La inmensa corrupción universitaria española

La inmensa corrupción universitaria española

Pablo Iglesias acaba de humillar y denigrar a un periodista del diario “El Mundo” porque era crítico con Podemos, en un acto público celebrado en la Universidad Complutense, entre risas de los alumnos, casi todos ellos entregados a la retórica totalitaria del líder de Podemos. Parece mentira que Pablo Iglesias no entienda que el papel del periodista es fiscalizar a los grandes poderes y, en especial a los políticos, para servir a los ciudadanos la información completa y veraz a la que tienen derecho. Pero es lógico que no lo entienda porque Iglesias no ha demostrado jamás ser un demócrata.

La imagen es reveladora del ambiente que reina en las universidades españolas, un semillero donde se ignora la democracia y se admira a los totalitarios y depredadores.

Ni una sola universidad española entre las mejores del mundo. España en la cola universitaria de Europa por las mismas razones que ocupamos puestos de cola en política y decencia. La corrupción ha penetrado en los recintos universitarios pudriéndolos tanto o más que a los políticos y a sus partidos. Es realmente vergonzoso porque, sin universidades pujantes y ricas en conocimientos, los países y sus sociedades se apagan y decaen.

Hay más interés en retirar símbolos franquistas que en potenciar la calidad de la Universidad española

Hay más interés en retirar símbolos franquistas que en potenciar la calidad de la Universidad española

La Universidad está todavía más corrompida que la política y la situación de injusticia, podredumbre y abuso en los departamentos y aulas es peor que la existente en los gobiernos, las finanzas, los partidos políticos, la justicia y los sindicatos. Está tan corrompida que algunos expertos proponen el cierre temporal de algunas universidades, sobre todo de las facultades de Sociología y Ciencias Políticas, las mas contaminadas, transformadas en fábricas de marxistas donde se adoctrina a los jóvenes estudiantes en el sectarismo y el odio.

España merece las pésimas calificaciones en educación que obtiene en el conjunto europeo, un suspenso que se sucede año tras año, ante la insolente indiferencia de los partidos políticos.

La beca trucada del profesor Errejón no es un caso aislado. En muchos departamentos se trafica con las becas y con los puestos de profesores y se exigen a cambio favores, incluso de naturaleza sexual. Las bases y condiciones para acceder a becas y puestos se redactan con parcialidad y alevosía, para que les sean adjudicadas a determinadas personas.

La corrupción es medular y capilar, alcanzando a todo el conjunto de la Universidad española, desde rectores a decanos, catedráticos, profesores y alumnos. Algunos cursos de doctorado son una vergüenza y las calificación con laude no responde casi nunca a un alto nivel de conocimientos sino a la amistad y compromiso previo de los tribunales.

No toda la universidad es corrupta, pero los que se libran de las malas prácticas y abusos son pocos y los reductos limpios, serios y responsables parecen islas extrañas. Los pocos decentes merecen condena por su silencio cómplice, por no denunciar ante la sociedad la podredumbre del sistema universitario.

Endogamia, mafias departamentales, tráfico de favores, mal uso del dinero público, cátedras hereditarias, sexo y tramas de intercambios de favores son el caldo de cultivo en el que germinan la pobre calidad de la enseñanza en España, el escaso nivel académico de muchos profesores y el bajo valor de muchos títulos.

La corrupción ideológica ocupa un creciente protagonismo en las universidades, donde determinados departamentos están en poder de marxistas, anarquistas, socialistas o de la derecha. Los partidos no sólo no luchan contra esa degradación, sino que la utilizan como vías para el clientelismo y la influencia.

El resultado de tanta suciedad y bajeza es una universidad devaluada, sin músculo, fosilizada, incapaz de adaptarse a los nuevos conocimientos y métodos de vanguardia, con profesores atados a sus sillones de por vida, donde sólo unos pocos realizan labores admirables, casi heroicas, únicamente porque poseen una vocación férrea y principios éticos afianzados desde la infancia.

Lo que tenía que ser la luz del mundo y un ejemplo de reflexión, crítica y verdad para la sociedad es un estercolero corrupto donde se están formando miles de totalitarios.

En las universidades españolas se está asesinando cada día la democracia y la decencia, más intensamente que en los mismos partidos políticos, otro motivo para llorar por nuestro futuro.

Francisco Rubiales

 http://www.votoenblanco.com/La-inmensa-corrupcion-universitaria-espanola_a5840.html

 

– –
Domingo, 24 de Abril 2016

Por qué mueren las células nerviosas en la universidad

Por qué mueren las células nerviosas

 

Artículo publicado el 12 de enero de 2016 en Instituto Max Planck

Traducción realizada por Dina Ródenas

Los agregados de proteínas en el citoplasma interfieren con importantes rutas de transporte.

En los cerebros de pacientes con enfermedades neurodegenerativas, los investigadores médicos han podido observar depósitos de proteínas, también llamados “agregados”. Durante muchos años, se ha sospechado que estos agregados han contribuido a la muerte de las células nerviosas y han colaborado en el desarrollo de patologías como el Alzheimer, el Parkinson, o la enfermedad de Huntington. Científicos del Max Planck Institute of Biochemistry en Martinsried, liderados por Mark Hipp y Ulrich Hartl, han demostrado que la localización de depósitos de proteínas tienen una fuerte influencia sobre la supervivencia de las células. Mientras que los agregados en el núcleo apenas influyen en la función celular, los depósitos de idéntica naturaleza localizados en el citoplasma interfieren con importantes rutas de transporte en entre el núcleo y el citoplasma. Como resultado, se produce un bloqueo en el transporte de ARN y proteínas desde y hacia el núcleo. A largo plazo, esto puede llevar a la muerte de las células afectadas, y a la progresión de la enfermedad. El resultado de estos estudios se ha publicado en la revista Science.

Motor nerve cell

Célula nerviosa motora Crédito: Carolina Biological Supply Company

Las proteínas consisten en largas cadenas de aminoácidos, que funcionan en las células como pequeñas máquinas. Para ser capaces de completar sus funciones, las proteínas deben conformar una estructura tridimensional predeterminada. En las células sanas, hay una gran variedad de ayudantes de plegamiento y una exhaustiva maquinaria de “control de calidad”. Las proteínas que no han sido plegadas, son o bien reparadas, o bien degradadas con rapidez. Si esto sucede de un modo inadecuado, o simplemente no sucede, las proteínas se agrupan, y forman agregados que dañan la célula.

Los agregados de proteínas están asociados a muchas enfermedades neurodegenerativas, incluidas la ELA, el Alzheimer, el Parkinson y la enfermedad de Huntington. Pero cuál es el mecanismo concreto por el que estos agregados dañan las células aún es una incógnita. En 2013, varios grupos en Martinsried formaron el consorcio ToPAG para abordar esta cuestión, y, en estos momentos, se puede decir que han obtenido una primera respuesta. Los científicos del laboratorio del profesor Hartl, experto de renombre mundial en el plegamiento de proteínas, han demostrado que la localización de los agregados es lo que determina el destino de las células nerviosas.

Junto con Konstanze Winklhofer y Jörg Tatzelt, de la Ruhr-University Bochum, los investigadores expresado unas proteínas propensas a agregación artificial , así como mutaciones de la proteína huntingtina que provocan la enfermedad de Huntington en células de cultivo. Ambos tipos de proteínas se acumulan en grandes depósitos de proteínas. “Ha sido una enorme sorpresa para nosotros el que las proteínas se dirigiesen al citoplasma en lugar de al núcleo diese como resultado un agregado más soluble pero menos tóxico”, explica Mark Hipp, jefe del equipo en el departamento de Ulrich Hartl y director del estudio. Los depósitos de proteinas en el citoplasma bloquean el transporte de ARN y de las proteinas correctamente plegadas entre el núcleo y el citoplasma. Parece ser que las pegajosas superficies de los agregados pueden secuestrar una importante cantidad de proteínas y, de este modo, inactivarlas. “Hemos detectado múltiples componentes de la maquinaria de transporte celular dentro de los agregados. Esto da como resultado la carencia de estos factores en la célula y, como una máquina a la que le faltan piezas, la célula es incapaz de trabajar adecuadamente”, explica Andreas Woerner primer autor del estudio. Una vez que los planos de todas las proteínas, el ARN, está atrapado dentro del núcleo, la síntesis de proteínas no puede avanzar, y la célula se deteriora. No está totalmente claro por qué los agregados localizados en el núcleo celular son menos dañinos, pero los investigadores tienen evidencias de que la proteína nuclear NPM1 desempeña un papel primordial para actuar como barrera ante estos agregados.

“Los resultados de este estudio suponen un gran paso adelante para nosotros, los investigadores, y para los médicos”, resume Mark Hipp. “Solamente si conseguimos entender cómo dañan los agregados a las células, será posible que desarrollemos contramedidas, en el futuro”.

Anuncios

Mocedades, garrapatas y farmacias

Mocedades, garrapatas y farmacias

Mientras que en las cadenas privadas de radio y televisión había especiales de jornada completa el 1 de octubre –negro 1 de octubre–, TVE ofrecía por la mañana un avance de apenas diez minutos y en RNE la programación matinal versaba sobre “Mocedades, garrapatas y farmacias”. Alertaba de ello en un tuit el Consejo de Informativos de la radiotelevisión pública, que no solo ha denunciado esta grave falta de información, sino la tergiversación hecha, cuando se informaba, de lo que estaba ocurriendo, bajo las órdenes de los directivos de la cadena pública. 

En realidad, nada extraño en esta senda de posverdad y ruedas de prensa sin preguntas a la que intentan acostumbrarnos muchos de nuestros políticos y la corte de periodistas que los acompaña. Claro está que la información veraz y completa es muy peligrosa: anima a los ciudadanos a recapacitar y a formarse sus propias ideas. Lo ¿bueno? es que la otra cara de la moneda –la negación de la realidad junto con la manipulación informativa–, termina produciendo hartazgo cuando se prolonga demasiado. Y aquí llevamos demasiado tiempo escuchando el mismo mensaje, ya sea para esquivar responsabilidades en el rescate bancario, la Gürtel y demás casos de corrupción, o los recortes brutales en Sanidad y Educación. O cuando se “informa” sobre energía, otro asunto sobre el cual el Gobierno y sus acompañantes tratan de mantenernos en la ignorancia, cuando no de colarnos tremendos bulos. 

Véase sino el caso del recibo de la luz. El presidente Rajoy aseguraba en el Congreso en febrero pasado que “estamos en precios de 2015”, cuando la factura del mes anterior (enero) fue la más cara de la historia. También mantiene que el sector eléctrico está auditado, y ni mucho menos es así. Aquí lo único que se controla es la liquidación de los costes de los agentes del sistema eléctrico que hace la CNMC periódicamente, pero en absoluto se ha hecho un examen a fondo de los costes de generación de la electricidad en España. 

Otra gran mentira –en la que participan animadamente diferentes empresas y otros partidos políticos– es que el gas natural es un combustible limpio e imprescindible para España. Sin embargo, una cosa es que sea el menos sucio de los combustibles fósiles y otra que sea limpio. En cuanto a la supuesta inevitabilidad de usarlo, la única verdad es que cuanto más gas sigamos importando de Argelia y Catar, más ahondaremos en nuestra dependencia energética y mayor será el agujero económico. Porque cada día nos gastamos 20 millones de euros en traer el gas de esos y otros países, según los datos que ofrece el propio Ministerio de Energía. 

Lo que verdaderamente necesita España no es ni gas ni petróleo (tampoco carbón, aunque sea nacional), sino abaratar el precio de la energía, para así mejorar la economía del conjunto de los ciudadanos, no la de cuatro empresas, y cumplir los objetivos climáticos de la UE. Y eso se logra con más renovables y mayor eficiencia energética. Ahí está el futuro, hasta la Agencia Internacional de la Energía así lo reconoce. 

El futuro de la energía es, precisamente, uno de los temas estrella que se van a tratar en el I Congreso Nacional de Energías Renovables –Renovables 2017– que se celebra este mes en Madrid (23 y 24 de octubre). Lo organiza APPA, la Asociación de Empresas de Energías Renovables, que este año cumple 30 años de existencia –lo que la convierte en la asociación más veterana del sector– y que ha invitado al presidente del Gobierno a presidir la ceremonia de inauguración del congreso. ¿Aprovechará Mariano Rajoy la ocasión para defender aquí aquello de lo que tanto alardea cuando va de negocios por ahí fuera (las renovables marca España)? Ante la duda, quizás, APPA también ha invitado a la inauguración al Comisario Europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, que desde que se fue a Bruselas se ha vuelto un convencido de las renovables. 

 

¿Qué le debe el Gobierno Rajoy al Emirato de Catar?

¿Qué le debe el Gobierno Rajoy al Emirato de Catar?

El último boletín de Cores (la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos, Ministerio de Energía) revela que Catar ha registrado su máximo histórico de venta de gas a España este mes de agosto: 9.055 gigavatios hora (GWh). Nunca antes vendió Catar tanto gas al Reino de España en un solo mes. España ha importado en agosto 31.572 GWh, o sea que casi la tercera parte de ese volumen (9.055 GWh) llegó desde un solo punto de origen: el minúsculo emirato del Golfo Pérsico. Catar ha vendido a España en agosto más gas que Argelia.

¿Qué le debe el Gobierno Rajoy al Emirato de Catar?

Lo contábamos en estos términos hace solo unos días (léase): (1) los valores de radiación solar más elevados de toda Europa, (2) la mayor concentración de turistas de toda la historia y (3) un agosto con temperaturas que han rondado los 45ºC en Córdoba o Sevilla. Hay mucho recurso en España -Sol- y hay una enorme ventana de oportunidad: se llama aire acondicionado. Los picos de consumo que ha registrado Red Eléctrica de España este verano -muchos días entre las 12.00 y las 14.00 horas- podría haberlos atendido el Sol, que a esas horas es tan implacable como generoso, o sea, que podría haberlos atendido la tecnología fotovoltaica (o la termosolar), pero el impuesto al Sol y las barreras administrativas que ha ideado el Gobierno para ralentizar el autoconsumo lo han impedido. ¿Beneficiario principal? El gas de Catar. Porque una cosa está clara: en verano todo el mundo enchufa el aire acondicionado, y si la electricidad no llega del Sol, de alguna parte habrá de llegar. [En la imagen, del diario Abc, el emir de Catar se entrevista con Mariano Rajoy solo unos meses antes, en abril de 2011, de que el entonces candidato del Partido Popular se convirtiese en presidente del Gobierno de España. El Abc contaba ese día que “El emir de Qatar pidió cita para hoy con Rajoy como posible futuro presidente”].

Agosto
Las importaciones de gas natural han alcanzado en el mes de agosto los 31.572 GWh (+20,0% vs. ago-16), según el último boletín Cores. En agosto -continúa el boletín- han aumentado las importaciones en todas las zonas geográficas, a excepción de África (-47,0%). Cores destaca en ese sentido el nuevo mínimo anual de Argelia (-51,9%; 8.493 GWh). Según el boletín del Ministerio de Energía, “presentan fuertes ascensos las importaciones procedentes de Oriente Medio (+905,7%), donde Catar registra su máximo histórico (9.055 GWh). También crecen las importaciones procedentes de América Central y del Sur (+262,6%) y Europa y Euroasia (+113,4%). Crecimiento mucho menor, en todo caso, que el registrado en Oriente Medio: +905,7%.

Catar cuenta con una extensión similar a la de la Región de Murcia y con una población que ronda los 2,2 millones de habitantes. El pequeño emirato ostenta ahora mismo la renta per cápita más alta del mundo, según explica el Instituto de Comercio Exterior de España en «El milagro de Catar», documento en el que el ICEX señala entre otras cosas que ese país es el primer exportador mundial de gas natural.

Todo el año
En el acumulado anual (véase la tarta de la derecha), los principales suministradores de gas natural a España son Argelia (46,1%), Nigeria (14,9%), Qatar (10,7%) y Noruega (10,4%). Las exportaciones experimentan un nuevo descenso interanual (-59,8% vs. ago-16) situándose en 2.131 GWh (España exporta vía gasoducto sobre todo a Portugal).

Artículo relacionado

 

los profesores no quieren jubilarse, pondran leyes que crean ellos mismos, nos controlan

12 mayo 2009

http://golemp.blogspot.com.es/2009/05/curiosidades-cuanto-cobra-un-profesor.html

Curiosidades ¿cuánto cobra un profesor de universidad?

 
Me hacen esta pregunta de vez en cuando, a veces por curiosidad, otras con intenciones más oscuras 🙂
Hoy me he acordado de la cuestión y aquí les pongo las retribuciones estipuladas para el presente año 2009 de un Profesor Titular de Universidad (PTU) a tiempo completo. Ese tipo de plaza tiene un nivel 27 dentro de la escala del funcionariado y para conseguirla es necesario ser doctor (antes, lógicamente, ingeniero o licenciado) y sacar la plaza en un concurso-oposición público.
El salario está formado por el sueldo en sí y por un complejo mundo de complementos fijos o variables, nacionales o autonómicos. La parte fija para el 2009 es la siguiente (entre paréntesis, el código que corresponde con la figura resumen al final del post):

  • sueldo: 1158 €/mes (SBASE)
  • complemento de destino: 835 €/mes (CDES)
  • complemento específico: 480 €/mes (CESP)

Lo cual hace un total mensual bruto de 2473 € y, aunque no es exacto, pueden considerarse 14 mensualidades ya que hay dos pagas extra al año, una de ellas completa.
A esta cantidad pueden sumarse los llamados trienios (por antigüedad como funcionario), quinquenios (por docencia) y sexenios (por investigación). Las cantidades implicadas son:

  • por trienio: 44 €/mes (TRI)
  • por quinquenio: 126 €/mes (QUI)
  • por sexenio: 126 €/mes (SEX)

Los trienios son automáticos y se acumulan, como su propio nombre indica, cada tres años.
Los quinquenios son complementos por docencia y, en la práctica, son automáticos también cada cinco años. La excepción a ese “automatismo” son los sexenios, que se conceden por productividad investigadora y donde no todo el mundo llega a cumplir los requisitos. Sólo es posible pedir uno cada 6 años.
A lo anterior se suman habitualmente dos complementos más, en este caso autonómicos. Apunto las cantidades mensuales aproximadas para el primer tramo, el más común, en Extremadura:

  • por méritos docentes: 70 € como máximo; se concede cada 5 años previa evaluación (CDOC)
  • por méritos en investigación: 70 € como máximo; se concede cada 6 años previa evaluación (CINV)

Sobre el total de ingresos brutos se aplican tres tipos de deducciones; en este caso pongo las cantidades que me han retenido a mí en la última nómina porque dependen de la situación de cada uno:

  • el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas), que se retiene del salario mensual: -666 € (un 20.4%).
  • los derechos pasivos, destinados a las futuras pensiones: -106 € (DPAS)
  • MUFACE (Mutualidad de Funcionarios Civiles del Estado): -46 €

El resultado final, en mi caso, con unos cuantos complementos (dos quinquenios y un sexenio) es de un sueldo neto mensual de 2451 €. La declaración de la Renta me sale a pagar sistemáticamente (entre 200 y 400 €). Obsérvese que de las retribuciones totales, un 35% proviene del sueldo base y el resto, un 65% de complementos. El gráfico resumen lo tienen abajo.

Conceptos en el salario de un PTU en España. El azul oscuro están los conceptos fijos, el azul claro los complementos que pueden tenerse y acumularse, en naranja los descuentos sobre los conceptos anteriores.

El caso del PTU no es el único ya que en la universidad existen varios tipos diferentes de plaza. Dentro del funcionariado hay por el momento cuatro: Profesor Titular de Escuela Universitaria, Catedrático de Escuela Universitaria, el ya mencionado PTU y Catedrático de Universidad (CU). Los dos primeros son a extinguir, es decir, ya no habrá más convocatorias ni nombramientos y el funcionariado en la universidad quedará reducido a PTU y CU. El lío viene con el profesorado contratado ya que la normativa actual permite que cada Comunidad Autónoma diseñe las figuras que quiera con perfiles y salarios potencialmente diferentes. En cualquier caso, el profesorado contratado no llegará a los sueldos del PTU. El “contratado doctor” es el que más se acerca aunque sin derecho a los trienios, quinquenios ni sexenios (corrección: esto varía segun las autonomías y sus convenios colectivos). El más alejado es el “profesor ayudante”, con un salario que ronda el 65% del PTU. Las diferencias entre Comunidades Autónomas pueden ser relativamente grandes (hay por ahí documentos que hablan de varios miles de euros) ya que los complementos autonómicos son distintos y la facilidad para acceder a ellos también. Quedan informados.

La OCDE señala que el salario de los profesores en España se encuentra por encima de la media europea

La OCDE señala que el salario de los profesores en España se encuentra por encima de la media europea

El salario de los profesores en España se encuentra por encima de la media europea y del conjunto de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), según se destaca en el informe Panorama de la Educación 2017, que este organismo internacional ha publicado este martes en medio mundo.

El estudio explica que el sueldo de los docentes “representa el coste más grande en la educación y tiene un impacto directo en el atractivo que ofrece la enseñanza”. También refleja que los docentes españoles empiezan ganando más, pero el incremento salarial es muy reducido, en comparación con otros países, conforme van adquiriendo años de experiencia. Y muestra que, entre 2010 y 2015, el importe de las nóminas descendió alrededor de un 20%, la caída más grande después de la registrada en Grecia.

El trabajo también recoge un conjunto de tablas donde se advierte que los sueldos en España son mayores tanto en la retribución inicial como después de tres lustros de experiencia y -muy ligeramente- al final de la carrera profesional. Los datos, de 2015, dicen que un maestro de Primaria cobra al inicio de su carrera una media de 28.129 euros brutos al año y, tras 15 años de experiencia, gana 32.389 euros brutos.

Por otro lado, siempre según la OCDE, un profesor de Secundaria percibe un sueldo promedio de 31.415 euros brutos anuales cuando comienza, que se convierten en 36.153 euros cuando tiene 15 años de experiencia.

En una nota de prensa, el Ministerio de Educación da por buenos los datos del informe y expresa que “en los inicios de la carrera docente, los profesores españoles de Primaria tienen un salario un 22% superior a la media de la OCDE. La diferencia es aún mayor en Secundaria, con salarios iniciales que superan en torno al 30% las medias internacionales en la primera etapa, mientras que en la segunda etapa superan en torno al 24% al salario medio de la OCDE”.

“Si tomamos como referencia los salarios máximos a los que se pueden aspirar a lo largo de la carrera docente, la diferencia de España con la media de la OCDE se acorta, pero sigue siendo superior en todas las etapas educativas”, añade el Ministerio.

Los sindicatos de profesores ponen en cuarentena estas cifras, como también los datos del informe en los que se dice que los docentes en España trabajan menos horas que la media. Francisco García, responsable de la Federación de Enseñanza de CCOO, explica que trabajan “37,5 horas a la semana, como el resto de los funcionarios”. Ese tiempo se reparte entre las horas lectivas, “que están muy por encima de la OCDE y de la media europea”, y las horas para preparar las clases o corregir trabajos y exámenes.

García lamenta que los profesores no tengan “un escenario de desarrollo profesional como el que hay en otros países” e insta al Ministerio a negociar un estatuto del profesorado que regule todo lo relativo a su profesión, incluidos los salarios y los tiempos de trabajo.

El informe analiza otras cuestiones, como el gasto educativo, que, en todas las variables, es menor en España que en la media de los países industrializados. Con datos de 2014, la OCDE advierte que el gasto anual por estudiante, por ejemplo, en Secundaria, es de 8.528 dólares anuales, frente a los más de 10.000 que se dedican, de media, en la OCDE y en la UE.

El gasto total en instituciones educativas como porcentaje del PIB (4,3%) es también inferior que el que registrado en la OCDE (5,2%) y en la UE (4,9%). Y lo mismo ocurre con el gasto como porcentaje del gasto público total (8,2% frente al 11,3% y al 9,9% respectivamente).

los profesores pueden seguir estudiando y los alumnos a la calle, valero y peña bajaros del burro

Los profesores con más experiencia podrán ejercer hasta los 75 años

Educación prepara una norma para la permanencia de docentes con “méritos excepcionales” – Los sindicatos creen que se abre la puerta a casi todos

 https://elpais.com/diario/2011/09/14/sociedad/1315951203_850215.html

Los profesores universitarios que cumplan una serie de requisitos de méritos docentes y de investigación podrán jubilarse a los 75 años en lugar de a los 70, según el real decreto que prepara el Ministerio de Educación, a cuyo borrador ha tenido acceso este periódico. Los docentes que quieran hacerlo han de sumar nueve reconocimientos entre méritos docentes (quinquenios) y de investigación (sexenios). Los profesores de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) también podrán acogerse a este retraso voluntario del retiro, aunque los criterios para concedérselo son un poco más exigentes: 12 menciones de méritos de investigación.

El Ministerio de Educación dijo ayer que no va a comentar el proyecto en esta fase; se trata del primer borrador. Simplemente explicó que están desarrollando una enmienda introducida por CiU en la Ley de Acompañamiento de Ley de Economía Sostenible aprobada el pasado mes de marzo. El mandato era ponerlo en marcha en seis meses. Sin embargo, queda muy poco plazo para lograr su aprobación, a dos meses de las elecciones. Para empezar, los sindicatos están en contra. Creen que los méritos que se piden no son realmente excepcionales, sino que abren la puerta “a casi todo el que lo desee” a jubilarse a los 75, lo que crearía un tapón generacional en una universidad ya envejecida: la edad media de los catedráticos es de 56 años. Mientras el ministerio calcula que serían unos 180 los que, con esos requisitos, podrían acogerse ahora mismo a la prolongación, los sindicatos calculan unos 1.000. Hay 4.400 docentes de más 65 años, según las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística, de 2009. Además, los sindicatos creen que costará más dinero a la universidad en tiempos de crisis, pues esos docentes senior cobran los sueldos más altos. “En unos momentos de grandes recortes en la financiación […] es difícilmente explicable”, “ya que lo que implícitamente se está proponiendo es una prolongación de la jubilación hasta los 75 años para casi todo el que desee acogerse a ella”, dicen en un comunicado conjunto CC OO y UGT.

No todos lo ven así. El retiro a los 75 “es una opción interesante para algunos que realmente tengan algo que decir (lo que no es muy mayoritario). Cualquier edad puede ser buena para ciertas actividades. Es cierto que se pierden algunas facultades pero la sabiduría se puede incrementar y eso puede ser muy útil”, asegura el experto en universidades y profesor recién jubilado José Ginés Mora.

Hasta ahora, para los profesores de más de 70 que tuvieran suficientes méritos la única opción era convertirse en emérito (la universidad decide si alguien lo merece). Sin embargo, su número no puede sobrepasar el 3% de la plantilla (con la nueva regulación no habría límite). Hay 426 eméritos en toda España. Además, las condiciones de los eméritos ya no son de profesores funcionarios, sino la de contratados en función del trabajo concreto que realicen. Ese trabajo, que suele circunscribirse a seminarios y algunas clases de doctorado, no puede incluir los cargos de responsabilidad, como director de departamento, por ejemplo, o director de proyectos de investigación. Mientras prolongar la actividad por la nueva vía “conllevará asumir las obligaciones que de ordinario conforman las obligaciones como personal docente e investigador cumpliendo las funciones normales de todo docente e investigador”.

El director de la Cátedra Unesco de Política Universitaria de la Politécnica de Madrid, Francisco Michavila, cree que quizá la mitad de los docentes podrían acogerse a esta posibilidad, aunque puede variar mucho según las especialidades. En cualquier caso, no le parece una buena idea -ni económica ni académicamente- a no ser que se flexibilicen las posibilidades de trabajo de estos profesores mayores, pues quizá no tiene sentido que cumplan todas las tareas. El borrador dice que el objetivo es facilitar “la prolongación voluntaria del servicio activo de los funcionarios pertenecientes a los cuerpos docentes universitarios y profesores de investigación del CSIC, una vez alcanzada la edad de jubilación forzosa”. Los profesores universitarios pueden jubilarse voluntariamente a los 65 años y han de hacerlo obligatoriamente a los 70. Así, el docente que lo desee podrá remitir al rector de su universidad la petición para continuar trabajando hasta los 75 años. Antes de ese límite, el profesor podrá dejarlo si así lo desea. En cualquier caso, la situación deberá renovarse cada año.

Para que al profesor le sea concedida la prórroga, este deberá sumar nueve periodos de méritos docentes y de investigación. Los méritos por enseñanza se conceden cada cinco años.

Según fuentes universitarias, hasta hace poco se concedían casi de forma automática, por lo que es de suponer que la inmensa mayoría de los docentes de 70 años tengan el máximo, es decir, seis. Así, les harían falta tres periodos de méritos de investigación para completar los requisitos. Estos se adquieren cada seis años. Su evaluación siempre ha sido más rigurosa, pero también es muy probable que buena parte de los profesores mayores tengan al menos esos tres periodos de investigación. “El 68,2% de los catedráticos de universidad tienen tres o más sexenios”, dice la estadística oficial del Ministerio de Educación del curso 2010-2011.

En los últimos años, antes de la crisis económica, muchas universidades públicas españolas empezaron a preocuparse por el cambio generacional de su profesorado e iniciaron planes de jubilación anticipada. Los responsables tenían mucho cuidado de que no pareciera que rechazaban la experiencia y la sabiduría de los mayores, pero les preocupaba que se estuviera produciendo una especie de tapón generacional.

Por ejemplo, a principios del siglo XXI, el 6,9% de los profesores de las universidades públicas españolas tenían más de 60 años; en 2007, eran el 10,5%; y en 2010 ya alcanzaban el 12,44%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. En el lado contrario de la pirámide de edad, el porcentaje de los menores de 35 años se ha reducido en ese periodo desde el 21% al 15%.

El equilibrio entre la experiencia y la renovación nunca ha sido fácil. Mientras algunos defienden con uñas y dientes que el trabajo intelectual no tiene edad, otros reclaman la necesidad de la frescura que aportan los jóvenes, sobre todo en mitad de un proceso de cambio como el que afronta la Universidad en estos momentos. El año pasado se completó la reforma europea que, entre otras cosas, requiere otra forma de enseñar, con menos clases magistrales, más tutorías y trabajos dirigidos. Un informe del Consejo de Coordinación Universitaria preveía ya en 2006 que el cambio encontraría dificultades, entre otras cosas, en “una edad media alta”, en medio de un ambiente de “inercia y miedo al cambio”.

le quitaran la pension al director de la universidad cuando se jubile

TRANSPARENCIA

Personal de limpieza y ordenanzas, los sueldos más bajos en la Politècnica de València

Los mileuristas de la universidad

El chófer del rector percibe al año un salario de 31.249 euros brutos. El sueldo más bajo en el PDI:24.238 euros de un ayudante doctor

‘Striptease’ contable en la Universitat de València

Actualizado 02/11/201510:34

La Ley de Transparencia de la Comunidad Valenciana, ya en vigor desde el pasado 9 de octubre, ha obligado a las universidades a mostrar sus interioridades. Y una de ellas tiene que ver con los sueldos. Si el rector es la figura que más puede llegar a cobrar por un complemento que roza los 19.950 euros anuales (esta cantidad debe sumarse al sueldo anual), ¿quién o quiénes tienen los peores sueldos en un campus académico?

Según los datos publicados por la Universitat Politècnica de València en su propio portal de transparencia relativos a las retribuciones de su plantilla, puede decirse que también trabajan mileuristas en las universidades, si bien no son mayoría. Más bien todo lo contrario. En el caso del campus valenciano, los sueldos más bajos se encuentran entre el personal de administración y servicios (PAS).

En concreto, el personal de limpieza y los ordenanzas son los que menos cobran, con una retribución bruta anual de 17.275 euros. Les sigue el auxiliar de servicios bibliográficos, que como mínimo puede ingresar 19.215 euros al año, o un modelo que trabaje posando para el alumnado de la Facultad de Bellas Artes. En este último caso, puede llegar a ganar un sueldo de 20.331 euros.

Conductor del rector

En la plantilla del PAS se incluye también la figura del conductor del rector, es decir, el trabajador cuya función consiste en hacer de chófer del máximo dirigente de la universidad para sus desplazamientos en el coche oficial. Lejos de ser un mileurista, el empleado que acompaña a Francisco Mora tiene un salario de 31.249 euros al año.

Aun así, esta cifra queda lejos del mayor salario que puede tener un miembro del PAS, y que sería el director o vicegerente del Centro de Apoyo a la Innovación, la Investigación y la Transferencia de Tecnología (CTT). Su retribución anual asciende, según los datos de la Politècnica, a 54.185 euros brutos. Entre los sueldos más altos del PAS están también los de un letrado (47.518 euros), un técnico de sistemas (43.384 euros), un analista (40.367 euros) o un responsable de biblioteca (38.914 euros).

Por lo que se refiere al personal docente e investigador (PDI), el catedrático es obviamente la categoría laboral con mayor sueldo (y prestigio). Sin más complementos (por antigüedad, méritos investigadores…), el salario mínimo ronda los 40.558 euros.

Un profesor titular de universidad, también funcionario, percibe 32.218 euros, mientras el titular de escuela universitaria alcanza los 28.402 euros al año. Por el contrario, los sueldos del profesorado contratado laboral -sin plaza de funcionario- son considerablemente más bajos:de los 27.773 de un contratado doctor a los 24.238 euros anuales de un ayudante doctor.

El ayudante a tiempo completo percibe 17.907 euros, mientras la retribución de un profesor visitante puede rondar los 23.468 euros (también a tiempo completo). Por el contrario, los docentes asociados, que deben tener una actividad profesional remunerada al margen de la universitaria, cobran como máximo 6.890 horas por seis horas semanales. Si la jornada es de tres horas, la retribución es de 3.445 euros.

EL ‘NO’ DE LOS RECTORES AL 100% DE REPOSICIÓN

El próximo año deparará a las universidades novedades en materia laboral. La primera es la subida de sueldo del 1% decretada por el Gobierno central, y que tanto preocupaba a los rectores por el impacto que puede tener en las cuentas. La segunda, también positiva a priori, no lo es tanto para los dirigentes de los campus. O, al menos, no es la solución definitiva a pesar de que pueda venderse como tal. Hablamos de la tasa de reposición que fijó el Ministerio de Hacienda para impedir que toda plaza vacante por una jubilación pudiese ser cubierta. La buena noticia para 2016 es que el Gobierno eleva la tasa al 100%, lo que significará que no se perderá ninguna plaza: todo jubilado será repuesto. Sin embargo, esto no es suficiente para los rectores, que directamente abogan por la eliminación de la tasa de reposición, según expresaron la semana pasada en un debate de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia. «Todo lo que no sea la desaparición de dicha tasa no es una buena solución y no permite a las universidades el ejercicio de su autonomía universitaria», expresó el rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo. Para Morcillo, cuya opinión comparten el resto de sus homólogos, la sola existencia de la tasa de reposición «no supondrá un estado de equilibrio adecuado». ¿Qué quieren entonces las universidades? El problema es que ese 100% no permite a los campus contratar a todo el profesorado o PAS que quisieran. Por ejemplo, si se jubilan 10 trabajadores, las universidades únicamente pueden cubrir sus 10 plazas con nuevas contrataciones, pero no más. Dicho de otro modo, si no hubiera tasa de reposición, las universidades podrían contratar a más gente de la que se jubila, algo que reivindica también toda la bolsa generada estos años de profesorado acreditado. Y es que desde que está vigente la tasa de reposición, en las universidades no se ha podido promocionar:los profesores se acreditaban ante la Aneca -por ejemplo, para pasar a titular de universidad o a catedrático- pero no podían ascender laboralmente precisamente por la imposibilidad de cubrir vacantes. Es tal el número de acreditados que superan a las jubilaciones anuales

te obligan a realizar graficas y te suspenden si las haces mal, quien suspende a los directores que nos llevan a la ruina

Rajoy se funde el patrimonio de la Seguridad Social en cinco años 

Las cuentas del instituto previsor cierran el ejercicio de 2016 con el patrimonio neto en negativo, situación que para una empresa supondría su liquidación

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en los pasillos del Congreso con la ministra de Empleo, Fátima Bañez. EFE

 
 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en los pasillos del Congreso con la ministra de Empleo, Fátima Bañez. EFE

Cuando llegó al Gobierno en 2011, Mariano Rajoy se encontró con unas cuentas de la Seguridad Social saneadas con un elevado patrimonio. Cinco años después, el instituto de previsión se encuentra en una situación que, si se tratara de una empresa privada, obligaría a su disolución.

El patrimonio neto de la Seguridad Social se situó al cierre del ejercicio de 2016 en números rojos: -176 millones de euros, de acuerdo con las cifras de la liquidación del organismo practicada por la Intervención General que acaba de publicar en su página web. En 2011, estaba en casi 68.500 millones, después de que en el ejercicio precedente tocase su máximo histórico, en los 70.341 millones.
La sangría patrimonial de la Seguridad Social ha sido constante en los últimos ejercicios 

Los expertos consultados apuntan que, no obstante, las mutuas ayudarán a maquillar la situación patrimonial del conjunto del sistema de previsión. Aunque sus cifras del último ejercicio no se han publicado todavía, las fuentes consultadas estiman que estos entes cerrarán con un patrimonio de entorno a los 7.000 millones de euros; con ello, la cuenta general del sistema de la Seguridad Social mostrará una situación patrimonial de unos 6.800 millones.

Hasta el año 2010 el patrimonio de la Seguridad Social iba en aumento. En el último año de la legislatura de Rodríguez Zapatero, el patrimonio sufrió una pequeña caída. Pero desde entonces “las reservas públicas reflejan un desvalijamiento”, según afirman los expertos.

La evolución del patrimonio de la Seguridad Social ha ido evolucionado casi en paralelo a la de su Fondo de Reserva (conocido como la hucha de las pensiones),que el Ejecutivo de Rajoy ha exprimido hasta prácticamente agotarlo. El fondo, que se sitúa actualmente los 11.600 millones de euros, es el principal activo de la Seguridad Social, aunque también se cuentan dentro de esta partida los inmuebles que posee en propiedad y otros bienes amortizables.

La pérdida patrimonial de la Seguridad Social es prácticamente equivalente al dinero que el Gobierno ha sacado de la hucha de las pensiones en los últimos años que lleva el PP en el poder: 67.337 millones. En el último ejercicio auditado, el sistema de previsión social ha perdido 20.000 millones de su patrimonio; mientras que en ese tiempo se han utilizado más de 17.000 millones del Fondo de Reserva.

Los expertos consultados destacan que la situación patrimonial de la Seguridad Social, trasladada al ámbito mercantil, supondría que una empresa no vale nada. “Es lo que técnicamente se conoce como causa de disolución, a no ser que los responsables de la empresa inyecten capital en la sociedad”, apuntan las citadas fuentes. “Tenemos ahora el único sistema de seguridad social del mundo con patrimonio negativo”, subrayan.

El deterioro de las cuentas de la Seguridad Social es fruto, igualmente, según los expertos, del modelo de creación de empleo de baja calidad desarrollado por Mariano Rajoy desde su llegada al Gobierno, con la reforma laboral de febrero de 2012. Aunque ahora la cifra de afiliados se ha recuperado, los nuevos cotizantes aportan menos a las cuentas del sistema que garantiza las pensiones que los que había antes, por la bajada de los salarios o el aumento de los trabajos precarios (por horas, o temporales).

de donde saca el estado el dinero para pagar la universidad

El Estado paga al menos el 80% del coste de la carrera a cada universitario

Cada alumno de Enseñanza Superior le cuesta al Estado unos 9.000 euros al año.

 
 
Alumnos haciendo un examen | Archivo

6,5Casi un notable. Ésta es la nota de la que habla toda España. Este lunes, José Ignacio Wert defendía en TVE la política de becas de su departamento. Desde este año, para mantener la ayuda oficial del Estado, habrá que tener esta nota media. Y muchos creen, sobre todo desde la oposición, que esto generará la expulsión de los alumnos de clase baja de la Universidad.

De esta manera, el ministro de Educación ha vuelto a las portadas con unas declaraciones polémicas en las que se preguntaba si un joven que no es capaz de llegar a ese ya famoso 6,5 “está bien encaminado o debería estar estudiando otra cosa“. Y añadió: “Puede haber 1, 2 o 5 estudiantes que no puedan optar a la beca” pero la pregunta que hay que hacerse es si es “lógico” que, “además de pagarles los estudios”, “les paguemos por estudiar“.

Lo cierto es que el Estado (vamos, los contribuyentes) pagan la mayor parte de los estudios de todos los universitarios, becados y no becados. Las tasas académicas apenas cubren el 20% del coste total de matriculación. El resto se abona con cargo a los presupuestos públicos. Luego, además, hay algunos estudiantes que tienen la suerte de recibir una beca oficial. Estos no pagan ese 20% (o pagan sólo una parte de las tasas). Es de este grupo del que hablaba Wert.

 

Y éstas son las preguntas que debemos hacernos hoy: ¿Es exigible a un alumno cuyos estudios van a estar subvencionados al 100% por el Estado un esfuerzo mayor que al resto? ¿Deben sacar un 6,5 para recibir ese 20% extra? ¿Tiene sentido que todos los universitarios, sin excepción, paguen sólo una pequeña parte del coste de sus estudios?

Los datos

Desde este curso, estudiar en las universidades españolas es algo más caro. La primera gran polémica del Gobierno del PP con el sector llegó el año pasado, cuando decretó la famosa subida de las tasas. No es que ahora los alumnos paguen sus estudios. Ni mucho menos. En realidad, siguen abonando una pequeña parte del coste total.

  • Primera matrícula: pasó de ser aproximadamente el 15% del coste total a situarse entre el 15 y el 25% (como máximo).
  • Segunda matrícula: si un alumno suspende una asignatura, la tasa para volver a matricularse será de entre el 30 y el 40% del coste real.
  • Tercera matrícula: hasta el 65-75% del coste del puesto.
  • Cuarta matrícula: entre el 90 y el 100% del coste real de la matrícula.

Dentro de este esquema, las carreras más caras son las relacionadas con las Ciencias de la Salud, las ingenierías o las que tienen que ver con las últimas tecnologías. Mientras, las más baratas son las Ciencias Sociales y las Humanidades. En el informe La Universidad Española en Cifras, publicado por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), se cogen datos del curso académico 2008/09 (antes de la última subida de las tasas):

  • Coste medio primera matrícula: 11,48 euros por crédito
  • Gasto real: 115 euros por crédito
  • Contando con 60 euros por curso, cada universitario pagaba 689 euros en tasas a cambio de una formación que costaba 6.901 euros.
  • Es decir, apenas el 10% del coste de la primera matrícula lo sufragaba el alumno. El resto era abonado, de una u otra forma, por el contribuyente.

El coste por alumno en 2010, más de 9.000 euros

En cualquier caso, como decimos, estos datos varían mucho entre carreras y universidades. No es lo mismo estudiar Medicina en Madrid que Derecho en Almería. Según datos de la OCDE, el coste por alumno y año en España estaba algo por encima de lo que dicen los rectores, alrededor de los 12.000 dólares en 2010 (algo más de 9.100 euros). Es una cifra superior a la media en los demás países de la OCDE y la UE.

Esto sitúa el valor real de los estudios universitarios entre los 30.000 y los 50.000 euros en función de las carreras, si aprueba en cuatro años. En realidad, la OCDE calculaba en 2007 que el coste total de un alumno en todos sus años en la facultad ascendía en España a unos 64.000 euros.

¿Y cuánto paga de esto? Pues un alumno de Enfermería que aprobase todo pagaba antes entre 4.000 y 5.000 euros (dependiendo de la universidad, no hay precios fijos). Ahora, estará cerca de los 5.500 – 6.000 euros. Mientras, un licenciado en Derecho que también aprobase todo a la primera podía salir de la facultad por menos de 3.000 euros (unos 875 euros por año) y ahora estará cerca de los 4.000 euros.

En cualquier caso, al final, incluso contando a los alumnos con suspensos (que pagan un porcentaje superior de sus tasas), las administraciones públicas sufragan entorno al 80-90% del coste de la matrícula.

De hecho, en el informe del CRUE citado anteriormente puede comprobarse cómo con las “tasas y los precios públicos” sólo se consiguen el 16,31% de los ingresos universitarios y, en realidad, sólo el 8,45% vienen de “derechos de matrícula”. Aunque también es cierto que no todo el gasto universitario va dirigido a los estudios, puesto que también hay que contar las partidas destinadas a investigación (un 10% aproximadamente).

Las becas de Wert

El criterio que hoy se ha puesto encima de la mesa también varía con las carreras. De esta manera, para acceder a una beca, hay que tener un porcentaje de créditos superados y, además, una nota media en las asignaturas aprobadas. El borrador del decreto, tal y como está ahora, establece que quienes quieran una beca y se matriculen por primera vez de estudios oficiales de grado deberán acreditar una nota de acceso a la Universidad de 6,5 puntos. En los siguientes cursos, tendrán que acreditar un porcentaje de créditos aprobados que variará en función de la especialidad y, en cualquier caso, tendrán que mantener ese 6,5 de media en las asignaturas aprobadas (podría bajar al 6 en el caso de las técnicas).

Lo cierto es que según datos de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), tal y como reconoció la semana pasada su presidentaAdelaida de la Calle, para criticar la medida del ministerio, los estudios universitarios ya están subvencionados en un 80% (las becas sólo cubren el 20%). El propio Wert explicó tras su reunión con los rectores que el objetivo de la beca universitaria “no es una cuestión de conseguir” que haya más universitarios sino de tratar que exista “un mayor rendimiento tras el ingente esfuerzo” que realiza la sociedad en esta materia.

En esta cuestión, el ministro toca otro aspecto polémico: si España tiene demasiados universitarios o no. La realidad es que estamos entre los países de Europa con más universitarios, una situación que se arrastra desde hace décadas. Así, en el informe de la OCDE Panorama de la Educación 2010 se puede ver cómo entre todos sus habitantes de entre 25 y 64 años, un 30% son universitarios. Mientras, un 48% se quedaba en primaria o secundaria inferior y sólo un 22% alcanza el título de secundaria superior (bachiller o su equivalente en FP).

Es decir, España tiene muchos licenciados, muy pocos técnicos y cuadros medios y muchísimas personas con una titulación muy baja o, directamente, sin ninguna clase de titulación. Mientras, países como Alemania o Austria tienen un porcentaje de licenciados universitarios muy inferior al nuestro y, a cambio, tienen un enorme ejército de titulados medios.