazas”, ha considerado, y ha recordado que se generan muchos problemas de aparcamiento en todo el entorno del estadio de Mestalla los días de partido de fútbol, por lo que la supresión de estas plazas sin más alternativa “podría agravar la actual invasión de jardines y zonas peatonales”.

En la misma línea, la presidenta de la Asociación de Vecinos de Polo y Peyrolón, Adelaida Milla, ha lamentado la nula información que se ha facilitado a los vecinos de la zona y ha destacado que “actualmente el barrio ya tiene un problema de falta de aparcamiento que a buen seguro se agravará si no se recuperan estas plazas en otra zona”.

“Los políticos tienen que comprender que la gente no puede plegar su coche y subírselo a casa”, ha criticado. EFE

Catorce pueblos de Teruel y Valencia retoman las protestas para exigir mejoras en la N-330

Catorce pueblos de Teruel y Valencia retoman las protestas para exigir mejoras en la N-330

Estudian cortar la carretera si no son recibidos por Fomento pronto. Han reunido cerca de 7.000 firmas de apoyo.

24/02/2017 a las 06:00Los alcaldes de la Ribera del Turia recogieron en la plaza del Torico más de 600 firmas de apoyo.
Los alcaldes de la Ribera del Turia recogieron en la plaza del Torico más de 600 firmas de apoyo.Jorge Escudero

 

Catorce municipios de Teruel y Valencia situados en la ribera del Turia y recorridos por la N-330 han reanudado las movilizaciones para exigir la mejora de los 37 kilómetros de esta carretera que unen la capital turolense y Castielfabib –en el enclave valenciano del Rincón de Ademuz–, en muy mal estado pese a contar con un proyecto de mejora desde 1997. Los Ayuntamientos iniciaron ya una campaña de protestas en mayo de 2016, pero quedó en punto muerto ante la provisionalidad del Gobierno central –titular de esa vía de comunicación– resultante de las elecciones del 26-J de ese mismo año, una situación que se prolongó hasta hace cuatro meses.

Alcaldes de estos municipios llevaron a cabo ayer en la plaza del Torico de Teruel una recogida de firmas con la que consiguieron más de 600 apoyos a su reivindicación. Las rúbricas se suman a otras 6.000 que han logrado en los últimos meses a través de internet y del reparto de hojas para estampar la firma en comercios y establecimientos hosteleros de la zona.

Su objetivo inmediato es conseguir un encuentro con representantes del Ministerio de Fomento en el que poder exponer la precaria situación de la N-330 y reclamar su mejora. De no ser atendida esta demanda, los Ayuntamientos no descartan poner en marcha actuaciones de mayor calado. “Esperaremos una respuesta durante unos meses. No queremos cortar la carretera o salir con los tractores por la Nacional, pero si no nos escuchan, y siempre como último recurso, estamos dispuestos a adoptar medidas de presión”, manifestó David Álvaro, alcalde de El Cuervo.

“Línea continua por todo”

Otro alcalde, Sebastián Alegre, de Tramacastiel, denunció que recorrer en coche esos 37 kilómetros cuesta tres cuartos de hora. “Hay línea continua prácticamente en todo el recorrido y no se puede adelantar a los camiones. El trazado es antiguo, lleno de curvas y sin arcenes, por lo que resulta muy peligroso”, dijo Alegre. El regidor explicó que, muchas veces, los transportistas se ven obligados a salir de la carretera y parar para dejar pasar “a la larga cola de 15 o 20 turismos que se forma tras ellos”.

El estudio de mejora de la N-330 de Teruel a Castielfabib quedó aparcado ante la idea de convertir este tramo en parte de la autovía A-40, que unirá el sur de Castilla-León con Castilla-La Mancha y Aragón sin tener que pasar por Madrid. Sin embargo, el proyecto se descartó tras la declaración de impacto ambiental negativa. Los pueblos reclaman que, ante esta situación de bloqueo, sea modernizada la carretera sin perjuicio de que en un futuro se retome el propósito de la autovía A-40.

“Sabemos que no hay dinero, pero no podemos quedarnos parados. Los pueblos de la Ribera del Turia estamos abandonados. Con voluntad, se pueden mejorar muchas cosas, empezando por hacer un nuevo estudio de las modificaciones que precisa la carretera, algo que no requiere muchos recursos económicos”, defendió David Álvaro.

Los alcaldes recordaron que la N-330 registra mucho tráfico pesado y que existen travesías urbanas, como la de Libros, por las que no pueden pasar dos camiones a la vez ante la estrechez de la vía. “Cuando dos trailers coinciden, uno ha de parar para dejar pasar al otro”, destacó Sebastián Alegre.

Los alcaldes de la Ribera del Turia explicaron que “todo se dinamizaría con unas buenas comunicaciones”. “Es imposible progresar con una carretera que no tiene arcenes y que supone un peligro para el tráfico”, indicaron.

una universidad o un cementerio

FOTONOTICIA

Arcenes en mal estado en la avenida de Zamora

En la avenida de Zamora, a la altura del número 154, debido al mal estado del arcén al aparcar el coche y acceder a la acera hay gente que sufrió caídas con consecuencia de fracturas. Después de tres meses de poner denuncias aún sigue sin arreglar, por lo que no estaría de más que el señor alcalde también se pasara por aquí para preocuparse de los vecinos de esta zona de Ourense.

donde esta el arcen profesor alonso en las carreteras

Cuándo se puede usar el arcén

Publicado por Irene Mendoza, 17 Feb 2015

 

El arcén de la carretera no está destinado para el tráfico de vehículos salvo en casos excepcionales. ¿Quieres saber cuáles? Te lo contamos.

LO QUE DEBES SABER…
  • Arcén: la línea que lo separa de la calzada, suele ser continua y de color blanco.
  • Transitar por el arcén: podrán hacerlo los peatones y ciertos vehículos especiales.

Actualmente el Reglamento General de Circulación define el arcén como la franja longitudinal dibujada de forma paralela a la calzada, que la delimita y que no está destinada para en tránsito salvo en algunas excepciones.

 

Dichas excepciones, limitan el tránsito por el arcén a vehículos de tracción animal, vehículos especiales con masa máxima autorizada no superior a 3.500 kilogramos, bicicletas, ciclomotores, vehículos para personas con movilidad reducida o vehículos en seguimiento de ciclistas (en el caso de que no exista vía o parte de ella que les esté especialmente destinada). Todos ellos, circularán por el arcén de su derecha si fuera transitable y suficiente. Si no es así, utilizarían la parte imprescindible de la calzada para circular.

 

 

Aparte de los vehículos nombrados anteriormente, también pueden circular por el arcén -o en su caso, por la parte imprescindible de la calzada-, los conductores de aquellos vehículos cuya masa máxima autorizada no exceda de 3.500 kilogramos pero que por razones de avería o emergencia tengan que circular a una velocidad anormalmente reducida para la vía, perturbando con ello gravemente la circulación.

 

Todos los vehículos que tienen excepcionalmente permitido circular por el arcén, no deben circular en paralelo o en columna de a dos por el arcén, salvo las bicicletas y ciclomotores que sí podrán hacerlo, siempre y cuando sea un tramo con mucha visibilidad. De tratarse de un tramo sin visibilidad, y también cuando se ralentice la velocidad del resto de los ocupantes de la vía, dichos vehículos deberán colocarse en fila india y echarse todo lo posible hacia el lado derecho de la carretera.

 

Avería en carretera

 

Recuerda que según el artículo 65.4 de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial vigente, si llevamos un vehículo que debe transitar por el arcén y no lo hacemos, nos pueden sancionar con 200 euros de multa (infracción grave).

Facebook