Listas de espera, caos en urgencias… seis historias de la crisis de la sanidad andaluza

Entre 1990 y 2000 fue una de las mejores del mundo. Hoy está en pie de guerra. “Esto es un desastre”, dice un médico de Urgencias. Una radiografía del sistema sanitario en Málaga
Foto: Héctor Muñoz es el segundo médico más veterano del servicio de Urgencias del hospital Carlos de Haya de Málaga. (A.R.)
Héctor Muñoz es el segundo médico más veterano del servicio de Urgencias del hospital Carlos de Haya de Málaga. (A.R.)
Agustín Rivera. Málaga

 Susana Díaz dice que es “la joya de la corona” andaluza. Es verdad que entre 1990 y 2000 fue, probablemente, uno de los mejores sistemas sanitarios del planeta. Lo dicen los profesionales. Se contratabapersonal, se renovaban equipos y se construían infraestructuras, como hospitales comarcales y centros de salud. Atrás quedaron esos tiempos.

Las interminables listas de espera, de la fuga a la privada y caos en urgencias han provocado manifestaciones masivas, sobre todo en Granada y encabezadas por el médico Jesús Candel (Spiriman). Huelva y Málaga también se sumaron el día 27 de noviembre a la protesta granadina.

Spiriman gana la primera gran batalla: la Junta no trasladará el Materno de Granada

Agustín Rivera. Málaga

El doctor da por hecho que el Gobierno andaluz mantendrá los dos hospitales tras reunirse este jueves dos horas y media con el consejero de Salud, Aquilino Alonso

El Confidencial ha recopilado testimonios de profesionales y pacientes que se quejan de la sanidad pública en la provincia malagueña, con casi un millón de habitantes, y que es la última andaluza en número de camas por habitantes; la que cuenta con peor registro en dotación de plantilla en todas las plazas de todas las categorías de la sanidad pública, con una caída del 12,31% en siete años. Y mientras crece la dotación de camas hospitalarias privadas (37,15% del total). Todos estos datos provienen de un reciente informe de Comisiones Obreras.

Francisco Fernández, miembro de la Plataforma por la calidad de la sanidad malagueña

“Están haciendo recortes hasta en la alimentación de los enfermos de oncología”, denuncia Francisco, de 61 años, miembro de la plataforma malagueña por una Sanidad pública. “Los pacientes que están siendo tratados de un cáncer no soportan olores de determinadas comidas. Antes siempre se les pedía opinión, si querían un vaso de leche o un batido. Había tres o cuatro alternativas. Ahora si te gusta, te gusta; si no, te quedas sin desayunar”, lamenta.

http://www.elconfidencial.com/espana/andalucia/2016-12-09/sanidad-publica-andaluza-spiriman_1300881/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 10 4 ?