Ricardo Conde, nuevo promotor disciplinario de los jueces

Magistrado de dilatada experiencia, fue director general de Relaciones con la Administración de Justicia del Gobierno de Rajoy hasta el año pasado. Fue jefe del servicio de formación continua de la carrera judicial

El magistrado Ricardo Conde Díez ha tomado este miércoles posesión como Promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial, figura encargada de la instrucción de los expedientes disciplinarios a los jueces y magistrados.

El acto de toma de posesión ha estado presidido por el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, quien ha destacado a Conde Díez como un “magnífico profesional” y ha defendido su nuevo cargo como una “garantía para los jueces”.

Ricardo Conde fue director general de Relaciones con la Administración de Justicia del Gobierno de Mariano Rajoy entre 2012 y 2016. Tras las últimas elecciones, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, fue renovado en el cargo pero decidió cesar a Conde, quien regresó a la carrera judicial.

Lesmes también ha aprovechado para reseñar la “profesionalidad y laboriosidad” del anterior Promotor de Acción Disciplinaria, el magistrado Antonio Jesús Fonseca-Herrero, quien el pasado mes de mayo dimitió de su cargo, asumido de forma provisional por José Fernández Sierra hasta la toma de posesión de Conde.

El nuevo Promotor de Acción Disciplinaria, elegido por el Pleno del CGPJ el pasado 26 julio, ingresó en la Carrera Judicial en 1990 y tuvo su primer destino en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Almendralejo (Badajoz).

Posteriormente ha ejercido en los Juzgados de Primera Instancia de Barcelona y de Madrid y, desde febrero de este año, en la Audiencia de Cuenca.

Ricardo Conde fue jefe de Sección del Servicio de Formación Continua del CGPJ entre julio de 2010 y enero de 2012, cuando fue nombrado director general de Relaciones con la Administración de Justicia del Ministerio de Justicia, cargo en el que cesó a petición propia el 25 de noviembre de 2016.

Además, ha sido presidente del Consejo Médico Forense (2014-2016), de la Comisión Nacional para el uso forense del ADN (2012-2016) y de la Comisión Técnica Nacional para sucesos con víctimas múltiples (2013-2015).

Asimismo, miembro del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer (2012-2016), del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género (2012-2016) y de la Comisión de Control del plan de pensiones de la Administración General del Estado (2012-2016).

http://www.publico.es/politica/ricardo-conde-nuevo-promotor-disciplinario-jueces.html

los conde tienen a enrique alvarez

El CGPJ abre diligencias a la jueza Mercedes Alaya por sus críticas a jueces y fiscales

La exinstructora de los ERE, en el punto de mira del promotor de la acción disciplinaria del órgano de gobierno.

20 junio, 2018 03:21

María Peral

El promotor de la acción disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial, Ricardo Conde, ha abierto unas diligencias informativas a la magistrada Mercedes Alaya, primera instructora del caso de los ERE y actualmente destinada en la Audiencia Provincial de Sevilla, por distintas declaraciones realizadas en las últimas semanas en las que ha criticado al propio órgano de gobierno de los jueces, al fiscal general del Estado, a magistrados que fueron nombrados en su día para reforzar su Juzgado e incluso a los jueces del Tribunal Supremo, que según ella “se elijen por afinidad política”.

El promotor ha actuado tras recibir una queja por escrito de la Fiscalía General, aludida por Alaya en una intervención que protagonizó el pasado 4 de junio en el Club Siglo XXI. La magistrada se mostró en contra de atribuir a los fiscales la investigación de los delitos y sostuvo que hacerlo sería “un hachazo a la independencia judicial”. En casos de corrupción equivaldría a “tener al lobo metido dentro del gallinero”, afirmó.

https://www.elespanol.com/espana/tribunales/20180619/cgpj-diligencias-mercedes-alaya-criticas-jueces-fiscales/316219691_0.html

enrique alvarez conde sigue vivo, su trayectoria perdura en horizonte 2020

La UC3M obtiene más de tres millones de euros para el proyecto CONEX-Plus

La Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) ha sido la única universidad española que ha conseguido fondos a título individual en la última convocatoria COFUND de las Acciones Marie Sklodowska Curie (MSCA), parte del Programa Marco Europeo Horizonte 2020.

En esta edición, la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) ha obtenido más de 3 millones de euros para cofinanciar CONEX-Plus, un programa para la incorporación de 30 doctoras y doctores durante un periodo de tres años.

La convocatoria COFUND es un mecanismo de cofinanciación del programa Horizonte 2020 que pretende estimular programas regionales, nacionales o internacionales para fomentar la excelencia en la formación, movilidad y desarrollo profesional de la comunidad investigadora.

La UC3M ha recibido con anterioridad fondos COFUND. En 2013 obtuvo una ayuda del 7º Programa Marco Europeo (FP7) para el programa CONEX (Concentrating Excellence in UC3M) que permitió la contratación y desarrollo profesional de 28 investigadores de 14 nacionalidades y con más de 4 años de experiencia postdoctoral.

EL NUEVO PROYECTO DE LA UC3M

El proyecto CONEX-Plus (Concentrating Excellence in UC3M – Postdoc Programme; GA 801538) cuenta con una cofinanciación europea de 3.186.000 euros en esta convocatoria. Se trata de un programa de 5 años de duración cuyo objetivo es atraer y formar profesionalmente a un conjunto de 30 jóvenes investigadoras e investigadores, para que puedan convertirse en líderes en sus respectivas áreas de conocimiento. El programa es uno de los instrumentos de la UC3M para la consecución de los objetivos contemplados en su Plan Estratégico para el periodo 2016-2022.

La selección de i con menos de seis años de experiencia postdoctoral se realizará a través de dos convocatorias públicas internacionales, que se regirán por los principios de excelencia, transparencia, igualdad e imparcialidad. Asimismo, en la selección de los candidatos recibirá especial atención la interdisciplinariedad de las propuestas presentadas.

Los investigadores desarrollarán un proyecto de 3 años de duración, que deberá abordar objetivos y temáticas definidas en la Estrategia de Innovación para una Especialización Inteligente (Research and Innovation Strategy for Smart Specialisation, RIS3) de la Comunidad de Madrid. Las principales áreas tecnológicas de la estrategia son: Energía, Medio Ambiente y Transporte (incluida la Aeronáutica); Nanotecnología, Materiales Avanzados, Tecnologías de la Industriales y del Espacio; Salud, Biotecnología, Agua y Agroalimentación; Tecnologías de la Información y Comunicaciones, además de aquellas investigaciones en Ciencias Sociales y Humanidades que encuentren aplicación en diversos ámbitos de la RIS3.

El programa CONEX-Plus supone un avance significativo respecto del actual programa CONEX. Se fortalecerán los mecanismos de tutorización y seguimiento y se potenciarán las acciones formativas para el desarrollo de habilidades transversales y acciones intersectoriales que impulsen el desarrollo profesional. Para ello se contará con la colaboración de al menos 14 entidades de diferentes sectores, en las que los investigadores deberán realizar estancias formativas. También se prestará especial atención a la difusión del programa y los resultados de las investigaciones a la sociedad.

El oscuro negocio de la formación, cursos de la universidad y el servef

Políticos, sindicatos, funcionarios y empresas manejan más de 2.000 millones de euros anuales en cursos que no reducen el paro

Son más de 2.000 millones anuales. Financian cursos de soldador, peluquero, pintor o jardinero que cuestan más que la Universidad. Un dinero que viene del Fondo Social Europeo (FSE, más de la mitad), pero también de nuestros impuestos y que manejan políticos, funcionarios –estatales y autonómicos–, sindicatos y empresarios. Un negocio que incluye fraudes, despilfarro y amiguismo. Un chollo –para algunos– que ni siquiera sirve para reducir el paro.

El anestesista emprendedor
El dinero de los cursos de formación en Madrid se gastó en “mordidas, putas y cocaína”
Fraude en los cursos de formación: la confesión de los profesores
La lista de Ojeda
Subvenciones en paradero desconocido
Villaviciosa de Odón: el surrealista negocio de los parapléjicos

La noticia pasó casi inadvertida hace dos meses: “La OLAF [Oficina de Lucha Anti-Fraude de la Unión Europea] alerta de dos posibles casos de fraude en cursos de formación en dos empresas familiares de Cataluña”. En realidad, 1,7 millones de euros, según su informe, entregado en diciembre pasado al Ministerio de Empleo. Mucho dinero para dos empresas familiares; poco para los 2.150 millones de euros (sumando el plan Prepara) que España destinó a formación en el empleo en 2012 y que manejan un sinfín de instituciones, sobre todo –y con mucha diferencia– los sindicatos UGT y CC OO y los empresarios de la CEOE, así como sus sociedades vinculadas; pero también comunidades autónomas, ayuntamientos, fundaciones, sindicatos, colegios, empresas, asociaciones…

Todos quieren sacar tajada de ese dineral –parte del cual llega de la UE, 8.000 millones para el sexenio 2007-2013), que contrasta con los apenas 600 millones destinados este año al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y que sirve para financiar cerca de 10.000 cursos anuales de todo tipo –de jardinería a microinformática, de peluquería a pintura–, pero no para reducir ni un punto el paro. “Aquí se subvenciona un curso para limpiar la orilla del río; pero se rechaza uno especializado de mecánico de competición”, se queja Francisco Marín, un empresario de Torrelavega (Cantabria).
http://www.interviu.es/reportajes/articulos/el-oscuro-negocio-de-la-formacion

El Estado ha “despilfarrado” más de 45.000 millones de euros en 20 años

en infraestructuras innecesarias o infrautilizadas

Un grupo de expertos cifra en 81.000 millones de euros la cantidad comprometida “de forma inadecuada” entre 1995 y 2016, de los que 45.920 millones corresponden a la Administración central

Diversos profesores universitarios han publicado el informe ‘Aproximación a la Geografía del despilfarro en España: balance de las últimas dos décadas’
Miguel Giménez
Nueve expertos de diversas universidades españolas -Joan Romero (Universitat de València), Dolores Brandis (Universidad Complutense de Madrid), Carmen Delgado (Universidad de Cantabria), José-León García Rodríguez (Universidad de la Laguna), María Luisa Gómez Romero (Universidad de Málaga), Jorge Olcina (Universidad de Alicante), Onofre Rullán (Universitat de les Illes Balears), José Fernando Vera-Rebollo (Universidad de Alicante) y Joan Vicente Rufí (Universitat de Girona)- han publicado el informe ‘Aproximación a la Geografía del despilfarro en España: balance de las últimas dos décadas’ en el Boletín de la Asociación de Geógrafos Españoles.

Este documento pretende servir como una “primera aproximación” a la dimensión del despilfarro de recursos públicos en infraestructuras desde 1995 hasta la actualidad. “Despilfarro significa estrictamente falta de eficiencia”, definen al asegurar que todo despilfarro público implica ineficiencias y sobrecostes, aunque puntualizan que hay que distinguir entre despilfarro y corrupción: “toda corrupción implica despilfarro pero no todo el despilfarro público es corrupción”.

Así, se han analizado la inversión y los sobrecostes -con cantidades comprometidas superiores a los 10 millones de euros)- en infraestructuras “innecesarias” del Gobierno central (ferrocarriles, autopistas y autovías, puertos y aeropuertos, desaladoras…) y las “infraestructuras, proyectos, eventos e inversiones fallidas, vacías o infrautilizadas” acometidas por las administraciones autonómicas y locales (centros educativos, hospitales, equipamientos culturales o científicos, parques y ciudades temáticas o inversiones para acoger grandes eventos…), incluidas aquellas cofinanciados por la Unión Europeos. Según explican, aunque el despilfarro, como tal, “no se considera delito”, sí que merece atención por su dimensión “(geo)política, económica, social, territorial y medioambiental”.

En las dos últimas décadas calculan que las administraciones públicas han comprometido más de 81.000 millones de euros en infraestructuras innecesarias, abandonadas, infrautilizadas o mal programadas, “una cantidad que puede superar los 97.000 millones en un futuro próximo si se suman las obligaciones ya adquiridas”. Estas cantidades son, a juicio de los expertos, “inferiores a las cantidades realmente malgastadas” porque solo se han seleccionado determinadas áreas; porque no se incluyen todos los “proyectos fallidos e inútiles” con presupuesto inferior a los 10 millones de euros, y porque hay compromisos de gasto público en “actuaciones innecesarias o con sobrecostes elevados, ya acabadas, que suponen en torno a 20.000 millones de euros adicionales en los próximos años”.

El estudio considera que en el periodo 1985-1995 se “dilapidó” el equivalente al 5% del Producto Interior Bruto (PIB) español, mientras que en el periodo del boom económico o “década dorada” (1996-2007) esta cifra se disparó hasta el 20% del PIB. “No es posible determinar con exactitud el montante preciso de esta cantidad que es atribuible directamente a la corrupción”, apuntan. Por lo que respecta a la “ineficiencia y despilfarro”, desde el inicio de la cisis económica hasta ahora, las cifran en un 3% del PIB.

De estos cerca de 81.000 millones comprometidos “de forma inadecuada” en infraestructuras entre 1995 y 2016, más de la mitad (45,920 millones) corresponden a la Administración central, mientras que por comunidades, la Valenciana se sitúa en tercera posición (5.936 millones) por detrás de Catalunya (9.160 millones) y Madrid (7.723 millones). Lejos se encuentran regiones como Aragón (2.978 millones), Andalucía (2.657), Asturias (2.380) o Castilla la Mancha (1.530).
https://www.eldiario.es/cv/Geografia-despilfarro-Espana_0_782172173.html

¿Qué ha hecho con el dinero el PP? de la union europea

La propaganda hizo de su gestión económica la mejor baza del PP. Pero no salen las cuentas. El Banco Central Europeo le inyectó casi 250.000 millones de euros para comprar Deuda Pública. A la vez, se produjo un aumento récord de ese endeudamiento y los recortes al Estado del Bienestar rozan lo escandaloso.

Muchos ciudadanos prefieren ocuparse de banderas, les hiere profundamente en su corazón mucho español que se ayude a los refugiados, el gasto que, según ellos, cuesta tener más ministras, pero no les hables de dinero en serio porque se aburren. O no se lo creen
Rosa María Artal

Rajoy renuncia a su acta de diputado. Es el último episodio del momento que vive el PP. Un partido que, sin cabeza aún, ya ha pedido la dimisión de Pedro Sánchez, presidente desde hace 2 semanas, y estudia una moción de censura. Ha presentado 9 preguntas para la próxima sesión del Congreso y prepara más acciones. El gobierno apenas ha echado a andar. Se encuentra en fase de nombramientos, atender asuntos urgentes presupuestarios como la paga extra de los pensionistas y poner en marcha medidas llamativas –y positivas-. Como la devolución de la Sanidad universal a los residentes en España que tardará unas semanas en ser efectiva.

Con todo el lío de los emigrantes que les van a comer el pan a los mucho españoles, la Catalunya que quiere romper España y la búsqueda enfebrecida de ministros a los que pillar en falta y echar, pasan desapercibidas noticias a tener en cuenta. Por ejemplo, que el BCE cierra el grifo. Ha anunciado que dejará de comprar deuda pública europea en Diciembre. Y de ahí viene una cascada de cuestiones.

Confirmamos la inyección que el Banco Central de la UE ha venido suministrando a las economías de la Eurozona. Los datos facilitados nos dicen que ha invertido a ese fin 2,5 billones de euros desde 2015. De ellos, casi 250.000 millones le han tocado a España. En realidad, falta un buen lote de dinero por contabilizar. Fue en 2012 cuando Dragui anunció que “haría todo lo posible por salvar el euro” y se lanzó a comprar deuda. Casualmente, la ayuda del BCE empezó con la llegada de Rajoy a la presidencia de España. Recordarán que con él se alcanzó el top de la prima de riesgo: 650 puntos en julio de 2012. Y, ahora, cesa ese soporte extra cuando se va o lo echa una moción de censura. Le llamaron “Programa de Expansión Cuantitava”. Fue cualitativa también, en la práctica. A nuestro afortunado dirigente le vinieron de cara los vientos de millones europeos. Pero ¿qué se hizo con ellos o con la Deuda que sufragaban?

Miremos a ese foco de atención: 250.000 millones de euros confesos en 3 años y poco. Y a la vez aumento récord de la Deuda Pública. Rajoy la cogió en 743.530 euros y el 69,5% del PIB. La ha dejado en más de 1.000.000 euros y casi el 100% del PIB. Tan abultado endeudamiento consume una media de 31.000 millones de euros en intereses cada año. Son créditos y hay que pagarlos. Es hora de preguntarnos ¿dónde metió el dinero el gobierno de Rajoy?

Numerosos miembros del PP aludieron como causa a facturas que se encontraron sin pagar en los cajones. Con ese dineral, habremos adquirido ¡quien sabe! si países enteros de esos que arruinan sus colegas ¿saben ustedes de alguno o de otra inversión que justifique semejante desembolso?

Se añaden varios agujeros más como el consumado a la Hucha de las pensiones. El PP la ha dejado temblando al punto de acudir a créditos para cumplir. El gobierno del PSOE, recién llegado, ha tenido que pedir otro para pagar la extra de verano. No ha debido encontrar las arcas llenas de la recuperación. El PP no bajó impuestos, subió algunos inicialmente. Y los recortes al Estado del Bienestar rozan lo escandaloso. ¿Dónde ha metido el dinero el PP?, insisto.

Muchos ciudadanos prefieren ocuparse de banderas, les hiere profundamente en su corazón mucho español que se ayude a los refugiados, el gasto que, según ellos, cuesta tener más ministras, pero no les hables de dinero en serio porque se aburren. O no se lo creen. Los pensionistas sí se han enterado ya. Las mareas se comprenden mejor cuando el agua moja los pies.

Los hogares con pobreza energética (que es una forma de denominar a la pobreza completa) han aumentado con Rajoy un 62%. Han pasado a hundirse en esa limitación más de 700.000 personas. Este dato forma parte de un trabajo muy completo de Emilio de la Peña en Ctxt.es. En él destaca cómo el salario real en euros ha bajado un 5%, han aumentado los trabajadores pobres, ha disminuido la inversión en sanidad o educación. Hemos perdido en consecuencia puestos en el ranking de los sistemas sanitarios públicos más eficientes. Los ricos son cada vez más ricos. También con datos.

Por cierto, cabe preguntarse dónde habrá metido el PP el presunto ahorro de restringir la sanidad pública. O del copago y el medicamentazo que dejó fuera del sistema de salud más de 400 fármacos.

Más de medio millón de niños pasaron a engrosar la pobreza infantil desde que entró Rajoy en el gobierno. En tiempo récord además. En noviembre de 2011 había en España 2.226.000 viviendo bajo el umbral de la pobreza. La misma organización que lo evaluó, Save the Children, ya daba la cifra disparada en 2014: 2.826.549. Periodistas a sueldo, muy buen sueldo, para lavar la cara al PP, de los que vemos chillando en las tertulias, cuestionan estas cifras. A saber qué entenderán por riesgo de exclusión social, repiten, desde sus orondas vidas.

El alza de tasas universitarias, los créditos que entrampan e hipotecan la vida, las becas en rebaja. El éxodo de jóvenes y mayores por falta de trabajo. La vivienda cara, los alquileres en ascenso prohibitivo, los desahucios. De los de tirarse por la ventana cuando llega la policía a echarlos de casa por orden judicial de un banco y de un Fondo Buitre.

¿Qué ha hecho con el dinero el gobierno de Mariano Rajoy? La justicia está certificando los ladrones que albergan en su seno. Esos que “hace mucho tiempo ya que no están”. Sabemos de los rescates. De despilfarros a la brava. En infraestructuras, especialmente. La propaganda hizo de su gestión económica la mejor baza del PP, pero no salen las cuentas.

Y aún así hemos de aguantar a Rafael Hernando, a quien en Twitter me permito calificar de portacoz del PP, dada su virulencia verbal. O a su colega Martínez Maíllo tergiversando el papel del Congreso que es quien otorga las mayorías. A sus voceros.

Queda mucho por hacer en España. Empezando por la educación de esos millones de personas que no saben ni dónde les aprietan los zapatos.
https://www.eldiario.es/zonacritica/hecho-dinero-PP_6_782581762.html

1.260 millones de euros para reforzar el Cuerpo Europeo de Solidaridad #PresupuestoUE

Para el próximo presupuesto de la Unión a largo plazo (2021-2027), la Comisión propone un nuevo programa para el Cuerpo Europeo de Solidaridad después de 2020, con una dotación de 1 260 millones de euros para ampliar las oportunidades que ofrece. El nuevo programa permitirá que, entre 2021 y 2027, un mínimo de 350.000 jóvenes europeos presten su ayuda a las comunidades que lo necesiten a través del voluntariado, las prácticas y las colocaciones profesionales. La propuesta adoptada hoy marca la consolidación del Cuerpo para el próximo período presupuestario. El nuevo programa se basará en los logros conseguidos por el Cuerpo en sus primeros años de existencia y crea un único punto de entrada para los jóvenes que están dispuestos a comprometerse mostrando su solidaridad.

Rajoy deja una Seguridad Social en números rojos y con mayor deuda

 

Además de esquilmar la hucha de las pensiones, el Gobierno del PP ha endeudado al sistema en más de 25.000 millones.

Mariano Rajoy ha legado a Pedro Sánchez una Seguridad Social en delicada situación. No sólo ha dejado tiritando el Fondo de Reserva, popularmente conocido como la hucha de las pensiones. También ha engordado de forma significativa la deuda que la Seguridad Social tenía con el Estado. Su política de empleo, basada en la precariedad y en los bajos salarios, y las bonificaciones a los empresarios han tenido mucho que ver en ello, junto con las elevadas tasas de paro.

Durante el mandato de Rajoy, las cuentas de la Seguridad Social experimentaron un vuelco histórico: en 2012, por primera vez en muchos años, las cotizaciones sociales fueron insuficientes para sufragar las pensiones contributivas. Ese desajuste ha persistido hasta ahora, acumulando una cifra superior a los 66.000 millones de euros al cierre de 2017, que ha causado sucesivos déficit al sistema para satisfacción de quienes llevan tiempo pronosticando su quiebra.

En líneas generales, con lo que cotizan trabajadores y empresarios se puede cubrir el gasto mensual en pensiones, pero no las pagas extras de julio y diciembre, ni las retenciones a cuenta del IRPF que en esos meses es obligado ingresar en Hacienda. De ahí que el Gobierno optara por la fórmula más fácil: recurrir al Fondo de Reserva, creado en 1997 como colchón para el momento concreto en que la jubilación de las generaciones del baby bom pusiera en un aprieto el equilibrio financiero de la Seguridad Social

Con ese objetivo, el Fondo fue recibiendo sucesivas aportaciones, hasta alcanzar los más de 60.000 millones que tenía cuando José Luis Rodríguez Zapatero dejó la Moncloa en diciembre de 2011, tras la contundente victoria electoral obtenida un mes antes por el PP. A partir de entonces, Rajoy fue sangrando la hucha año a año, a la vez que privaba a las pensiones del mecanismo de revalorización automática vinculado al IPC que históricamente habían disfrutado.

De esa forma, el presidente del Gobierno no sólo ponía en peligro las prestaciones futuras, que el Fondo debía preservar, sino que lo hacía además mientras socavaba el poder adquisitivo de los pensionistas actuales, cuyas economías estaban muy mermadas al haberse visto obligados muchos de ellos a ser el sostén de sus familias por culpa de la crisis y de las controvertidas decisiones políticas adoptadas so pretexto de hacerle frente.

Para evitar la devastadora imagen de una hucha vacía, Rajoy optó el año pasado por una vía diferente de financiación e hizo que el Estado concediera a la Seguridad Social un crédito de 10.192 millones de euros para pagar las pensiones. Aun así, hubo que echar mano del Fondo de Reserva, hasta dejarlo en los poco más de 8.000 millones con que está dotado en la actualidad.

Aquel crédito, sin intereses y con un plazo de amortización de diez años a contar desde éste, se suma a otros de la década de los noventa del siglo XX por importe de 17.168,6 millones de euros, todavía sin cancelar. Además, en los Presupuestos Generales de 2018, que se tramitan en el Senado, está previsto un nuevo préstamo de 15.524,6 millones para cubrir el déficit de la Seguridad Social.

En total, por lo tanto, la deuda del sistema público de pensiones ronda los 43.000 millones, a los que hay que restar los 8.000 que quedan en la hucha, lo que arroja un agujero de en torno a 35.000 millones de euros.

He ahí la pesada herencia que Rajoy deja a Pedro Sánchez en esta materia: una Seguridad Social en número rojos, con una deuda neta que asciende al 3,5% del PIB y con una situación muy difícil de levantar con los instrumentos utilizados hasta ahora.

Horizonte 2020: la nueva financiación europea, y la seguridad social en numeros rojos

El denominado Horizonte 2020 (H2020) es un poderosísimo instrumento de competitividad, financiación y crecimiento que acaba de poner en marcha la Unión Europea (UE) con 78.600 millones de euros de presupuesto.

El fin fundamental es conseguir que Europa recupere el liderazgo económico con la implantación de un programa destinado fundamentalmente a alcanzar tres objetivos: combatir la crisis económica, invirtiendo en el crecimiento futuro y en la creación de empleo; responder a las preocupaciones de los ciudadanos sobre su calidad de vida, su seguridad y su medio ambiente, y reforzar la posición europea global en investigación, innovación y tecnología.

El Horizonte 2020 es, en sí mismo, una gran oportunidad de desarrollo de la que muchos hablan y pocos conocen con detalle. El famoso VII Programa Marco ha dejado paso al H2020 (adicionando otros programas coexistentes como el Competitiveness and Innovation Program y el European Institute of Innovation and Technology), el Programa de Investigación e Innovación de la Unión Europea previsto para 2014-2020 que contribuirá directamente a abordar los principales retos sociales enunciados en la Estrategia Europa 2020, y las iniciativas emblemáticas (flagships) Innovation Union y European Research Area. El presupuesto disponible asciende a 78.600 millones de euros. Es un texto complejo que ofrece a empresas y emprendedores múltiples oportunidades para dar un importante salto cualitativo en su desarrollo, premiando generosamente el valor real y la excelencia en I+D+i aportados al mercado.

E La oportunidad. El H2020 debe ser valorado, ante todo, como una extraordinaria oportunidad de financiación para las empresas en un entorno de crisis o poscrisis. Su gran reto es reducir el plazo ahora existente entre la obtención de los resultados de investigación y su aplicación práctica en el mercado. Se trata de no convertir la investigación en un mero proceso teórico, en el que se invierte pero cuyos resultados tardan en encontrar —o no la encuentran nunca— aplicación práctica en el mercado. Para alcanzar este objetivo, H2020 integra por primera vez todas las fases de la I+D+i, desde la generación del conocimiento hasta las actividades más próximas al mercado: investigación básica, desarrollo de tecnologías, investigación aplicada, proyectos de demostración, prototipos, validación y líneas piloto de fabricación.

E Los pilares. El programa se estructura sobre tres pilares principales:

“Ciencia excelente”: con un presupuesto de 24.600 millones de euros, pretende reforzar y ampliar la excelencia de la base científica de la UE, así como consolidar el Espacio Europeo de Investigación para hacer que el sistema resulte más competitivo a escala mundial.

Entre los objetivos del pilar de “ciencia excelente” está el apoyo a las personas y equipos con talento y creatividad para realizar investigación puntera de alta calidad. En España se verían beneficiadas universidades, centros tecnológicos, el CSIC y cualquier organización donde haya investigadores que generen investigación básica.

“Ciencia excelente” financia la investigación colaborativa para abrir nuevos y prometedores campos de investigación, proporcionando a los investigadores una formación basada en la excelencia y con las mejores oportunidades de desarrollo a través de las dotaciones Marie Sklodowska-Curie (MSCA).

“Ciencia excelente” interesa a cualquier empresa española con un proyecto de I+D que quiere que ejecute un investigador de otro país. También contempla dotaciones que favorecen la cooperación entre el mundo académico, los centros de investigación y la industria en distintos países. El objetivo es asegurar que Europa cuenta con infraestructuras de investigación de primera clase (incluyendo e-infraestructuras) accesibles para todos los investigadores dentro y fuera del marco europeo.

“Liderazgo industrial”: con una dotación de 17.938 millones de euros, su prioridad es acelerar el desarrollo de las tecnologías que sustentarán las empresas del mañana, además de ayudar a las pymes innovadoras europeas a convertirse en empresas líderes en el mundo.

Este programa tiene tres objetivos específicos. El primero, Leadership in Enabling and Industrial Technologies (LEIT), está orientado a acelerar el desarrollo de tecnologías específicas para mejorar la competitividad científica e industrial europea.

El énfasis se pone en las áreas de investigación e innovación con una fuerte dimensión industrial y donde el dominio de las nuevas oportunidades tecnológicas permita impulsar la innovación. Europa ha establecido como áreas estratégicas las TIC, nanotecnología, materiales avanzados, fabricación avanzada, biotecnología y espacio, con el fin de acelerar las tecnologías desarrolladas y llevarlas al mercado lo antes posible. Esto supondrá que el tejido empresarial europeo podrá llegar a ser más competitivo frente a países como Estados Unidos o Japón.

La implicación de la industria, y en particular de las pymes españolas —más del 98% de las empresas del país—, es absolutamente crucial para maximizar el impacto esperado de las acciones.

El segundo, Innovation in SMEs, ofrece también un apoyo cercano a la pyme en todo el proceso de innovación a través de un instrumento específico que cuenta con un presupuesto propio. Además, ha previsto fondos para diversas acciones cuyo objetivo es el desarrollo y la prestación de servicios de apoyo orientados a incrementar la capacidad de innovación de las pequeñas y medianas empresas.

Finalmente, continúa el apoyo a la iniciativa EUREKA/Eurostars, que provee fondos para proyectos de colaboración transnacionales de las pymes intensivas en investigación.

“Retos sociales”: cuenta con un presupuesto de 31.748 millones de euros. Esta parte responde directamente a las prioridades políticas y sociales expuestas en la estrategia Europa 2020. Además, se propone estimular la masa crítica de esfuerzos de investigación e innovación necesaria para alcanzar los objetivos políticos de la Unión y los retos de la estrategia Europa 2020.

La atención se centra en seis áreas esenciales para una vida mejor: 1. Salud, cambio demográfico y bienestar económicamente sostenible, oportunidades para generar nuevos puestos de trabajo y crecimiento. 2. Seguridad alimentaria, agricultura sostenible, investigación marina y marítima, y bioeconomía. 3. Energía segura, limpia y eficiente: hacer la transición hacia un sistema energético fiable, sostenible y competitivo. 4. Transporte inteligente, ecológico e integrado, acción por el clima, eficiencia de los recursos y materias primas del planeta. 5. Europa en un mundo cambiante: sociedades inclusivas, innovadoras y reflexiva. Y 6. Sociedades seguras: en un contexto de transformaciones sin precedentes, creciente interdependencia y amenazas globales, fortalecer la cultura europea de la libertad y la justicia.

Todas las acciones deberán tener en cuenta soluciones no solo basadas en la tecnología, sino también en la innovación no tecnológica y en la organizativa. Además contempla la innovación en el sector público, que ahora cubre todo el ciclo de la I+D+i, con especial hincapié en acciones orientadas a la innovación tecnológica y social.

Horizonte 2020 dispone de un presupuesto adicional para financiar otras acciones directas. La Comisión Europea desea movilizar conjuntamente a través de este programa recursos públicos y privados en iniciativas de interés estratégico europeo, gestionadas por estructuras externas a ella.

La política de externalizar la gestión de parte del presupuesto ya se implantó durante el VII Programa Marco. Ahora, Horizonte 2020 incluye diversas líneas industriales —algunas continúan y otras son de nueva creación—, en las que entidades privadas y públicas se agrupan para definir los contenidos de los programas de trabajo (en el caso de las Public Private Partnerships) e incluso gestionar convocatorias propias (como las Joint Technology Initiatives).

Horizonte 2020 financia proyectos (normalmente en colaboración transnacional) en todas las fases del proceso que lleva de la investigación al mercado: actividades de investigación, desarrollo tecnológico, demostración e innovación (incluyendo innovación social y no tecnológica), así como actividades horizontales de apoyo a la investigación y la innovación.

La participación en Horizonte 2020 se puede realizar mediante el acceso a convocatorias abiertas gestionadas por la Comisión Europea o sus agencias ejecutivas.

Los sectores punteros en España forman parte de las líneas estratégicas en H2020 en forma de convocatorias e iniciativas que suponen una oportunidad de crecimiento, mejora de competitividad, acceso a fuentes de financiación privilegiada para actividades de I+D+i y colaboración con entidades de otros países y redes internacionales.

H2020 está muy orientado a las grandes industrias tractoras de I+D, muy activas en nuestro país, sin olvidarse de las pymes que, además de poder participar en proyectos colaborativos encuadrados en los pilares “Retos sociales” y “Liderazgo industrial”, tienen su propio instrumento (donde se proponen temáticas abiertas en estos mismos pilares a los que pueden presentar propuestas solos o en consorcio) ocupando un tercio del presupuesto en cada uno de ellos.