el cura de mi pueblo es un maleante, me podeis dar una limosna

No basta con “ser pobre”, hay que parecerlo

// por Albert Sales //https://vagosymaleantes.com/2017/02/24/no-basta-con-ser-pobre-hay-que-parecerlo/

Noviembre de 2010, Tánger, Marruecos. Una persona responsable de un programa de cooperación de una gran ONG española me lleva en su coche hacia uno de los vecindarios más empobrecidos de la ciudad. Las azoteas y las ventanas de un edificio  cercano a la carretera estaban llenas de parabólicas. La imagen del bloque atestado de antenas provocó que mi chófer circunstancial comentara: “ya ves que tampoco hay tanta pobreza como parece en esta ciudad”. A partir de aquel momento se desarrolló una conversación curiosa en la que mi acompañante, profesional de la cooperación a la que había conocido unas horas antes, defendía que la pobreza de verdad era la que ella había “visto” en Sudán y en Somalia.

Hace unos días recordaba esta experiencia tras conversar con unos vecinos convencidos de que las dos personas que piden habitualmente caridad en la puerta de unos de los supermercados de mi barrio viven “a cuerpo de rey” gracias a las limosnas del vecindario. Según ellos, estas personas no deben ser tan pobres cuando las han visto utilizando teléfonos móviles.

Las dos situaciones tienen en común que las personas que se aproximan a la pobreza desde su posición de observadoras asumen que “ser pobre” consiste en carecer de recursos para cubrir las necesidades fisiológicas. Sin duda, no poder alimentarse, no acceder al agua potable, o a la atención sanitaria, o no disponer de un hogar, son expresiones muy duras de la pobreza, pero si la reducimos a sus versiones más extremas olvidamos todo el sufrimiento que generan situaciones en las que el problema no es tener alimentos que echarse a la boca, sino disponer de recursos materiales, emocionales y afectivos para construir un proyecto de vida digno.

En los barrios más deprimidos de Tánger, la parabólica no es un lujo. El dinero que las familias destinan a comprarla no serviría para comer durante meses, ni se podría utilizar para cambiar de vivienda o para reformar el baño…  por el contrario, supone una mejora subjetiva sustancial para sus hogares y una ventana al mundo. Del mismo modo, el coste de un teléfono móvil y de una tarjeta de recarga no marca la diferencia entre tener que pedir limosna o no. Prescindir del teléfono no permitirá a las personas que piden limosna encontrar una fuente de ingresos alternativa. Sin embargo, una línea telefónica supone la diferencia entre mantener la conexión con una mínima red de contactos o vivir aislado.

Las imágenes extremas y estereotipadas de la pobreza lleva a relativizar el sufrimiento ajeno y a juzgar las decisiones de consumo de personas y familias en base a prejuicios. Y lo más peligroso, a juzgar programas y políticas públicas según estos prejuicios y a convertir cualquier ayuda en un pretexto para ejercer el control institucional sobre la vida cotidiana.

marroc-2016_31226367543_o

la peste del techo de la facultad de historia segun bill gates

Cae parte del techo de una habitación de La Paz sobre pacientes ingresados

Uno de ellos ha resultado herido leve por el desprendimiento de cascotes de escayola en la cama

La habitación del hospital de La Paz donde se ha producido el derrumbe este jueves
La habitación del hospital de La Paz donde se ha producido el derrumbe este jueves / Cadena SER

El techo de una habitación de cardiología del hospital de La Paz de la capital se ha derrumbado en la noche sobre las 22.45 del miércoles, según han confirmado fuentes del centro sanitario. En el momento de la caída dos pacientes se encontraban en las camas. Uno de ellos ha resultado herido leve, con una rozadura en el brazo y un golpe en la cabeza, por la caída de cascotes de escayola. Al herido se le han realizado pruebas médicas que han rescatado daños mayores.

La consejería de Sanidad ha confirmado el suceso y ha asegurado que “afortunadamente” no hay que lamentar heridos graves. Además, ha recordado la intención del Ejecutivo de reformar los grandes hospitales regionales y ha incidido en que en los nuevos presupuestos de 2017 se han incluido partidas para ese fin.

El techo del hospital de La Paz que ha cedido este jueves
El techo del hospital de La Paz que ha cedido este jueves / Cadena SER

Este incidente se une a una lista de problemas en los hospitales públicos de la Comunidad en los últimos meses. El pasado 28 de enero se produjo otro derrumbe de un techo en el hospital Gregorio Marañón. El suceso tuvo lugar en una habitación de oncología, aunque en esa ocasión no había pacientes en el interior. Las enfermeras vieron una grieta en el techo del cuarto, por lo que decidieron trasladar a los pacientes a la habitación contigua. Durante ese mismo fin de semana, el estallido de una tubería provocó la inundación del pasillo de urgencias del hospital 12 de Octubre.

El hospital de La Paz sufrió otro incidente dos días después, el lunes 30 de enero. El considerado mejor hospital de España, según el tercer Monitor de Reputación Sanitaria hecho público en diciembre del año pasado, estuvo varias horas sin agua caliente. Además, por culpa de la lluvia, hubo derrumbes en las consultas externas y el gimnasio de traumatología.

“La culpa es de los recortes”

El sindicato sanitario MATS ha relacionado este y el resto de incidentes con los recortes presupuestarios en la sanidad madrileña. Miguel Salas, portavoz de MATS en La Paz, ha asegurado que los sucesivos incidentes son “la consecuencia” de lo que llevan un tiempo denunciando. Salas ha añadido que la falta de inversión pública en mantenimiento se hace más patente con el paso del tiempo. Respecto a los 17 millones de euros que las nuevas cuentas regionales contemplan para el Hospital de La Paz, Salas confía en que se reviertan en “tener las plantillas necesarias para llevar un mantenimiento continuo de los hospitales”.

La ciencia de como el comportamiento se hereda en los perros agresivos [ENG]

The science of how behavior is inherited in aggressive dogs

The science of how behavior is inherited in aggressive dogs

November 10, 2015 by

Some people have their heads in the sand about the origins of dog behavior, but this Lab, the Mayor of Maxwelton, digs the jive. (Beth Clifton photo)

Some people have their heads in the sand about the origins of dog behavior, but this Lab, the Mayor of Maxwelton, digs the jive.  (Beth Clifton photo)

by Alexandra Semyonova

Probably most people recognize that every dog breed results from human manipulation of inherited physical traits.

Until recently,  most people probably also recognized that much dog behavior is also a result of manipulating inheritance:  if you want to do sheep trials,  you get a border collie.  If you get a beagle,  he will likely become instantly deaf to your calls if he picks up a scent to track.

But after discussion started about perhaps banning breeds who often attack and kill,  defenders of these breeds began to dispute the heritability of any kind of dog behavior.

Husky accepts mush. (Beth Clifton photo)

Husky accepts mush.
(Beth Clifton photo)

Conformation

Only when behavioral inheritance is understood,  beginning with basic biological concepts,  can we have a clear and honest discussion about aggression in domestic dogs.  First we must understand the relationship between “physical conformation” and “behavioral conformation,”  which may be seen as opposite sides of the same coin.

“Physical conformation” describes how a dog has been bred to become physically shaped specifically for the task we want him to perform.  The purpose-bred dog’s body––brain,  skeleton,  muscles,  and metabolism––will be different from those of other dogs. The dog will feel physically comfortable doing the job,  whatever it is.

The border collie is physically designed for the stalking stance and for switching easily and often from standing to lying down to standing again.  A greyhound enjoys sprinting,   with a deep chest that easily provides enough oxygen to the dog’s muscles to fuel a burst of high speed.  The same deep chest means the greyhound cannot run marathons because the deep chest prevents a greyhound from losing heat efficiently.

Border collie mixes. (Beth Clifton photo)

Border collie mixes.  (Beth Clifton photo)

The greyhound’s brain has been shaped by selective breeding to steer the legs in a gait that provides maximum speed in a sprint.  The unique composition of a husky’s skeleton,  muscles and brain enables a husky to pull a sled with a different gait,  and to sustain a brisk pace for long distances.

The greyhound runs by leaping,  the husky by pushing,  always with one foot on the ground.  Each dog is genetically wired to use the specific body the dog has.

Cattle dogs herd customers at Starbucks. (Beth Clifton photo)

Cattle dogs herd customers at Starbucks.
(Beth Clifton photo)

Selecting for performance

Dog breeders have for centuries selected for particular traits by simply watching how a dog performs.  They have bred dogs for specific tasks by removing the dogs who perform less well from their breeding stock.  Sometimes they will cross in a dog breed they think will add traits to perform the task better.  Breeders select for performance without always knowing exactly which traits they are breeding for.  For example,  until recently no one realized the husky was being bred for a particular heat economy;  they just chose the dogs who kept running the longest.  Eventually, successful breeders produce dogs who are physically shaped to do the dog’s task better than any other dog,  no matter how well the other dog is trained.

“Physical conformation” leads to “behavioral conformation.”  First of all, each dog’s brain is genetically predisposed to grow to efficiently direct the body it is born in.  Then the dog’s brain adapts itself further to the body it is in as it grows in the developing puppy.  There is no gene for running or stalking,  but there are genes that give a dog four legs and make those legs longer,  shorter,  more or less flexible, and so forth.  It is because of the action of the genes that confer differently shaped bodies and brains that the pointer enjoys pointing,  the border collie stalks and stares,  the Newfoundland floats in cold water,  and so on.

Rhodesian ridgeback. (Beth Clifton photo)

Rhodesian ridgeback.
(Beth Clifton photo)

Selecting for aggression

Just as we cannot make a dog into something the dog has no genetic capacity to be,  we cannot prevent a dog from being what the dog is genetically predisposed to be.  Because inherited postures and behaviors are suitable for the body and brain the dog was born with,  they are internally motivated and internally rewarded:  they feel good.  This means that inherited behavioral traits are practically impossible to extinguish by manipulating external environmental stimuli.

In breeding dogs to perform certain tasks or have a certain look,  humans often select (sometimes inadvertently) for abnormalities in body and behavior.  We do this by looking for mutations and then breeding for them,  or by crossing breeds to get combinations of traits.   to speed the process up. A clear case of this is the old English bull dog,  who can hardly walk,  hardly breathe,  and cannot be born except by Caesarean section. The bull dog has also  been crossed into other breeds by people who wanted to incre

Bill Gates advierte al mundo que debe prepararse ante una pandemia global

Bill Gates advierte al mundo que debe prepararse ante una pandemia global

Bill Gates en la Conferencia de Seguridad en Múnich, el 18 de febrero de 2017

La comunidad internacional debe darse cuenta que tiene que prepararse para una pandemia mundial, dijo este sábado Bill Gates, fundador de Microsoft y convertido en mecenas, en la Conferencia de Seguridad en Múnich.

Tomando como ejemplo la epidemia del Ébola en África Occidental en 2014 y 2015, la gripe española de 1918 o mencionando la posible invención de un virus con fines “terroristas”, Gates juzgó “posible” una catástrofe a nivel mundial.

Según el empresario estadounidense aseguró que las guerras y los movimientos de agitación van de la mano de la enfermedad y son los agentes más probables para provocar una pandemia global.

“Que aparezcan en la naturaleza o en las manos de un terrorista, los epidemólogos dicen que un patógeno transmitido por el aire propagándose rápidamente puede matar a 30 millones de personas en menos de un año”, explicó Gates durante esta reunión anual de responsables de la diplomacia mundial.

“Las zonas de guerra y otros escenarios son los lugares más difíciles para eliminar las epidemias”, aseguró.

Gates dijo que es “bastante probable” que el mundo viva una epidemia así en “los próximos 10 o 15 años”. “Para luchar contra las pandemias globales, también se debe luchar contra la pobreza… Es por ello que corremos el riesgo de ignorar el vínculo entre seguridad sanitaria y seguridad internacional”.

Bill Gates, que hizo fortuna con la compañía de software Microsoft y ahora destina millones de dólares a la filantropía, ha pedido a los Estados invertir en investigación para desarrollar tecnologías capaces de crear vacunas en pocos meses.

Y recordó que la mayoría de las medidas de control necesarias son aquellas que los gobiernos ya han puesto en marcha para hacer frente a un ataque biológico terrorista.

“El coste global en la preparación ante una pandemia está estimado en 3.400 millones de dólares por año. La pérdida anual que una pandemia provocaría podría alcanzar los 570.000 millones”, afirmó.

historia contemporanea

La pelea fue descomunal y parecía más propia de una película rodada en el Bronx. Pero nada más lejos de la realidad.

Seis agentes de los Mossos d’Esquadra han resultado heridos de diversa consideración, ninguno grave, al ser agredidos en el barrio de La Florida de Hospitalet de Llobregat por una treintena de vecinos cuando intentaban evitar que cinco personas volcaran un vehículo en la noche del 17 de febrero de 2017.

Los hechos han ocurrido hacia las cinco de la mañana, cuando los agentes han sido requeridos porque un grupo de cinco personas estaba intentando volcar un vehículo en la calle Islas Canarias de Hospitalet, que finalmente ha logrado huir del lugar.

Los implicados en el intento de volcar el coche se resistieron a identificarse a los policías, lo que derivo en un forcejeo entre los agentes y los asaltantes. En el momento que comenzaron los empujones algunos de los agresores comenzaron a llamar a gritos al resto del vecindario.

Varios vecinos armados con palos bajaron a la calle y dejaron en minoría a los agentes que vieron como la disputa se convirtió en muy pocos segundos en una batalla campal. Según la versión ofrecida por los Mossos y que parecen confirmar las imágenes, finalmente fueron unas cincuenta personas de los Blocs Florida los que salieron de sus casas y se enfrentaron a la policía a puñetazos.

En las imágenes, se escucha a vecinos jalear a los implicados en la pelea con gritos de “mátalo”. También se aprecia cómo al menos uno de los vecinos logra arrebatar una porra a un agente y, en plena refriega, golpea a un uniformado en la cabeza con ella.

porque valencia no anuncia los problemas que tiene

Profesores del Departamento de Geografía editan una publicación sobre factores desencadenantes, áreas sensibles y recomendaciones para abordar el problema.

En la provincia de Málaga existen zonas con un comportamiento hidrogeológico muy poco permeable, muy proclives a la generación de crecidas de arroyos y ríos dada la escasa capacidad de infiltración de sus suelos. /UMA

En la provincia de Málaga existen zonas con un comportamiento hidrogeológico muy poco permeable, muy proclives a la generación de crecidas de arroyos y ríos dada la escasa capacidad de infiltración de sus suelos. /UMA

Un grupo de profesores e investigadores del Departamento de Geografía de la Universidad de Málaga, liderados por el catedrático José Damián Ruiz Sinoga, ha editado una publicación que alerta sobre el riesgo de sufrir graves y recurrentes inundaciones en zonas de población altamente habitadas de la provincia de Málaga.

Los investigadores de la UMA analizan y describen un escenario proclive a soportar episodios graves de catástrofe por inundación, fruto de la combinación de tres factores principales: La ubicación geográfica de la provincia en Málaga -entre dos mares y dos continentes-, donde desde que hay mediciones son recurrentes los episodios de aguaceros torrenciales; un modelo descontrolado de ocupación humana que ha llevado a urbanizar llanuras de inundación de los principales ríos, arroyos y desagües naturales de sistemas montañosos; junto a un proceso histórico y prolongado de deforestación.

Un cóctel de factores que lleva a los investigadores de la Universidad de Málaga a hablar de “episodios previsibles y recurrentes de catástrofe por inundación”.

Los geógrafos de la UMA publican un inventario de las áreas más sensibles a sufrir estos episodios, clasificando cuatro tipos de escenarios sobre los que habría que actuar: zonas urbanas con infraestructuras deficientes, entornos periurbanos con patrones de crecimiento desordenados, urbanizaciones costeras en llanos de inundación y urbanizaciones en las primeras elevaciones de sistemas montañosos.

Necesidad de reforestación

En la provincia de Málaga existen zonas con un comportamiento hidrogeológico muy poco permeable, muy proclives a la generación de crecidas de arroyos y ríos dada la escasa capacidad de infiltración de sus suelos. Esto último, según los expertos de la Universidad de Málaga, “está estrechamente relacionado con la escasez de vegetación”.

El abandono de actividades agrícolas, los incendios forestales y las prácticas de cultivo inadecuadas contribuyen a que una parte no desdeñable de la precipitación incida sobre el suelo desnudo, propiciando su erosión y la generación de escorrentías con una intensidad y magnitud superior.

Por su parte, la mano del hombre en áreas de intensa urbanización anulan una buena parte de la capacidad natural de infiltración, sustituida por una red insuficiente de drenaje artificial. El dimensionamiento y la disposición de estos elementos en el territorio son trascendentales para prevenir daños por inundación.

Cambio climático y futuro

En las previsiones que divulgan los geógrafos de la UMA, los efectos del calentamiento global no van a pasar desapercibidos en la provincia. A futuro hablan de un doble patrón; en la zona centro oriental, la dinámica será de una mayor aridez; mientras la occidental tenderá a sumar más precipitaciones, más intensas y, por tanto, más erosivas.

Todo ello conducirá a una reducción de la biomasa y al afloramiento de suelos desnudos, favoreciendo la aparición de procesos de erosión del suelo durante las precipitaciones. A ello se unirá la sucesión de rachas secas sin lluvia y sequías cada vez más frecuentes en zonas interiores, precisamente donde se sitúan los reservorios de agua potable.

“Reforestar, intensificar la cubierta vegetal, mejorar las redes de drenaje, incrementar la capacidad de evacuación de pluviales en zonas urbanas sensibles, evitar las represas que suponen infraestructuras mal planeadas y divulgar los riesgos a la población” son algunas de sus recomendaciones.

Finalmente, ya que se tratan de fenómenos predecibles, abogan por la puesta en marcha de “sistemas que sirvan para alertar a los ciudadanos utilizando las nuevas tecnologías”.

En el trabajo han colaborado los profesores e investigadores de la Universidad de Málaga José Damián Ruiz Sinoga, María Jesús Perles Roselló, José María Senciales González, Federico Benjamín Galacho Jiménez, José Jesús Delgado Peña, Juan Francisco Martínez Murillo y Emilio Ferre Bueno.

Sanidad declara el desabastecimiento oficial de vacunas y prepara asesinatos

Sanidad declara el desabastecimiento oficial de vacunas de tétanos-difteria La Comisión de Salud Pública acuerda las medidas a tomar ante la situación, como la suspensión de las dosis de recuerdo Elena Andradas, directora general de Salud Pública. Sanidad declara el desabastecimiento oficial de vacunas de tétanos-difteria @EduOrtegaRM Viernes, 17 de febrero de 2017, a las 10:40 Después de varias semanas en las que las comunidades autónomas venían alertando del problema de suministro de la vacuna de tétanos y difteria (vacuna Td), el Ministerio de Sanidad ha declarado su desabastecimiento oficial, a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). Así lo ha hecho el departamento tras recibir la correspondiente comunicación de las compañías productoras (Sanofi y GSK), y es la causa de que el pasado día 9 se reuniera a la Comisión de Salud Pública, dependiente del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), que ya ha acordado las medidas a tomar ante la situación. Entre ellas destaca la suspensión temporal de la dosis de recuerdo con Td a adolescentes y a adultos, así como la priorización de la vacunación en profilaxis post-exposición ante heridas tetanígenas. “Desde las autoridades de salud pública se emitirán indicaciones específicas para la primovacunación en adultos, tras valoración del riesgo individual”, indica el acuerdo de la Comisión, al que ha tenido acceso Redacción Médica. Con todo, el Ministerio de Sanidad tiene que ratificar estas recomendaciones en el Consejo Interterritorial y asegura que “la suspensión temporal de la vacunación no supone un riesgo para la población, ya que las personas que lo necesiten por valoración del riesgo individual dispondrán de la vacuna”. Por otro lado, el departamento informa de que “se está trabajando con las compañías farmacéuticas para conseguir un mayor número de dosis de vacuna Td y se ha solicitado información precisa acerca de la producción de esta vacuna en 2017 y sucesivos años. Asimismo se ha contactado con otras compañías para conocer su disponibilidad de vacunas en otros países, y si disponen de ellas, gestionar de manera ágil su comercialización o utilización en España”. Causas Según ha podido saber Redacción Médica, al igual que en el caso de la tos ferina, el problema de suministro de vacunas Td es mundial, no solo español, aunque en esta ocasión no tendría que ver con un problema de producción, sino con que el componente Td se ha priorizado para vacunas hexavalentes y trivalentes con tos ferina. Los laboratorios productores, Sanofi y GSK, están tomando medidas y preparando una estrategia para abordar la situación junto al Ministerio de Sanidad. Así mismo, el Gobierno “está en contacto con las autoridades sanitarias de otros países de la Unión Europea y con la Organización Mundial de la Salud para conocer e intercambiar información relativa a este problema común y plantear posibles soluciones conjuntas”.

https://www.redaccionmedica.com/secciones/sanidad-hoy/sanidad-declara-el-desabastecimiento-oficial-de-vacunas-de-tetanos-difteria-5916

encontrar un aparcamiento sera el proximo reto universal

La odisea de aparcar en el entorno del hospital ourensano

El centro sanitario está rodeado de viviendas y la alternativa al párking de pago es armarse de paciencia hasta encontrar hueco

Fina Ulloa
Ourense 13/12/2015 05:00

Acudir al Complexo Hospitalario Universitario de Ourense como paciente o acompañante para ir a una consulta, a hacer una prueba o a visitar a una persona ingresada puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza si se pretende llegar en coche y evitar el coste de utilizar el aparcamiento de pago. Lo saben bien los vecinos que llegan desde fuera de la ciudad en sus propios vehículos, pero también los residentes de la capital a los que, por diversas razones, no les resulta útil o práctico el transporte público urbano: encontrar aparcamiento cerca del complejo sanitario es casi misión imposible.

En el entorno del hospital no existen zonas habilitadas para aparcamiento libre y, al estar rodeado de viviendas, los vados de entradas de garajes dejan escaso margen para los que llegan.

Madrugar para ocupar alguna de esas plazas disponibles en las calles aledañas tampoco garantiza el éxito. «Desde que están con el nuevo edificio del hospital, las pillan muchos trabajadores porque en algunas zonas que ellos utilizaban por detrás ahora está la obra. Y ellos llegan a las ocho», explica Laura Sanz, una vecina del barrio que confiesa que ella misma tiene problemas para dejar el coche porque no tiene plaza de aparcamiento en su edificio. «Si vienes cargada y quieres dejar bolsas, a veces tienes que arriesgarte a quedar unos minutos en doble fila, vaciar las cosas en el portal y buscarte luego la vida para aparcar», amplía.

Existe un aparcamiento para los trabajadores, habilitado en la zona trasera del edificio Cristal, pero sus 73 plazas resultan escasas para la plantilla. También el anterior aparcamiento de personal era pequeño «pero había leirapárking por detrás que se usaba», aclara un celador.

Hasta a un kilómetro

Así las cosas, a los usuarios del hospital les toca perder bastantes minutos en una búsqueda que en ocasiones les lleva a dejar el vehículo hasta a un kilómetro del recinto. Lograrlo en las calles más próximas, como Ramón Puga Noguerol o Álvaro Cunqueiro es un milagro. Lo mismo ocurre en Cruceiro Quebrado, donde a pesar de la línea amarilla y las señales que limitan el aparcamiento a carga y descarga, es frecuente ver coches particulares. «Se arriesgan a una multa, porque además últimamente la grúa anda mucho por la zona», matizan en una de las cafeterías cercanas. El arcén de la calle que baja hacia Nosa Señora da Saínza está aprovechado al máximo.

Así que no queda otra que probar suerte en calles más alejadas. La de San Mamede no ofrece demasiados espacios y casi siempre están cubiertos hasta su extremo final, en la carretera de A Granxa. Lo mismo ocurre con las paralelas al río, como Serra Martiña. Cualquier lugar entre vados está de lo más cotizado. Hasta las pequeñas transversales como Camiño de Castela o Rúa H, tienen todos los huecos aprovechados.

Daños colaterales

Muchos llegan a las urbanizaciones de viviendas de Barrocás y los vecinos de calles como José Gil, Carlos Velo o Chano Piñeiro se quejan. «Ya no hay donde dejar el coche ni de noche, porque como hay aparcamiento sin ORA los que vienen a pasar la noche con los enfermos lo prefieren dejar aquí, aunque ya les queda una caminata», comenta un residente.

Por cierto que sobre el vial Chano Piñeiro, en el espacio abierto por un desmonte, se ha establecido un pequeño leirapárking espontáneo. Desde aquí hay un kilómetro hasta la puerta principal del CHUO, un paseo demasiado largo para personas mayores o con dificultades de movilidad. «Conozco gente que deja al padre en la entrada, viene hasta aquí, deja el coche y se va corriendo para acompañarlo a la consulta», cuenta María. Confiesa que prefiere pagar el aparcamiento «para evitar andar con esas angustias; y como yo hace mucha gente por eso se aprovechan y lo mantienen tan caro». «A mí que no me digan que la sanidad es gratis. Si tienes que venir con frecuencia se te va la pensión», opina un jubilado que plantea que muchos de su quinta aparcan fuera «porque las plazas son tan justas que para nosotros es difícil salir del coche».

La desesperación provoca que algunos acaben en la parte trasera del Santa María Nai, en zonas no habilitadas para aparcamiento o reservadas a los taxis del rural. O en la subida hacia la parte delantera del mismo hospital y ocupando parte de la acera. Normalmente alguien se queda esperando dentro del coche para apartarlo en caso de que estorbe. Algunos, si prevén que la espera es corta, hacen lo mismo en la trasera de la residencia, frente a la entrada de radioterapia oncológica o farmacia.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/ourense/ourense/2015/12/13/odisea-aparcar-entorno-hospital-ourensanopara-gente-suertepara-esperanpara-espiritu-deportivo-avispados/0003_201512O13C2991.htm

Gorrillas’ en el Hospital Ramón y Cajal: el nuevo Bronx

‘Gorrillas’ en el Hospital Ramón y Cajal: el nuevo Bronx

Un aparcacoches ilegal negocia con un cliente. (Foto: Benito Pajares).Un aparcacoches ilegal negocia con un cliente. (Foto: Benito Pajares).

MARINA SÁNCHEZ GONZÁLEZ
Disminuye letraAumenta letra

15 de mayo de 2008.- Hace cinco años compramos un pisito en el madrileño barrio de Begoña, a menos de cien metros del Hospital Ramón y Cajal. Lo que, en un principio, era un lugar casi idílico, se fue convirtiendo, unos ocho meses después -coincidiendo cronológicamente con el triunfo del PSOE en las elecciones generales de 2004- en un pequeño gueto de inmigrantes pedigüeños que se empezaron a apostar en las inmediaciones del hospital para conseguir “una propina de un euro” de los incautos conductores que pretendían aparcar en la zona.

El gueto fue creciendo poco a poco-por el “efecto llamada”, supongo- y, a día de hoy, puede haber más de treinta personas que “trabajan” en 200 metros, entre las calles de San Modesto y Antoniorrobles -un “gorrilla” para cada dos o tres coches-, de lunes a domingo y desde las ocho de la mañana hasta las nueve de la noche en varios turnos.

Hay “gorrillas” rumanos y, sobre todo, subsaharianos de distintas nacionalidades. Pero todos quieren lo mismo: “un euro” por hacer que ayudan a aparcar a los vecinos, enfermos, pacientes y visitas que acuden a diario al Ramón y Cajal.

Algunos vecinos pensaron, en un principio, que el incipiente problema podría atajarse si en el barrio se pusieran parquímetros. Sin embargo, en el cercano Hospital de La Paz, la ORA no ha disuadido a los “gorrillas”. En esta zona, los conductores ahora tienen que pagar dos impuestos en vez de uno: el legal municipal y el “revolucionario” de los “gorrillas”.

Los “gorrillas” son así llamados porque suelen llevar puesta una gorra de béisbol y portan en la mano un periódico enrollado que mueven hacia arriba y hacia abajo y en círculos (como si fuera una batuta), con el que guían a los conductores, a modo de improvisados directores de orquesta.

Se erigen en guardias urbanos, aunque no respetan las normas más elementales de circulación -caminan por el medio de la calle, cruzan por lugares indebidos y sin mirar, lo que provoca situaciones de riesgo para los conductores-, paran el tráfico, instan a que se aparque en cualquier sitio, retiran vallas y conos, y deciden cómo se tiene que aparcar (en línea o en batería), según haya más o menos demanda de aparcamiento. En pocas palabras: son los amos de la calle.

Aunque haya sitios de sobra y el incauto conductor vea desde lejos el hueco en el que pretende aparcar, un rápido “gorrilla” aparece de entre los arbustos y exige, (sí, exige), “una propina para comer”. Y todos pagamos, algunos por lástima y otros por miedo. A menudo se ven coches rayados, cristales de retrovisores rotos y alguna rueda pinchada. ¿Casualidad? Cualquiera sabe.

Los “gorrillas” exigen “una propina para comer”. No tienen, según ellos, qué llevarse a la boca, pero usan teléfonos móviles con cámara y con música que bailan desaforadamente, fuman Winston y “otras cosas”, hablan a gritos entre ellos a cualquier hora del día, orinan en plena calle, comen sentados encima de los coches y tiran al suelo los vasos de plástico de los cafés que compran en máquina de las Urgencias del Ramón y Cajal.

¿Y la Policía? La Policía pasa por estas calles un par de veces al día. Está unos diez minutos, multa a los vehículos mal aparcados (que son muchos), la grúa se lleva alguno que estorba, los “gorrillas” se hacen un poco los disimulados y, cuando los municipales han terminado la ronda y se han ido, regresan al “trabajo” y todo vuelve a ser como antes.

¿Por qué yo, que vivo aquí y estoy empadronada aquí, tengo que esperar hasta las nueve de la noche para poder aparcar en mi casa si no quiero contribuir con esta extorsión? ¿Por qué estos señores no se dedican a buscar trabajo y nos dejan en paz a los demás?

Si accediera a pagarles tendría que empezar por descontar más de treinta euros al mes, porque el coche lo usamos mi marido y yo a diario. Los fines de semana, a veces, no salimos; pero otras, lo hacemos dos o más veces en un mismo día, y aparcar es tener que pagar al “gorrilla” de turno un euro-ya sea para estar todo el día en esa plaza, o para estar en ella cinco minutos-.

Empiezo a estar un poco harta de esta inmigración incontrolada que nos ha traído a este grupo de maleducados, chillones y extorsionadores que se han hecho los dueños de esta calle. Por favor, ustedes que hablan con los concejales, a ver si es posible solucionar esta situación que empieza a ser insostenible.

Que yo sepa, aún no ha pasado nada: sólo cabreos e insultos a los “gorrillas” por parte de algún conductor, alguna pelea entre dos “gorrillas” por ver quién se queda con el euro. Pero se respira calma “chicha” en el barrio -ya que, en los últimos días, ha llegado una nueva remesa de “gorrillas” toxicómanos- y estoy segura de que, tarde o temprano, esto va a estallar.

Espero que no me pille en medio.